4 recomendaciones

Tesla Motors, Inc. es una compañía estadounidense ubicada en Silicon Valley que diseña, fabrica y vende coches eléctricos, componentes para la propulsión de vehículos eléctricos y sistemas de almacenamiento a baterías.  La compañía se hizo famosa al producir el Tesla Roadster, el primer automóvil de serie deportivo completamente eléctrico.

Resultado de imagen de tesla

Tesla es el claro ejemplo de una burbuja perfecta, una empresa de moda que todo el mundo quiere tener, una empresa que solo hace perder dinero y sobre la que se han formado unas expectativas desmesuradas sobre las capacidades de la compañía para transformar en mundo de la automoción.

 

Tesla no opera en un sector de tecnología disruptiva, como la industria de software y hardware, donde se puede producir un crecimiento exponencial con un nivel de inversiones muy bajas, opera en el sector de automóvil, un sector muy intensivo en capital y muy competitivo.

 

Un sector donde ni siquiera marcas tan prestigiosas como Mercedes Benz, o incluso BMW han conseguido obtener unos rendimientos superiores al coste del capital. Es un sector que para crecer hay que invertir, y mucho, y perdiendo dinero ejercicio a ejercicio como hace Tesla no parece ser el mejor camino.

 

Crear una marca de lujo en el sector de la automoción es algo muy complicado y costoso. El propio jefe de Volskwagen admitió en una ocasión que “si hubiéramos sabido lo que nos íbamos a acabar gastando creando Audi, no lo habríamos hecho”.

 

Ante la imposibilidad de Tesla para generar caja, más bien la destruye, la única vía que tiene para seguir invirtiendo es recurrir a la financiación externa, endeudándose lo que eleva el riesgo y los costes financieros acompañado de una pérdida de autonomía, e inevitablemente recurriendo a ampliaciones de capital que diluyen la participación de los accionistas actuales.

 

Si Tesla fuera capaz de crear algo verdaderamente innovador, otros fabricantes como BMW pronto lo copiarían o mejorarían, de modo que es muy improbable obtener unos rendimientos superiores al coste de capital en un entorno tan competitivo y en el cual el mercado es suficientemente amplio para permitir que todos los fabricantes puedan alcanzar economías de escala. Y el único crecimiento que genera valor es aquel en el que se puede obtener unos rendimientos superiores al coste del capital.

 

Tesla está cotizando a unos niveles desorbitados. Tesla con unas ventas de 6.0000 millones y unas pérdidas de más de 700 millones capitaliza 37.000 millones de dólares, y Hyundai con unas ventas de 75.000 millones y un beneficio de más de 5.000 millones capitaliza 32.000 millones de dólares. Lo peor, es que al precio actual ya estamos pagando por todo lo bueno que le puede pasar a la compañía y más, por lo que como inversores lo mejor es mantenernos alejados de este valor o incluso si tenemos un buen estomago ponernos cortos,  la destrucción de valor que sufrirán las acciones de Tesla es inexorable.

 

Si de verdad creemos que Tesla y el coche eléctrico supondrán la gran revolución del automóvil, compremos acciones de Panasonic que es el fabricante de las baterías eléctricas para los coches de Tesla y cotiza a unos niveles mucho más razonables.

  1. #42
    Wabaloo

    Desde luego te mojas, y eso merece elogio, pero yo coincido con la mayoría de los que han intervenido (que ademas ya son algo veteranos), ponerse corto en Tesla es una temeridad, recomendarlo a otros y no hacerlo uno mismo una falta de ética...

    Tesla ademas de Space X y otras pertenecen a uno de los amos, y estas empresas llevan su camino...

    Es una de las empresas que dominarán la segunda mitad de este siglo... y no creo que para bien.

  2. #41
    Gonzalo Glez

    Qué instrumento utilizaríais para poneros cortos en esta esta compañía a medio plazo? Degiro parece que no deja vender acciones en corto más allá de un día. Comprar warrants puts?

4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...