4 recomendaciones

Fibonacci

Leonardo Bigollo (Leonardo Pisano o de Pisa) fue un matemático que vivió en Italia entre los siglos 12 y 13 (1170-1240) y que se atrevió a despreciar el sistema de números romanos que imperaba en su época. Ha pasado a la historia con el que fuera su apodo: Fibonacci, un derivado de la suma de los vocablos fillius + bonnacci que en latín e italiano significan algo así como “hijo del bien intencionado”. Al parecer, el padre de Fibonacci (Guglielmo) era buena gente, además de dedicarse al comercio viajando por el norte de África. Fue allí donde su hijo Leonardo descubrió la magia de los números árabes.

Los retrocesos de Fibonacci no son un indicador puramente bursátil, pero basa su teoría en que el mercado se mueve de forma rítmica y que en este ritmo está presente la secuencia de Fibonacci. Los retrocesos de Fibonacci son una herramienta de análisis gráfico que establece zonas de soporte y resistencia dividiendo la altura de un movimiento del mercado en niveles derivados de las proporciones de Fibonacci.

 

Retroceso de Fibonacci


Los retrocesos de Fibonacci más populares son el 61,8% y 38,2%. Ten en cuenta que 38,2% a menudo se redondea a 38% y 61,8 se redondea a 62%. Después de un avance, los analistas gráficos aplican las proporciones de Fibonacci para definir los niveles de retroceso y predecir la magnitud de la corrección. Los retrocesos de Fibonacci también se aplican después de una caída para predecir la longitud de un posible rebote.

 

Los niveles de Fibonacci


Los niveles de Fibonacci no deben utilizarse como entrada de nuestro sistema de trading, sino que se deben combinar con otros indicadores y patrones de precios para crear una estrategia global.

La secuencia se extiende hasta el infinito y contiene muchas propiedades matemáticas únicas.

Después de 0 y 1, cada número es la suma de los dos números anteriores (1 +2 = 3; 2 +3 = 5; 5 +8 = 13; 8 +13 = 21; etc.).

Un número dividido por el número anterior se aproxima a 1,618 (21/13 = 1,6153; 34/21 = 1,6190; 55/34 = 1,6176; 89/55 = 1,6181). La aproximación se acerca a 1.6180 ya que los números aumentan.

Un número dividido por el número posterior se aproxima a 0,6180 (13/21 = 0,6190; 21/34 = 0,6176; 34/55 = 0,6181; 55/89 = 0,6179; etc.). La aproximación se acerca a 0,6180 ya que los números aumentan. Esta es la base para el retroceso del 61,8%.

Un número dividido por el número dos lugares posterior se aproxima a 0,3820 (13/34 = 0,382; 21/55 = 0,3818; 34/89 = 0,3820; 55/144 = 0,3819; etc.). La aproximación se acerca a 0,3820 ya que los números aumentan. Esta es la base para el retroceso del 38,2%. También ten en cuenta que 1 menos 0,618 = 0,382

Un número dividido por el número situado en tres lugares posterior se aproxima a 0,2360 (13/55 = 0,2363; 21/89 = 0,2359; 34/144 = 0,2361; 55/233 = 0,2361; etc.). La aproximación se acerca a 0,2360 ya que los números aumentan. Esta es la base para el retroceso del 23,6%.

Entre un número cualquiera y el siguiente siempre hay una correlación de 0.618. Entre ese número y el anterior también sale 1.618. Si dividimos 1 entre 0.618 arroja un resultado de 1.618. El 1,618 es conocido como el número áureo y también es llamado Phi. El inverso de 1,618 es 0,618.
 

 

Fibonacci

 

¿Cómo se construyen?

Los retrocesos de Fibonacci son la herramienta más usada del grupo de herramientas de análisis basadas en la secuencia de Fibonacci. Para dibujar los retrocesos de Fibonacci primero identificamos los puntos extremos de un movimiento fuerte del mercado y dibujamos una línea vertical cuya altura será igual a la altura entre esos dos puntos.

Fibonacci: ¿Cómo se contruyen?

La línea vertical será dividida por nueve líneas horizontales que cruzan la línea de tendencia en los niveles de Fibonacci: 0,0%, 23,6%, 38,2%, 50%, 61,8%, 100%, 161,8%, 261,8% y 423,6%. Tras una significativa subida o caída, los precios a menudo vuelven a sus anteriores niveles corrigiendo de esta manera una parte importante (a veces totalmente) de su movimiento inicial. Durante este movimiento de regreso, los precios a menudo encuentran el soporte o resistencia en los niveles de las líneas de Fibonacci, o cerca de ellas.  


En otras palabras, toma como punto inicial el máximo de la oscilación si estás ante un movimiento bajista y el punto mínimo si estás ante un movimiento alcista. Lo complicado es tomar el punto máximo y mínimo de forma adecuada. En este sentido habrá diferencias entre un trader y otro. Si estás viendo un gráfico parece evidente cual es el mínimo y el máximo, el problema es que cada uno mira los gráficos de forma diferente (diferentes timeframes, diferente zoom, etc
 

  1. #1
    carolino

    Muy claro. Gracias.

4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...