8 recomendaciones

Nada más contrario al título de este blog (when in trouble, double) que el plantearse y ser consecuente (nada fácil) las siguientes cuestiones antes de operar. Y más ahora que nunca, en que después de la sorpresiva situación en Italia y el desastre de gestión en Chipre (además en fin de semana, sin reacción) nos habrán dejado las posiciones temblando y cuestionándonos si cerrar en stop (algunos en profit claro), aguantar o ¿doblarnos? Uff complicado ¿no?

 
Unas preguntas que se hacen y yo divulgo desde aquí D.A. Chen y M. Sebastian en el libro The Option Trader’s Hedge Fund.
 
Quién no ha tenido la tentación de operar nada más tener una cuenta operativa en un banco, bróker o donde hayamos depositado los fondos. Es muy excitante poner en práctica nuestras ideas y lo solemos hacer con una gran rapidez y muchas veces pasando por alto muchas cuestiones que deberíamos tener en cuenta.
 

1. Antes de tomar la posición

  • ¿Cuál es el ratio riesgo/beneficio de la operación?
  • ¿Cuál es la probabilidad de éxito de esa posición?
  • ¿Cuál es la máxima pérdida que permitiríamos en la operación?
  • ¿Cuál es el objetivo de beneficio de la misma?
  • ¿Estamos manteniendo la diversificación correcta con esta nueva operación?
Son preguntas que muchas veces pasamos por alto confiando en ese sentimiento en el que tenemos interiorizado el comportamiento del mercado o del activo en el que operamos. La mayoría de las veces estas preguntas comienzan a surgir cuando el mercado no va a favor o lo que es peor cuando va radicalmente en contra.
 

2. Durante la vida de la operación

  • ¿Se ha alcanzado el máximo nivel de pérdida? 
  • ¿Se ha alcanzado el objetivo de beneficio?
  • ¿Merece la pena mantener la posición abierta viendo el beneficio potencial marginal?
Cuantas veces por esperar a ganar ese 5% marginal de nuestro objetivo inicial hemos tenido que ejecutar el stop loss, por querer arañar unos pips más terminamos ejecutando el stop porque la posición ha ido en sentido contrario más de una figura teniendo que cerrar con pérdidas.
 

3. Después de la operación

  • ¿Hemos seguido las preguntas anteriores?
  • Sí no las hemos seguido, ¿por qué no?
Siempre merece la pena mirar hacia atrás y hacer unos números para situar la operación dentro de su aportación al beneficio/pérdida de la cartera
 
Son muchas más las cuestiones que tenemos que tener en cuenta y sus respuestas pueden ser más o menos flexibles en función de también otras muchos aspectos como pueden ser nuestros objetivos, o en función de los activos o mercados en los que operemos, también por su liquidez, volatilidad, horizonte temporal, ratio riesgo/beneficio,…
 
Estas cuestiones nos darán un perfil de gestión más conservador o uno más agresivo.
 
Aspectos como el tamaño de la operación, volatilidad del subyacente, liquidez, diversificación son también cruciales a la hora de construir una cartera. No es lo mismo operar en el bund que tiene un nominal de 100.000€ que en un mini Ibex, que es el valor del índice, al igual que tampoco es lo mismo entrar en un activo que tiene un 5% de volatilidad que en otro con un 20%, ni tampoco es igual poder operar en un mercado 24 horas que en otro que está operativo sólo unas horas al día, y así otras muchas cuestiones.
 
¿Sencillo o complicado? Dar respuesta a esta lista y que sea consistente puede que sea sencillo pero quizás entonces lo complicado será alcanzar una rentabilidad alta. Si por ejemplo, tenemos una cartera muy diversificada y con baja correlación entre sus activos ¿podremos conseguir subirnos y exprimir una tendencia alcista o bajista? Si tenemos un sesgo de alta convicción y lo ponemos en práctica estaremos seguramente incumpliendo alguna de las preguntas anteriores como la de la concentración en algún subyacente o sector, entonces tendremos que ser más estrictos en alguna otra cuestión como por ejemplo dar menor margen al stop. 
 
Pero algo que si evitaremos es ese desgaste emocional al ver como se mueve el mercado y nosotros detrás reconfortándonos cuando sube un 1% si estamos largos y justificándonos, sufriendo y leyendo las noticias con ese sólo interpretar las noticias a favor de nuestra posición (wishful thinking) cuando perdemos más de ese 1% y estamos inmersos en una pérdida. Para ejemplo el cuadro siguiente,
desgaste emocional
  1. #3
    selena ruiz

    Creo que es importantísimo como bien dices, planificarse el nivel máximo de pérdidas dispuesto a alcanzar, así como a los objetivos que quieres llegar en todas las operaciones, ya que estas dos preguntas son clave para el éxito que pueda tener la inversión.

  2. #2
    Javi Saez

    Cómo dice Carles, plantearse las preguntas es obligatorio antes de realizar cualquier inversión pero es necesario también contestarlas y marcar objetivos (tanto de beneficios como de pérdidas) claros, concretos y reales.

    Creo que nos ayudaría a todos los rankianos que en el próximo artículo nos plantees las respuestas que podrían darse por válidas y sensatas a estas preguntas! Gracias

  3. #1
    Carles Boscà Ramón

    Las preguntas que planteas son sencillas, creo que responderlas pueden ayudar a realizar una planificación financiera. Con este sencillo cuestionario puede ayudarte a optimizar mejor la inversión y a solucionar problemas o preverlos. Si un inversor planifica las pérdidas máximas que está dispuesto a soportar antes de invertir, te puede ayudar a evitar situaciones catastróficas.

8 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...