Primeras señales de alerta

Primeras señales de alerta

Situación global

Las conclusiones tras la reunión de la FED, no ha sentado muy bien a los mercados como manifestaron las sesiones del jueves y del viernes. La economía está en pleno crecimiento, al igual que las bolsas, no se van a subir los tipos de interés durante años y se seguirán comprando activos mientras sea necesario. En este sentido, la inflación es transitoria. Pero los mercados no se han terminado de creer ese discurso y lo han puesto en cuestión, con un aplanamiento final de la curva de tipos. En ese sentido, se empieza a dar por terminado el famoso “reflaction trade” y así parece entenderse por los operadores.

Muchos analistas comentaban que no estamos ante el inicio del “tappering” inmediato, pero sí ante el temido cambio de discurso que pronto dará el pistoletazo de salida al cambio de las condiciones del juego. TD Securities espera un anuncio de esas características en diciembre y el inicio de alzas de tipos en 2022.

Atentos al cambio de escenario que puede estar cerca. Se trata de ajustar perfiles de inversión, reducir aquellas posiciones que más se beneficiaban de esos estímulos y re-balancear carteras. El estar ante el inicio de la temporada estival, con menor liquidez, puede generar mayor volatilidad.

S&P

No se había visto un giro bajista tan fuerte desde principios de mayo. Y esta envolvente se produce a nivel semanal dejando las dudas de estar ante un techo de mercado. Vamos a vigilar la zona de los 4120-4130 como primer nivel clave. Si se pierden, a los 4080 y esa sí es una zona importante. Perderla sería entrar en una zona bajista con objetivo en los 3800 puntos. Por arriba, la zona de los 4250 marcan la resistencia.

Importante giro al alza de la volatilidad, superando la zona de los 20 puntos. Pese a no ser todavía preocupante, si lo hace dentro del cambio de sesgo de pensamiento colectivo. El sentimiento de mercado, aún en zona de miedo, se torna más negativo poniendo de manifiesto ese cambio de dudas sobre un mercado alcista.

IBEX-35

Mal fin de semana bursátil para el Ibex-35. Incapaz de romper la zona d los 9250 el movimiento del viernes pone en peligro el primer soporte de los 9000 puntos. Perderlo implica ir a buscar los 8700 y alejar las esperanzas de atacar la zona previa a la pandemia. Caída de momentum, sector bancario que sufre las correciones fuertes y el sector servicios que que plantea las dudas de si lo mejor, esta ya en el precio. No es mal momento para ir haciendo caja, reducir exposición y buscar equilibrio vía re-balanceo de posiciones.

Bitcoin

Nada nuevo en el horizonte… Seguimos en el rango 30.000 – 44.000 USD.

El análisis de flujos vuelve a mostrar lo que está sucediendo en el caso de bitcoin. Utilizando datos de la Blockchain, podemos ver cómo el patrón observado semanas atrás, se repite. Inversores de corto plazo venden y los de más largo plazo aumentan sus posiciones. Este gráfico muestra la suma de 30 días de movimientos de los tokens.

Y si hacemos un análisis comparativo entre esos inversores, vemos que los HODLers no están vendiendo.

Desde un punto de vista técnico, la zona 30.000-42.000 sigue delimitando el movimiento en el corto plazo. Del análisis de flujos, sentimiento inversor aún negativo y el bajo volumen (por debajo de los 8000 millones diarios de USD) podría concluirse que no hay fuerza suficiente para romper ninguno de esos niveles en el muy corto plazo. Las manos débiles han soltado todo lo que tenían, el apalancamiento ha bajado considerablemente y pese a que la volatilidad está aún en zonas altas, no parece existir un peligro inminente. Atentos a ese canal.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!