¿Está por finalizar el movimiento alcista en índices americanos?

¿Está por finalizar el movimiento alcista en índices americanos?

En los últimos años la FED y sus políticas han estado a merced del mercado, sus acciones expansivas pueden datarse desde la gran crisis del 2008 hasta hoy, periodo en el cual su postura ha sido muy acomodaticia y por breves periodos de tiempo restrictiva. Recordemos que en octubre de 2018 el Banco Central americano intentaró implementar políticas más duras y el mercado entró en modo sell off hasta diciembre de ese mismo año, recordado por un repentino cambio de tono de la FED nuevamente a un tono laxo o como dicen los americanos dovish. Recordamos también como en el último trimestre de 2019, en plena guerra comercial, la FED inició sus operaciones Overnight Repo “temporales” y finalmente en periodo de pandemia anunciaron un Unlimited Quantitative Easing generando así un de  rally que podría considerase como uno de los más verticales y desmedidos de las últimas décadas, sin embargo no se puede tapar el sol con un dedo, y como sol nos referimos a una caída histórica en el GDP, niveles record de desempleo y las utilidades de las compañías en deterioro.
 
Para empezar a ilustrar nuestro punto técnico empezaremos por identificar la estructura de mercado. El índice Standard & Poors 500 ($SPX), conocido por ser el altímetro de mercado por excelencia, está formando un patrón de megáfono, también célebre por ser uno de los patrones más difíciles de operar, sin embargo, es claro que la línea de tendencia superior que tuvo inicio en enero de 2017 puede ser un importante obstáculo para el precio del mercado ya que ha estado vigente por más de tres años. Adicionalmente esta línea de tendencia ha provocado rechazos del precio en enero de 2017, febrero de 2019 y quedará por verse si en septiembre de 2020 esta resistencia podrá ser quebrada o actuará como pivote provocando una corrección.
 
Por otro lado, podemos resaltar, desde el punto de vista estructural,  que en la acción de el precio se identifican sistemáticamente formaciones tipo cuña ascendente o rising wedge, éstas son típicamente bajistas y en efecto, todas las que hemos resaltado en nuestro análisis han quebrado a la baja excepto la última que aún se encuentra en formación.   
 
Entonces podemos observar que en este momento el precio se está comprimiendo dentro de un patrón nuevamente cuña ascendente cuyo inicio se puede ubicar en junio de 2020 es decir que ya tendría casi tres meses información adicionalmente debemos anotar que esta cuña es de las más agudas ya que tiene un ángulo de ascensión bastante vertical en el periodo analizado. Como conclusión de este primer segmento podemos resaltar que el mercado está en una zona de resistencia muy importante se encuentra extendido está en un periodo de compresión y el patrón que está formando es estructuralmente bajista.
 
Para contextualizar, vamos a complementar nuestro análisis estructural con el indicador McClellan, también conocido como NYMO/NAMO, que es empleado usado para identificar los extremos del mercado.
 
Resumiendo, podemos decir que dentro del patrón expansivo de megáfono hemos identificado cinco cuñas ascendentes, cuatro de ellas efectivamente ocasionaron correcciones y la quinta se encuentra en formación. Las primeras cuatro cuñas quebradas se formaron mientras el indicador McClellan arrojaba lecturas divergentes, es decir que mientras el precio de $SPX generaba altos más altos, el indicador McClellan generaba altos más bajos.
 
Es realmente preocupante ver como la última cuña que aún se encuentra en formación y compresión no es solamente la más vertical de las cuñas que hemos identificado, sino que se está gestando bajo la divergencia bajista más pronunciada de los últimos 3 años del indicador McClellan. Peor aún, los nuevos altos del $SPX no solamente se han formado en divergencia, sino que lo han hecho con lecturas negativas del oscilador antes mencionado, es decir lecturas por debajo de 0 o dicho de otra forma por debajo de la línea eje del oscilador.
 
Para finalizar queremos resaltar que la desconexión técnica existente entre el precio de cierre diario y su media móvil simple de 200 periodos es de más del 14%, definitivamente la lectura más amplia en los últimos tres años y seguramente una de las más altas de la historia.
 
La FED y los bancos centrales alrededor del mundo están entrado en un territorio desconocido, sin precedentes en la historia de la humanidad, liquidez excesiva y niveles de producción con caídas históricas les han hecho perder de vista que su misión principal está enfocada en el control de la inflación y la preservación del empleo de sus respectivas naciones y no en mantener los mercados financieros artificialmente altos.
 
Nadie puede saber cuando se producirá una corrección o tan siquiera si esta tendrá lugar pero factores como la verticalidad y velocidad de la tendencia actual iniciada en marzo de 2020, los niveles de resistencia que datan del año 2017, las lecturas divergentes, los fundamentales macroeconómicos en franco deterioro presuponen un nivel de riesgo de corrección muy significativo actualmente, por lo tanto es de suma importancia en estos momentos recordar las máximas de los mercados financieros, vigilar el tamaño de posición, proteger las utilidades y gestionar los stop loss.  

Escrito por Sebastián Hernández
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!