Por primera vez desde finales de diciembre, finalmente tuvimos una semana en la que el dólar de los EE. UU. no cerró a niveles más bajos. El índice del dólar terminó la última semana de enero marginalmente más alto después de perder hasta un 6% de su valor en un período de 7 semanas. Todas las monedas principales se vieron afectadas por la toma de ganancias con el dólar australiano y el yen japonés experimentando las pérdidas más abruptas. El euro, la libra esterlina y el dólar de Nueva Zelanda se mantuvieron altos pero sus marchas se detuvieron a medida que el dólar se recuperó.

Inscríbase aquí a cuatro días intensivos de trading 

El evento más importante de esta semana será el Informe Trimestral de Inflación del Banco de Inglaterra, pero las decisiones del Banco de la Reserva de Australia y Nueva Zelanda también podrían tener un impacto significativo en los dólares de Australia y Nueva Zelanda.

Todavía es demasiado pronto para declarar que el dólar se fortalece. Para algunos pares que empezaron a moverse más tarde como GBP/USD, USD/CAD y NZD/USD, podríamos ver una reversión más significativa al comienzo de la nueva semana y podrían haber ganancias más lentas en USD/JPY, EUR/USD y AUD/USD. Un FOMC hawkish, sólidas nóminas no agrícolas y un fuerte aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años impulsaron la recuperación del dólar. El mandato de Janet Yellen en la Reserva Federal ha terminado y ella dejó el mercado con una declaración optimista del FOMC con una visión más dura para la inflación. Su perspectiva positiva se vio reforzada por el informe de nóminas no agrícolas del viernes, que mostró un crecimiento del empleo de 200,000 en enero, la tasa de desempleo estable y los salarios creciendo un 0,3%. Esto fue acompañado por una revisión al alza en las nóminas de diciembre y el crecimiento de los salarios. No hay duda de que el mercado laboral es sólido y, a este ritmo, la tasa de desempleo podría disminuir aún más en los próximos meses. Sin embargo, dado que el mercado ya tiene un 100% de posibilidades de un alza de tipos en marzo, la publicación del viernes no modificó esa visión. El informe económico más importante de EE. UU en el calendario de esta semana es ISM no manufacturero y con nóminas no agrícolas publicadas, solo debería tener un impacto limitado sobre el dólar, pero dada la fortaleza de la creación de empleo no agrícola, la actividad del sector de servicios debería ser más sólida.

Por último, pero no menos importante, el euro sigue siendo una de las monedas con mejor rendimiento. En comparación con otras monedas del G7, su retroceso el viernes fue modesto e, incluso con ese descenso, el EUR/USD acaba la semana sin cambios. Mientras tanto, sube con fuerza frente al dólar australiano, el yen japonés y el dólar canadiense. EUR/JPY y EUR/CAD subieron a su nivel más alto en 2 años. La economía se está recuperando y el efecto de un euro fuerte sobre la inflación ha sido limitado. Como resultado, los miembros del BCE de la zona euro se han vuelto más tolerantes con la revalorización de la moneda y más deseosos de terminar con la compra de activos. Hay muy pocos datos de la zona euro en esta semana que amenacen las perspectivas positivas de la moneda y por esa razón esperamos que el euro continúe superando a otras monedas importantes (salvo sorpresas de los bancos centrales). Por otro lado, el par EUR/USD debe retroceder; si el par cierra por debajo de 1.24, podríamos ver un declive más pronunciado hacia 1.2275, pero la venta masiva invitará a los compradores a aparecer de nuevo

EUR/USD

Disfrute de más contenidos. Únase a nuestra comunidad en Youtube y en Facebook . Manténgase actualizado con nuestro portal de noticias TMS Non Stop

¡Sé el primero en comentar!