En empieza el próximo webinar ¡Qué difícil es batir a los indices!.

Inminente pelotazo ladrillero en el corazón de Madrid

3 respuestas
Inminente pelotazo ladrillero en el corazón de Madrid
Inminente pelotazo ladrillero en el corazón de Madrid
#1

Inminente pelotazo ladrillero en el corazón de Madrid

Otro pelotazo inmobiliario más. Acaban de ultimar planes hoy los amos de la taifa de Madrid. Para perpetrarlo, han modificado a su antojo las normas de protección de Patrimonio Histórico, ya que antiguos edificios financieros son los afectados. Lo peor de todo es que, aparte del pelotazo y consiguiente mangoneo, van a joder todo el entorno, porque aumenta la edificabilidad en altura, destrozando la originalidad y ahogando el espacio.

Como lo del PutiVegas no salió, pues por aquí pillan. Les parece poco lo hundidos en el fango que estamos sus esclavos.

http://cincodias.com/cincodias/2014/01/16/empresas/1389890437_502066.html?#ComentariosAncla

#2

Re: Inminente pelotazo ladrillero en el corazón de Madrid

había que hacer algo como lo de Burgos pero a lo bestia
ya que la UE no pone orden

#3

Re: Inminente pelotazo ladrillero en el corazón de Madrid

Lo triste es que no hay otra manera. A la castuza le es muy fácil chotearse y esclavizar al pueblo con el engañaniños de la "democracia". Somos responsables de permitir el arraigo de la corrupción, y me temo que el quiste no lo curaremos ni contemplado ni con buenas palabras.

#4

Tenemos los medios para expresar nuestro descontento pero hemos perdido el ímpetu de luchar por nuestras satisfacciones

Este país no tiene solución. Somos conscientes de la enfermedad que seguirá campando a sus anchas entre miles de casos de corrupción cerrados en falso para perpetuidad de la gangrena política y financiera que nos corroe.
..Y yo estoy perdiendo el tiempo escribiendo sin aportar soluciones; me conformo, de vez en cuando me rebelo, pero la enfermedad sigue campando a sus anchas, parasitando todo lo que hasta ahora habíamos logrado juntos: La democracia está enferma. Yo estoy enfermo.
Estamos en la sociedad de la comunicación pero, ¿donde está la sociedad de la acción?. Tenemos todos los medios para expresar nuestro descontento pero hemos perdido el ímpetu de luchar por satisfacer nuestras demandas.