El dinero sale de los seguros de vida-ahorro por la baja rentabilidad

1 respuesta
El dinero sale de los seguros de vida-ahorro por la baja rentabilidad
El dinero sale de los seguros de vida-ahorro por la baja rentabilidad
#1

El dinero sale de los seguros de vida-ahorro por la baja rentabilidad

as aseguradoras disponen de una gama de productos pensados para que el cliente pueda ahorrar (además de suscribir un pequeño seguro de vida). Esta tipología de productos está sufriendo mucho por la baja rentabilidad de los bonos europeos, y en las cifras del sector se empieza a notar una fuga hacia otros vehículos que reporten un mayor rendimiento.
La aseguradora Mapfre –la mayor compañía de seguros española– explicaba en sus cuentas del cierre del tercer trimestre que han registrado una caída de 251 millones de euros en la venta de primas de seguros de vida-ahorro “debido a un desfavorable entorno de tipos de interés”.
En las cifras que maneja la patronal del sector aún se aprecia poco este efecto, porque son agregadas y la evolución está muy condicionada por todo el dinero que ya está invertido en este tipo de vehículos. Los seguros de rentas y los seguros de capital diferido suman 124.000 millones de euros de activos, y han crecido levemente en los últimos 12 meses por la revalorización de activos.
Donde sí que se aprecia la salida de ahorradores de estas modalidades de productos es el dato de número de asegurados. En el caso de los seguros de rentas, las personas con esta cobertura han bajado un 5,95% durante el último año en España (según los datos divulgados ayer por Unespa, la patronal del sector). Mientras que en el caso de los seguros de vida-ahorro de rentas, la reducción del número de asegurados es del 5,54%. 350.000 personas han dejado estos productos en un año.
El dinero que está saliendo de seguros de vida-ahorro estaría yendo a fondos de inversión y planes de pensiones. También se está canalizando parte de estas salidas hacia los nuevos seguros individuales de ahorro a largo plazo (Sialp) o planes de ahorro 5. En los nueve primeros meses de vida del producto 260.000 personas lo han contratado, aportando un total de 595 millones de euros.

http://cincodias.com/cincodias/2015/11/11/mercados/1447255289_631032.html

#2

S&P apunta a la falta de sofisticación de los seguros como lastre del ramo de vida en España

Los bajos tipos de interés son la principal rémora del negocio.

Es bien sabido en el sector: los españoles tienen preferencia por los seguros de vida ahorro garantizados. Por eso los tipos de interés ultrabajos están dificultando mucho la captación de primas en este ramo. Dado el entorno, las aseguradoras no pueden ofrecer productos con retornos atractivos con los que ganar clientes y, en consecuencia, solo les queda constatar trimestre a trimestre el declive de las ventas. Con todo, para Standard & Poor's, los rigores del contexto no son el único factor que está contribuyendo a la atonía del mercado.

La agencia de calificación abre el foco hacia otros aspectos que, aunque con menor incidencia, también están pesando. Y a la cabeza de todos ellos coloca la falta de reacción de la propia industria. El nivel de los tipos no está poniendo las cosas fáciles, pero en opinión de S&P las aseguradoras españolas tampoco están haciendo los deberes. O, al menos, no como en otros países de la zona euro.

Los analistas Marco Sindaco y Jean Paul Huby explicaban ayer, en un encuentro con periodistas, que la ausencia de propuestas innovadoras por parte de las compañías es más acusada en España, donde, pese a la situación, los seguros de vida ahorro siguen siendo muy dependientes de los tipos. «Las aseguradoras españolas no están introduciendo productos nuevos», apuntó Sindaco. «Aquí el mercado no se ha sofisticado», añadió.

Ese reenfoque estratégico que no se está produciendo, según S&P, podría mitigar la caída de las primas de vida ahorro, e incluso invertir la tendencia. El ejemplo es Italia. Allí, los operadores de seguros han apostado por pólizas mixtas de vida ahorro. Es decir, que recogen un capital mínimo garantizado y otro porcentaje en función de la evolución de las inversiones. Con esa fórmula, «los seguros de ahorro en Italia han crecido mucho en 2014 y en lo que va de año», subrayó Sindaco.

Más razones
Elevar la presión sobre la banca para que explote con mayor intensidad la distribución de seguros en su red ayudaría, asimismo, al repunte de la facturación, indican en S&P. La agencia considera que, a diferencia de lo que ocurre en otras geografías, en España los bancos tienen unas exigencias «bajas o inexistentes» sobre «la rentabilidad que deben generar las pólizas comercializadas en sus oficinas», señalan los analistas.

La receta para la reactivación del ramo de vida ahorro acoge, adicionalmente, una petición a las autoridades: incrementar los incentivos fiscales. En contraste con otros países europeos, el mercado asegurador de vida está menos desarrollado en España. Y S&P ve en la fiscalidad una de las razones que motivan el retraso.

En las circunstancias actuales, la agencia de calificación crediticia prevé que las primas y el rendimiento del ramo vida ahorro prolongarán el descenso a cierre de 2015 y el año que viene. No obstante, el deterioro del negocio no es suficiente, por ahora, para provocar alarma. Las aseguradoras todavía guardan mecha para soportar este entorno «dos o tres años», indicó Sindaco.

Además, la obligación de cuadrar activos y pasivos (casamiento de flujos), que el regulador español impone desde hace años, deja a la industria a salvo de las consecuencias más nocivas de los bajos tipos de interés. Las compañías enfrentan problemas para obtener rentabilidad en la explotación del negocio presente y futuro, pero no afrontan el pago de compromisos que no se encuentren ya respaldados por su cartera histórica.

http://www.expansion.com/empresas/2015/11/15/56490733ca4741d9778b45cb.html