Las zapatillas de deporte dan el salto como nuevo activo de inversión

La compra y venta de zapatillas de colección crece a un ritmo del 20% anual y ya mueve 2.000 millones de dólares solo en Estados Unidos.

Cuando, en 1985, Nike sacó el modelo Air Jordan, y hasta Martin McFly llevaba en Regreso al Futuro modelos de la marca, estaba sentando, sin saberlo, las bases de un negocio millonario que se ha disparado desde entonces: el mercado de las zapatillas de deporte o “sneakers”. Más de 35 años más tarde, la casa de subastas Sotheby's ha anunciado la venta del calzado que el rapero Kanye West llevó en los Grammy de 2008 por 1,8 millones de dólares, una cifra histórica. La firma de inversión Rares, que ofrece acciones de calzado de coleccionista como si fueran empresas, fue la adjudicataria de las Nike Yeezy 1 en una operación que ha batido todos los récords.

Tras Rares, empresa que dirige y cofundó el exjugador de la NFL, Gerome Sapp, se esconde toda una industria, la de la compra y venta de zapatillas de deporte de colección, que no ha dejado de crecer. «El coronavirus está acelerando la transformación digital en los mercados primarios y de reventa de las zapatillas de deporte y la ropa de calle», constata el informe «Sneakers as an alternative asset class, part II" elaborado por la firma Cowen.

Este sector, según el documento, mueve ya 2.000 millones de dólares en América del Norte, creciendo a una tasa del 20% cada año y con potencial de que alcance los 30.000 millones de dólares en todo el mundo. Junto a Rares, hay otras plataformas como StockX donde se mueven miles de euros día a día en operaciones por modelos de zapatillas de deporte que registran una rentabilidad superior a la de industrias tradicionales. Como si fueran empresas cotizadas, el economista de StockX, Jess Einhorm, señaló a Bloomberg que las 500 zapatillas de deporte con más valor han alcanzado en los últimos años una revalorización superior al índice S&P500. El boom del sector se traduce en participaciones en títulos de determinadas zapatillas altamente codiciadas o en una larga lista de especuladores y traders, según la publicación. El crecimiento de este mercado tiene buenas expectativas: la compraventa de zapatillas debería alcanzar un volumen de facturación de 85.000 millones de euros en todo el mundo hacia 2025, señala Statista.

Una encuesta de Cowen revela que el 33% de las personas de entre 18 a 34 años han comprado en sitios de reventa en los 30 últimos días, un porcentaje que ha crecido en más de cinco puntos en el último año, lo que implica un crecimiento del 20% que cada vez apunta más a los que tienen de 35 a 44 años. Lo que puede parecer una moda también está transformando a la propia industria de la ropa deportiva. Cowen constata que los fabricantes se orientarán “cada vez más a los canales de comercio electrónico directo".

Sin ir más lejos, en 2017 Nike anunció una nueva estrategia llamada "Consumer direct offense" para potenciar la venta directa a través de sus canales, tanto físicos como online, en lo que ataca el modelo de tiendas de intermediarios. En base a este enfoque, pese a la pandemia sus ingresos en 2020 aumentaron un 19% en un ejercicio que, en palabras de su presidente y CEO, John Donahoe –que previamente dirigió eBay–, fue de transición para ahondar en su modelo de venta directa. ”En el mercado primario, vemos caídas de edición limitada, un aumento de la publicidad entorno a los lanzamientos y un incremento del precio de venta promedio y del margen bruto debido al calor que proporcionan los mercados de reventa”, sentencia Cowen.
Invertir en zapatillas

Los mercados están participando en esta tendencia. Por ejemplo, la plataforma de inversión Rares, que adquirió las zapatillas que pertenecieron a Kanye West y que batieron récord en Sotheby’s se dedica desde marzo de 2021 a comprar zapatillas de deporte fraccionando la propiedad, ya que muchos de estos zapatos alcanzan precios muy altos. Así, los inversores compran, venden o intercambian las acciones de este tipo de zapatillas. No obstante, a la hora de participar en estas inversiones, como siempre, es conveniente que se haga con cautela y con el asesoramiento adecuado.

A modo de conclusión, no cabe duda de que el mercado de los productos de marcas premium sigue al alza, evolucionando de acuerdo a las tendencias de cada momento, y según la pandemia va evolucionando hacia una vuelta paulatina hacia la normalidad, que impulsa las ventas. En este caso, lo vemos en el nicho muy particular de la compra venta de zapatillas deportivas exclusivas, pero es evidente que se puede extender a muchos otros mercados del sector.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!