Estudiante foráneo, ¿un verdadero administrador financiero?

En México, el 16.6% de los estudiantes de nuevo ingreso a nivel superior estudian en universidades fuera de su localidad de origen, es decir, 1 de cada 6 estudiantes mexicanos de nivel superior es considerado como “foráneos”.

 

Cuando un estudiante decide ingresar a la educación superior fuera de su localidad, la familia inmediata debe tener una idea básica acerca de los gastos que se deberán cubrir en los próximos años durante la estadía en otra ciudad; sin embargo, habrá gastos imprevistos, sobre todo durante el inicio, lo cual tendrá un impacto en el presupuesto económico familiar, en algunos casos será mayor que en otros; por lo cual, es importante estar bien preparados.

 

De acuerdo a los resultados obtenidos en la encuesta “Hábitos de consumo del estudiante universitario” aplicada en el 2015 por la Universidad de Guadalajara, los estudiantes foráneos perciben un ingreso mensual promedio menor a 2,000 pesos por parte de sus padres/tutores. Lamentablemente, en la actualidad, los estudiantes que optan por una alternativa de ingreso adicional dentro del ámbito laboral son minoría.

 

Además de cubrir las necesidades básicas como los artículos de aseo personal y alimentos, ser foráneo implica cubrir una serie de necesidades adicionales como los materiales de estudio, teléfono celular, internet, transporte (público o propio), vivienda, servicios médicos, entre otros gastos imprevistos.

 

En ocasiones, los gastos que presentan estos estudiantes pueden llegar a ser mayores a los ingresos mensuales que reciben. Aproximadamente, el conjunto de estos gastos suman alrededor de 2,300 pesos mensuales.

 

El estudiante foráneo, en caso de no recibir un ingreso adicional al que se le proporciona de manera mensual por sus padres/tutores, tendrá que buscar alternativas para disminuir sus gastos, ya que se les dificulta llegar a fin de mes con el presupuesto que reciben. Algunas formas de reducir los gastos pueden ser cocinar en casa, no consumir alimentos fuera, sacar fotocopias en lugar de comprar libros, reducir el número de visitas a sus hogares de origen, realizar dos comidas al día, entre otras.

 

Ser estudiante foráneo no es fácil; es una etapa de independización y aprendizaje continuo basado en la prueba y error.

 

Karla Sofía Lord Leyva

Vicepresidente

Universidad del Valle de México campus Hermosillo

 

 

 

 

Bibliografía:

  • 1 de cada 6 jóvenes que entra a la universidad, viene de otro estado (2017): http://arenapublica.com/articulo/2017/06/15/6044/estudiantes-foraneos-en-puebla-mexico-monterrey-veracruzanos-universitarios

  • Hábitos de consumo del estudiante universitario (2015): http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-07052015000100019

¡Sé el primero en comentar!