Bonos Verdes: Energía renovable en el mercado de valores

Actualmente en México y en el resto del mundo se vive una preocupación por el medio ambiente, el aire que se respira ya no es el mismo de hace diez años, ni siquiera del año pasado. Una buena opción para incentivar el cuidado del medio ambiente es mediante las inversiones, a través del dinero. Dentro del mercado de valores, existen una gran variedad de instrumentos financieros ubicados en distintos “sub mercados” a su vez. Entre ellos se encuentran el mercado de capitales, el mercado de deuda, mercado de derivados, etc.

 

Una buena opción para que las emisoras recauden fondos y los inversionistas provean esos fondos con la finalidad de obtener un interés, es el mercado de deuda. Donde los inversionistas establecen una relación acreedora con los emisores.

 

Los Bonos Verdes son instrumentos financieros del mercado de deuda, cuya finalidad es recaudar los recursos locales e internacionales de los inversionistas y direccionarlos exclusivamente para financiar proyectos que sean calificados como “verdes”, proyectos que su realización tenga un efecto positivo en el medioambiente, y en la inversión previamente realizada. La llegada de estos instrumentos ocurre en medio del compromiso de México para producir hasta 35% de la electricidad total con energías renovables en 2024. (Solís, 2017)

 

Los pasos que debe seguir un Bono Verde son:

  1. Uso de los recursos

  2. Proceso de evaluación

  3. Administración de los recursos

  4. Reportes periódicos por parte de la emisora

 

Para que un instrumento pueda ser considerado como Bono Verde, debe contar con una certificación u opinión que acredite que el uso de los recursos estará ligado a los sectores elegibles como verdes. Entre los sectores elegibles para emitir los instrumentos de deuda verdes están la energía y construcción renovables, eficiencia energética, transporte limpio, agua, adaptación, manejos de residuos o captura de metano, hasta cadena de alimentos, bioenergía, agricultura y forestación.

 

Beneficios para emisores:

Los emisores muestran su responsabilidad ambiental frente a los inversionistas y les otorga más visibilidad e imagen ante los mismos. Atraen inversionistas que buscan activos con impacto ambiental positivo. Aprovechan un mercado con potencial crecimiento, las energías renovables.

 

Beneficios para inversionistas:

Los inversionistas tienen la certeza de que existe una responsabilidad fiduciaria por parte de los emisores, diversifican su cartera en activos cuyos recursos son dirigidos a la construcción de infraestructura verde y mejoramiento del cambio climático.

Lo más importante de los bonos verdes, es la reducción de emisiones que genera el proyecto.

 

Erick Eduardo Rivera Rojo

Presidente de IMEF Universitario UNAM FES Acatlán

[email protected]

 

Fuentes:

BMV. (2017). Bonos Verdes . enero 21, 2018, de BMV Sitio web: https://www.bmv.com.mx/docspub/MI_EMPRESA_EN_BOLSA/CTEN_MINGE/BONOS%20VERDES.PDF

Alba Aguilar . (2017). Bonos Verdes . enero 21, 2017, de Plataforma Mexicana de Carbono Sitio web: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/208275/Presentacion_BV-APPs_Alba_Aguilar.pdf

¡Sé el primero en comentar!