¿Cómo administran sus recursos las empresas? Las finanzas corporativas y sus aplicaciones

3 recomendaciones

En el artículo anterior se habló del concepto de las finanzas, sus elementos y el porqué es importante estudiarlas; no obstante, no se ha hablado de las diferentes ramas que pueden surgir de esta disciplina, es decir que las finanzas no tienen las mismas aplicaciones para las empresas o para las personas. En esta ocasión, se hablará sobre las finanzas corporativas, las cuales son utilizadas por las organizaciones para tener una adecuada administración de sus recursos obtenidos como consecuencia de sus operaciones. 

 

¿Cómo administran sus recursos las empresas? Las finanzas corporativas y sus aplicaciones

 

Para comprender lo qué son las finanzas corporativas es necesario recordar el concepto de finanzas, las cuales son una rama de la economía que estudian la manera en la que las personas, las empresas y el gobierno administran sus recursos para tomar decisiones y hacer frente a sus necesidades, siendo conscientes de la existencia de la incertidumbre y del riesgo. Una vez entendido el concepto general de las finanzas es sencillo comprender a qué se dedica la rama de finanzas corporativas

Las finanzas corporativas son en términos simples aquellos conceptos que permiten entender por qué las empresas y los mercados se comportan como lo hacen. Con relación a esto, es importante saber que los recursos con los que cuenta una empresa para tomar decisiones no son los mismos con los que cuenta una persona, los recursos en las compañías suelen denominarse activos y pueden ser líquidos, es decir, que generan efectivo con mucha facilidad para hacer frente a sus obligaciones o necesidades en el corto plazo, o pueden ser fijos, tales como la maquinaria, equipo de transporte o mobiliario y equipo de oficinas. También es claro que las obligaciones con las que cuenta una empresa no tienen la misma magnitud que las de una persona; por lo tanto, la administración financiera de una empresa es más compleja que la de las personas. 

Por lo tanto, las finanzas corporativas son una herramienta que facilita la administración financiera de las empresas y cuyo objetivo primordial es otorgar valor a la empresa para proporcionar rendimientos a los socios o accionistas. Si las decisiones que se toman con relación a las finanzas de las empresas son adecuadas, como consecuencia, aquellas personas que invirtieron su dinero en la empresa tendrán ganancias de dicha inversión. Si bien suena como una labor sencilla, la realidad es que implica muchos esfuerzos constantes; en primera instancia, la empresa debe tener una identidad correctamente planteada, es decir, debe contar con una misión -la razón por la que fue creada-, una visión -a dónde quiere llegar en el corto, mediano o largo plazo-, políticas empresariales, así como estrategias y objetivos globales con el propósito de que las decisiones que sean tomadas sean congruentes con lo que se dedica y lo que quiere lograr con sus operaciones. Una entidad que no tiene adecuadamente definidos los puntos anteriores tendrá innumerables y constantes complicaciones para poder tener una buena administración financiera por no tener en claro lo que quiere lograr, y como consecuencia, no podrá redituar a sus socios o accionistas. 

Partiendo de la idea anterior, se establece que, si una empresa tiene valor, entonces los socios y accionistas lo obtendrán también, pero, ¿cómo obtienen valor las empresas? La respuesta a esta cuestión es simple: a través de una adecuada administración financiera que utiliza como herramienta a las finanzas corporativas. Las organizaciones, por lo tanto, deben utilizar las diversas técnicas derivadas de las finanzas para poder tomar decisiones correctas en relación con su financiamiento e inversión de los cuales se espera que se tengan beneficios futuros y así poder crear valor para la empresa y al mismo tiempo para los socios o accionistas. En complemento de lo anterior, se establece que el objetivo de las finanzas corporativas no solo se limita a la creación de valor, sino también a la reducción de los riesgos financieros, y, por consiguiente, de la incertidumbre. En palabras del Comité de Finanzas Corporativas del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas esta disciplina se basa en la utilización de herramientas de análisis en materia de inversión, financiamiento y dirección, así como en la toma de decisiones de corto plazo -Administración del Capital de Trabajo- y largo plazo -Inversiones de Capital-. 

Dicha definición integra perfectamente todos los elementos que se mencionan con relación a las finanzas corporativas, es decir, señala que son herramientas que permiten a las empresas analizar sus posibilidades de inversión para crear valor, de financiamiento para hacer frente a sus obligaciones y de dirección para evitar riesgos financieros en la medida de lo posible; además de que fortalece la toma de decisiones adecuadas con respecto a su operación en el corto plazo mediante la administración de su capital de trabajo -este constituye todos los activos circulantes o líquidos de las empresas como el efectivo, las cuentas bancarias, los clientes, entre otros- y en el largo plazo a través de las inversiones de capital que les permiten obtener financiamiento para desarrollar sus proyectos, crecer y ser eficientes. 

En conclusión, se afirma que la rama de las finanzas corporativas integra innumerables técnicas que permiten a las empresas diseñar y aplicar planificaciones y estrategias congruentes con su identidad organizacional para poder crear valor y redituar a los socios o accionistas a través de la generación de ganancias. Por lo tanto, esta rama de las finanzas aporta a las organizaciones los elementos para invertir sus recursos en el corto y largo plazo, financiar sus proyectos y tomar las direcciones adecuadas para ser rentables y eficientes, así como disminuir el riesgo y la incertidumbre en sus operaciones. En pocas palabras, las finanzas corporativas son herramientas que permiten administrar y optimizar los recursos de las entidades económicas para mantenerse de forma estable en el mercado. Es importante que la experiencia práctica que se adquiera de la gestión de los recursos a través de esta rama se complemente con conocimientos teóricos que proporcionen las bases sobre los temas de interés y con ello se pueda realizar una correcta aplicación en el ejercicio profesional. 

 

Referencias

Brealey, R.A., Myers, S.C. & Allen, F. (2010). Principios de finanzas corporativas (9na. Ed.). Recuperado de: https://www.u-cursos.cl/usuario/b8c892c6139f1d5b9af125a5c6dff4a6/mi_blog/r/Principios_de_Finanzas_Corporativas_9Ed__Myers.pdf

Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. (2017). CTN Finanzas corporativas. Recuperado el 15 de octubre de 2018 de: http://www.imef.org.mx/comites-tecnicos/finanzas-corporativas

Verra, P. (2018). Inversiones de capital. Recuperado el 15 de octubre de 2018 de: https://www.idbinvest.org/es/soluciones/equity

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...