4 recomendaciones

La caída de los precios de petróleo como bien sabemos tuvo una caída significativa en la última década, ocasionada por la actual pandemia de COVID-19 y los desacuerdos entre los principales países productores de este mismo bien escaso y la OPEP, debido al establecimiento de una limitación en cuanto a la producción de barriles de petróleo.

El petróleo junto con el oro eran considerados como unos de los principales activos de refugio cuando existen tiempos de incertidumbre o de la volatilidad en el mercado, sin embargo, al existir dicho conflicto, los inversionistas dejaron de lado estos activos al igual que algunos otros relacionados a la industria de la minería, e invertir en dólares, ocasionando que el precio de esta divisa comenzara a apreciarse, y en el caso del Dólar contra el peso mexicano, pasó de los 18 hasta los 26 pesos por dólar, comenzando los estragos de una economía inestable. En otro panorama de dicha caída, los precios de los energéticos como lo es la gasolina, un bien esencial para el día a día del mexicano, comenzaron a bajar de precio para el consumo, provocando que los estragos de la crisis se aplazaran por lo menos un mes en México tomando en cuenta los niveles de inflación.

Actualmente los precios de petróleo se encuentran estables, pero ¿podrán volver a caer?

Realizando un pronóstico a base de una RNA, se analizan los precios de las principales mezclas en el mundo las cuales son; MME (Mezcla Mexicana de Exportación), Brent (Mezcla europea), WTI (West Texas Intermediate) lo cual tiene como propósito que dicho pronóstico sea más preciso estudiando cada una de las variables que abarcan cada uno de los modelos con un grado de error mínimo. (Ver gráfico 1)


Gráfico 1: Elaborado con datos de Investing, Banxico (SIE) e INEGI (BIE), con salida en R studio.

(Lee: Perspectiva de crisis) Se puede observar que para finales del último trimestre del presente año los precios pueden caer para las tres mezclas ocasionado por la pandemia, ya que en dichas fechas es donde mayor índice de enfermedades respiratorias por el descenso de las temperaturas. 

Su caída no es tan prolongada como la ocurrida en el mes de marzo; su oscilación está entre los 40 y los 55 dólares por barril dejando sin posibilidades de aumentar la demanda a causa de la especulación, sin embargo, pueden existir estas caídas ya que en países europeos y asiáticos el rebrote de COVID-19 ha comenzado generando nuevamente incertidumbre en los mercados, pero ¿Por qué para México su caída será después de la del WTI Y el BRENT?, esto puede ser debido a que en México recientemente comenzaron a descender los contagios después de casi 6 meses de confinamiento, aplazando la segunda ola de contagios para finales del primer trimestre del 2021 aproximadamente.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...