¿Y si Satoshi Nakamoto tuviera razón?

2

En 2008 una persona (o conjunto de personas) decidieron crear un sistema tecnológico para agilizar, proteger las transacciones de valor en un sistema digital de pagos. Esa red monetaria fue denominada Bitcoin y uno de sus principales objetivos fue lograr que 2 personas pudieran, con total certeza y seguridad, enviarse un pago sin la necesidad de utilizar los clásicos intermediario que hoy conocemos como bancos.

Esta idea está plasmada en el famoso whitepaper de Bitcoin y firmada por Satoshi Nakamoto, pseudónimo que fue utilizado incluso en los foros y mensajes en los que compartía información a la comunidad tecnológica.
 
En resumen, lo que Satoshi Nakamoto propone es utilizar distintas tecnologías para lograr un sistema de pagos electrónicos P2P (peer to peer). Sin embargo, su propuesta tenía varios objetivos incluidos, entre ellos:

-          Crear una red descentralizada que sea resistente a ataques.
-          Recompensar a quienes ayuden a la red a través de un activo llamado bitcoin.
-          Limitar la producción de estos bitcoins a tan solo 21 millones.

Al parecer todo lo planteado en ese whitepaper comenzó a funcionar a la perfección y en Enero de 2009 ocurrió la primer transacción utilizada para comprar un par de pizzas por 10,000 bitcoins. A partir de ese momento vimos nacer un nuevo sistema financiero que no depende de ningún gobierno, empresa, grupo privado o persona.

Después de más de 12 años el sistema financiero de Bitcoin ha llegado a El Salvador donde, incluso, se ha propuesto una Ley Bitcoin para lograr que bitcoin sea aceptado como moneda de curso legal.

Muchos economistas y expertos en finanzas desconocen la forma en que funciona el sistema financiero de Bitcoin y se han opuesto a que bitcoin sea incluso una moneda de intercambio o una reserva de valor como el oro.

La gran mayoría de los opositores de Bitcoin han comentado que este sistema es sólo una burbuja y que todo el modelo propuesto es una gran especulación monetaria. Algunos de ellos, incluso han escrito y publicado con grandes sellos y una larga lista de reconocimientos que las transacciones usando la red de Bitcoin resulta más costosa que el sistema financiero tradicional.

Es muy clara la aberración que muchos de los expertos tienen a la nueva tecnología y es entendible que defiendan los siglos de educación financiera que respaldan sus títulos y su extensa currícula. Pero siempre es prudente preguntarse ¿Y si el modelo realmente funciona?

  • Hemos visto que durante más de 12 años no se ha podido falsificar un solo bitcoin.
  • La red ha sido resistente a los ataques tecnológicos y ningún bitcoin ha sido robado del sistema. 
  • Durante este lapso hemos comprobado que la escases en la producción de bitcoin está teniendo el efecto esperado que teníamos con el oro al ser una reserva de valor.

Es cierto que la enorme volatilidad y la baja liquidez que se tiene en Bitcoin aún es despreciable en comparación con el sistema financiero global, pero si comparamos el impacto tecnológico que tuvo Internet desde su creación en 1969 podemos ver que aún estamos muy temprano en temas de adopción y aceptación de la tecnología.
 
A Internet le tomó casi 40 años consolidarse como un medio de comunicación global y tenía como opositores a los medios de comunicación. Es justo pensar que Bitcoin deberá seguir demostrando su efectividad aún y cuando sus opositores son gobiernos, bancos centrales y expertos financieros.
 
Estoy seguro que en el futuro nos preguntaremos ¿Por qué no le hicimos caso más temprano a Satoshi Nakamoto?
 
 
 
 
  1. en respuesta a Princesa Leia Organa
    -
    #2
    28/08/21 16:08
    -Lo mejor que nos puede ocurrir es que nunca sepamos quien es Satoshi Nakamoto.
    De esa forma el misticismo y la seguridad del creador (creadores) se mantiene a salvo.
    Es como la fuerza JEDI, que sabemos que está presente pero sin ser algo tangible.

    Saludos Princesa
  2. #1
    27/08/21 23:17
    Satoshi es un seudónimo , ¿cierto?, ¿crees que algún día sepamos quién o quienes están atrás de este nombre ficticio?