Forward Guidance y las Minutas del Banco Central: su importancia en el devenir económico y las inversiones.

Las expectativas forman parte de nuestro día a día, ya sean de nuestra autoría o todas aquellas que encontramos en el entorno. ¿Por qué existen las expectativas? Como parte de nuestra racionalidad, formulamos suposiciones con el propósito de saber cómo actuar ante algún evento en el futuro. En este sentido, las expectativas están también presentes en el ámbito económico, específicamente cuando nos preguntamos sobre el desempeño de la economía, en su conjunto, y sus principales variables en el futuro, tomando como sustento la información de publicaciones oficiales y demás medios impresos/digitales. A continuación, se hablará sobre una herramienta que coadyuva en la formación de expectativas relacionadas con el desempeño económico a mediano y largo plazo, conocida como forward guidance (FG)
 
El FG, u orientación futura de política monetaria, consiste en comunicar un compromiso en influir o no influir en la actividad monetaria en el mediano/largo plazo por parte del Banco Central (BC) y, por consiguiente, impulsar un cambio en la actividad económica, en particular, por medio de movimientos en la tasa de interés objetivo[1]. Antes de comenzar con la descripción de FG, es necesario hacer tres precisiones: 1) el BC no es una Institución Bancaria, sino es un organismo independiente a cualquier otra entidad financiera o gubernamental, que se encarga de garantizar el bienestar económico por medio del control de la inflación; 2) el BC emplea la tasa de interés objetivo[2] para influenciar el comportamiento de los participantes económicos[3], 3) el BC interviene de forma indirecta en la actividad financiera, es decir, se apoya en el sistema financiero para estimular cambios en los mercados.
 
Ahora, ¿Cómo se relacionan política monetaria-actividad monetaria-actividad económica? Existen dos escenarios básicos de actuación del BC con el fin de repercutir en la actividad económica en el marco de una economía de mercado. Por una parte, una política monetaria expansiva implica que el BC otorga un estímulo a la economía, ante la caída de la actividad económica, principalmente a través de la reducción de la tasa de interés: a menor costo del dinero se promueve la demanda de dinero para el consumo y la inversión productiva, y existe más dinero en la economía para impulsar el crecimiento. En contraparte, una política monetaria restrictiva trae consigo un aumento de la tasa de interés cuando la economía se encuentra en el periodo de expansión y la inflación se acelera: a mayor costo del dinero se favorece la inversión financiera, se frena la demanda de dinero para consumir, y hay menos dinero en la economía con el objetivo de disminuir el ritmo de expansión de la inflación y sus potenciales daños en la actividad económica.
 
Luego, cada BC cuenta con integrantes facultados para participar en la toma de decisiones relacionadas con la política monetaria: estos miembros se reúnen periódicamente para discutir y analizar la situación económica reciente tomando en cuenta el comportamiento de variables económicas tales como crecimiento económico, inflación, desempleo, inversiones productivas, financiamiento, entre otras. Previo a abrochar la reunión, ellos votan a favor o en contra de mover pronto la tasa de interés objetivo para fomentar/ralentizar la actividad económica. Con ello, se hace el anuncio formal de la decisión de política monetaria, en específico sobre la tasa de interés, hacia los medios de comunicación y, en días subsecuentes, se publica la minuta, o un documento que incluye las notas más destacadas de la reunión y detalle de los votos.
 
En línea con lo anterior, las minutas publicadas por el BC son relevantes para los participantes económicos, ya que coadyuvan en la formación de creencias con respecto al estado actual/futuro de la economía nacional, el panorama a nivel internacional y los pronósticos de la política monetaria en periodos subsecuentes. Lo anterior conduce a las personas y organizaciones privadas/públicas a tomar decisiones relacionadas con el destino y manejo de sus recursos en los meses siguientes: como ejemplo, si se espera un alza en la tasa de interés, los inversionistas tomarán en cuenta esta observación para efectuar inversiones en instrumentos de deuda gubernamentales. Dentro de las minutas, se encuentra el FG: se hacen menciones sobre la evolución futura de la tasa de interés, y la podremos identificar de forma clara con las palabras “mediano/largo plazo” cerca de comentarios en tasas de interés, complementado por una condición, que se revisará en los siguientes párrafos.
 
¿Por qué es importante el FG en la actualidad? Desde hace décadas, ya existían comunicados por parte del BC sobre el devenir actual de las economías y posibles cambios en la política monetaria; sin embargo, la crisis financiera de 2008 obligó a los BCs a utilizar medidas extraordinarias para contrarrestar sus efectos negativos en las economías, entre ellas el FG. En años recientes, los BCs han introducido mejoras en la comunicación hacia los participantes económicos, particularmente en hacer énfasis sobre la orientación de la política monetaria en el mediano y largo plazo. No obstante, esto no produce un efecto en el comportamiento de los participantes económicos per se, por lo que es necesario introducir un compromiso, o actuar de cierta forma hasta cumplir con una condición. Por ejemplo, el Banco Central Europeo (BCE) decide aumentar su tasa de interés objetivo hasta que la inflación alcance el umbral del 2%. 
 
¿Cómo operan las expectativas y cómo se ven afectadas con el FG? Con base en las minutas y publicaciones complementarias del BC, las instituciones financieras forman sus creencias sobre el presente y futuro económico, y toman decisiones en cuanto a la cantidad de dinero disponible en la economía, vinculada con el costo del dinero. Dependiendo de esta cantidad de dinero, las empresas y organizaciones públicas forman sus creencias y deciden expandir/contraer sus actividades económicas. Por último, los individuos forman sus creencias y deciden si consumen/invierten/ahorran dependiendo de la actividad económica. Retomemos el ejemplo anterior del FG, en donde el BCE comunica el no aumento su tasa de interés objetivo en el mediano plazo; entonces, ocurrirá lo siguiente: las instituciones financieras esperan que haya dinero barato en el mediano plazo, y entonces habrá mayor cantidad de dinero en la economía debido a su bajo costo; después, las empresas/organismos públicos tendrán la facilidad de realizar inversiones productivas y expansión de su producción de bienes y servicios derivadas de la disponibilidad y bajo costo del dinero; al final, el consumidor considerará consumir en mayor medida por la mayor cantidad de productos disponibles y el bajo costo del dinero. Con el FG, se determina hasta cuándo habrá movimientos en la tasa de interés y se espera que los participantes económicos deban revisar sus expectativas económicas.
 
Asimismo, una cualidad esencial del FG, como instrumento para influenciar las decisiones de los participantes económicos, es la credibilidad. En este sentido, el BC debe cumplir con sus promesas y proveer de manera continua información, análisis y actualización en materia de política monetaria y actividad económica, con el fin de construir una condición de creencia en sus palabras y acciones, y, en consecuencia, generar una reputación favorable, que conlleve a la confianza de todos en el BC. Para preservar y abonar en su fiabilidad, es fundamental que el FG sea una herramienta flexible de comunicación, para reportar a los cambios en la situación económica y la política monetaria: si el BC no actualiza de forma periódica sus prospectivas y proyecciones a mediano y largo plazo, especialmente ante un escenario económico adverso, entonces perderá credibilidad y no influirá en la toma de decisiones de los participantes económicos. 
 
Para concluir, cualquier individuo que posea activos financieros debe considerar las minutas del BC como una herramienta para la toma de decisiones en cuanto a sus inversiones. Para instrumentos de deuda gubernamental, es importante tomar en consideración los comentarios relacionados con los movimientos en la tasa de interés objetivo que se prevén en el mediano y largo plazo, ya que afectan los rendimientos de los valores gubernamentales. En el caso de instrumentos de inversión privados, es relevante conocer el entorno económico y las medidas que tomaría el BC en el mediano plazo, para preservar las condiciones favorables en el sistema financiero nacional, y evitar inversiones con mayor en la beta del mercado, si se es adverso al riesgo[4]. Por estas razones de peso, es recomendable tomarse unos minutos para informarnos sobre noticias y actualizaciones con relación a las decisiones de política monetaria y las minutas.

*Artículo dedicado a Eugenio Gómez.

[1] Con la finalidad de simplificar el artículo, sólo se ha mencionado el instrumento más importante que conforma la política monetaria: la tasa de interés objetivo; sin embargo, existen otros instrumentos que ocupa el BC para orientar la inflación a niveles óptimos y que también contempla el FW.
[2] Conocida como tasa de interés de referencia, ya que las demás tasas de interés en el mercado gravitan en torno a ésta.
[3] Instituciones financieras, entidades gubernamentales, empresas e individuos.
[4] Representa el riesgo de mercado, que aumenta debido a la presencia de volatilidad en el entorno económico y financiero. La beta del mercado forma parte del cálculo de rentabilidad de un valor financiero.  


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!