Trading y Análisis Técnico: Básicos (II), Tendencia, Soporte y Resistencia.

1
Advertencia: el siguiente artículo tiene como propósito exclusivo que el lector comprenda la dinámica y los principios esenciales relacionados con el trading. En este sentido, el compendio de conceptos que siguen no representa una asesoría formal en materia en inversiones, ni parcial ni total, debido a que esto engloba tanto conocimiento como arte. Por tanto, cualquier interesado debe consultar la opinión de los profesionales.
 
El precio del activo financiero permanecerá como la base para el desarrollo del presente material, así como se ocupó en el artículo anterior. El estudio de la tendencia es fundamental en el análisis técnico: por ello, es válido, como paso inicial, preguntarse ¿Qué es la tendencia? En el marco de una economía de mercado, la tendencia corresponde a la dirección que siguen, en este caso, los precios de un activo financiero en un periodo determinado. Esta definición, empero, no resulta suficiente para comprenderlo, y es importante ampliarla. 
 
Primero, el precio sube o baja con el devenir de los días laborables: si se conectan los puntos que ocupan los precios en un plano de dos dimensiones, en donde el precio se refleja en el eje vertical y el tiempo en el eje horizontal), el dibujo resultante sería una linea con forma de zigzag[1], con ciertos “picos” y “cuasimesetas”. Técnicamente, a este bosquejo se le nombra gráfica de linea, en donde se contempla la evolución de los precios en un lapso. En segunda instancia, una conexión de dos puntos en un periodo más prolongado hace evidente un rumbo definido: por ejemplo, unir los puntos a una distancia de dos meses. Esto da como resultado una linea más “alargada” en la gráfica, con un movimiento ya sea ascendente o descendente. Esto da una idea de lo que representa la tendencia, que es una linea prolongada que muestra la dirección hacia dónde se mueven los precios en la gráfica. 
 
En este sentido, el análisis técnico toma en cuenta lapsos suficientes para que sea posible inferir las tendencias en la gráfica: es factible encontrar una o varias tendencias en la misma gráfica. ¿Qué afecta las tendencias? Estás se relacionan directamente con eventos económicos/financieros que generan apetencia/aversión a poseer activos. Así pues, el periodo determinado abarca, como norma, todos los precios de cierre de días laborables de 12 meses[2]. También, se consideran periodos más cortos que dan luz sobre el impacto de alguna noticia/evento en los precios, o un periodo de largo plazo, que contempla 5 años, en donde es visible el cambio de los precios ante un evento estructural[3]. En términos gráficos, una linea de tendencia no se dibuja en cualquier parte del plano bidimensional, sino que su trazo debe basarse en el comportamiento de los precios. Antes de develar cómo se realiza esta tarea en cualquier gráfica de precios del activo financiero, es necesario conocer más sobre los tipos de tendencia.
 
Considerando lo anterior, la tendencia sigue alguno de los tres posibles caminos: alcista, bajista, y lateral[4]. En el caso de la tendencia alcista o bull market, el precio asciende de manera continua en un lapso especifico y se esboza en el plano bidimensional con linea inclinada ascendente, de izquierda a derecha, en dos puntos diferentes en el tiempo (Gráfica 1, tramo A). En términos psicológicos, esto refleja el optimismo por invertir en el activo financiero, por lo que la demanda de este activo es mayor en comparación con la oferta, y, por consiguiente, el precio aumenta. Por otra parte, la tendencia bajista o bear market, el precio desciende continuamente en un periodo dado, y se observa en el plano bidimensional con un trazo inclinado descendente, de izquierda a derecha, en dos puntos distintos en el tiempo (Gráfica 1, tramo B). Psicológicamente, hay pesimismo por invertir en el activo financiero, y esto produce que la oferta sea mayor versus la demanda: el precio disminuye. Finalmente, la tendencia lateral o sideways market, el precio fluctúa en un rango pequeño, con cambios mínimos: en un bosquejo, esto representa una linea horizontal, tomando dos puntos en el tiempo (Gráfica 1, tramo C). En el aspecto psicológico, esto simboliza indecisión en el mercado, o no hay optimismo ni pesimismo en el activo.

Gráfica 1. Gráfica de precios de cierre (linea). Obtenida de: Xpotrader.
Gráfica 1. Gráfica de precios de cierre (linea). Obtenida de: Xpotrader.
 
Con estos conceptos en mente, los especialistas están facultados para trazar las líneas de tendencia correspondientes. En el caso de la tendencia alcista, la linea conecta los puntos bajos de la trayectoria ascendente (Gráfica 2). Por otro lado, la linea que toca los puntos más altos del movimiento descendente se manifiesta en la tendencia bajista (Gráfica 3). Formalmente, estos dos trazos actúan como soporte y resistencia. El primero representa el nivel donde la demanda se fortalece ya que el precio ya no disminuye sostenidamente, mientras que el segundo es el nivel donde la oferta es considerable debido a que precio cae de forma sostenida. Ambos niveles permiten la identificación de los posibles puntos en donde los especialistas compran o venden activos financieros. Con relación a ello, el punto de compra se ubica en el segundo punto bajo de la trayectoria ascendente (Gráfica 2, punto A), que técnicamente es el punto de inflexión donde el precio ya no cae de forma prolongada y los especialistas son más proclives a comprar. En contraparte, el punto de venta se ubica en el segundo punto alto del movimiento descendente (Gráfica 3, punto A). que representa el punto donde el precio ya no aumenta de forma sostenida, y los especialistas se inclinan más a vender. Otro punto buscado por los especialistas es el rompimiento de la linea de tendencia, donde se presenta un cambio de dirección del precio del activo. Con base en lo anterior, se formula dos estrategias: 1) vender cuando se observe un ascenso “pequeño” que no rebase la linea de soporte, después de una caída pronunciada de la cima en el precio (Gráfica 4), o continúe su descenso por debajo de la linea de soporte, 2) un rebote en el precio de forma sostenida, después de tocar el mínimo, y que rebase la linea de resistencia (Gráfica 5). En realidad, son los puntos donde los especialistas están alertas para gestionar sus posiciones en el corto plazo.

Gráfica 2. Gráfica de precios de cierre (linea). Obtenida de: DailyFX.
Gráfica 2. Gráfica de precios de cierre (linea). Obtenida de: DailyFX.


Gráfica 3. Gráfica de precios de cierre (linea). Obtenida de: ForexBoat.
Gráfica 3. Gráfica de precios de cierre (linea). Obtenida de: ForexBoat.


Gráfica 4. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre (velas). Obtenida de: Metatrader.
Gráfica 4. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre (velas). Obtenida de: Metatrader.


Gráfica 5. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre (velas). Obtenida de: Metatrader.
Gráfica 5. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre (velas). Obtenida de: Metatrader.
 
Otra representación gráfica de los soportes y resistencias en tendencias alcistas, bajistas y, además, laterales, se efectúa mediante una herramienta denominada retrocesos de Fibonacci. Este tipo de análisis técnico se basa en la sucesión numérica de Leonardo Fibonacci, donde la suma de dos términos consecutivos anteriores se divide entre la suma de dos términos posteriores: los múltiples resultados tienden a generar el valor de aproximadamente 0.618 o 61.8%, y si se salta un término más entre los anteriores y posteriores, entonces el valor permanece en 0.382 o 38.2% en operaciones consecutivas (Figura 1). Por tanto, el primer valor reproducido en una linea recta en un lapso determinado representa el nivel de soporte, mientras el mismo caso para el segundo valor se le considera como el nivel de resistencia. Para completar la gráfica con retrocesos de Fibonacci, se incluyen los valores de 50%, con base en el principio de mean reversion[5], 23.6%/76.4%, que son el 38.2% de la distancia entre 0%-38.2% y 61.8%-100% respectivamente, y 0%/100% en valores más altos y bajos respectivamente. En el plano bidimensional, se observan los precios mínimos y máximos, en donde se trazan las líneas de 0 y 100%, de arriba a abajo respectivamente, y, a partir de esto, se colocan las líneas de resistencia, soporte, y restantes líneas ya mencionadas. Aunado a esto, es fundamental recalcar que estos niveles son rangos de referencia para el análisis y no precios exactos.

Figura 1. Ejemplo de la sucesión de Fibonacci.
Figura 1. Ejemplo de la sucesión de Fibonacci.
 
Ahora, ¿cómo interpretar estas líneas? En primer término, se requiere enfocar la atención en los movimientos entre los límites de soporte y resistencia, así como aquellos fuera de estas fronteras. La ruptura falsa consiste en la salida de los precios del activo financiero por pocos días de los límites y que retornan dentro de los mismos eventualmente. Contrario a esto, la ruptura real consiste en la salida persistente del precio de los limites inferior o superior por días sucesivos. En este caso, si la salida corresponde al límite superior, entonces el nivel de resistencia se convierte en el nuevo soporte (38.2%), mientras que la nueva resistencia será del 23.6%; en cambio, si acaece lo opuesto, el nivel de soporte se convierte en la nueva resistencia (61.8%) y el 76.4% corresponderá al soporte (Gráfica 6). Esta técnica necesita de un seguimiento puntual en los precios, y no existe una forma específica de interpretar señales con Fibonacci: depende de la sensibilidad del precio y conocimiento del especialista. Sin embargo, hay algunas técnicas basadas en el rebote de los precios: 1) si el precio asciende de forma persistente (movimiento alcista) por encima de la resistencia y después baja sin reincorporarse al rango original (38.2%,61.8%), es una señal de compra (Gráfica 6, área A), 2) si el precio baja continuamente (movimiento bajista) y se ubica debajo del soporte y, posteriormente, no vuelve al nivel de soporte (61.8%), entonces se considera una señal de venta (Gráfica 6, área B), 3) si los precios se ubican en las nuevas resistencias/soportes, ya sea superiores/inferiores, son señales de posibles cambios de tendencia en el precio, 4)  si se ubican más allá de las segundas fronteras (23.6%, 76.4%), se quita el “freno” y se materializa una tendencia alcista o bajista. En el caso de Fibonacci, los especialistas también toman como benchmark algunas de estas líneas trazadas como “cuasisoportes”/”cuasiresistencias”, dependiendo de su conocimiento en el precio del activo: como ejemplo, soporte en el 50%, resistencia en el 23.6%. Al final del día, estos conceptos son útiles para tener un “borrador” mental, pero es vital tomar en cuenta el expertise de los especialistas.   

Gráfica 6. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre (velas). Obtenida de: Invertirenbolsa.com
Gráfica 6. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre (velas). Obtenida de: Invertirenbolsa.com
 
Como último punto, los principios fundamentales de Dow/Wickoff engarzan las tendencias ya citadas con el análisis de los mercados financieros. Dow/Wickoff precisaron que hay ciertas fases en las tendencias alcistas y bajistas. Para el caso del bull market, se presentan 3 etapas: 1) acumulación, donde las perspectivas son negativas, los precios ya absorbieron el impacto de las noticias económicas/financieras, y no hay información para mejorar el “animo” del mercado, 2)  participación pública, donde ya se presentan mejoras en el entorno económico, hay resultados positivos para los agentes económicos y los especialistas entran al mercado 3) euforia, donde se presentan resultados mejores a los esperados, se incorporan un numero cuantioso de inversionistas, y la demanda aumenta en proporciones  considerables versus la oferta. Con respecto al bear market, también hay 3 fases: 1) distribución, donde los especialistas están informados sobre noticias futuras que cambien la tendencia, y comienza la venta de los activos, 2) participación pública, donde” salen a la luz” una serie de noticias desfavorables sobre el entorno económico y de empresas, y los especialistas buscan su salida del mercado, 3) pánico, donde la caída de los precios es más pronunciada, los participantes restantes buscan su salida inmediata, y la oferta aumenta considerablemente vs la demanda (Véase gráfica 7). Como punto adicional, no siempre se presentan periodos de euforia/pánico en el precio.

Gráfica 7. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre. Obtenida de: Economipedia.
Gráfica 7. Gráfica de mínimos, máximos, apertura y cierre. Obtenida de: Economipedia.
 
En suma, se agregan los conceptos ya vertidos al arsenal de detección de posibles puntos en el tiempo donde es recomendable tanto comprar como vender activos financieros. Hay que considerar que todo este conjunto de definiciones sólo nos da claridad en cómo funciona el análisis técnico mas no deben ser tomando en cuenta para la toma de decisiones en materia de inversiones. En las siguientes entregas, se explicarán otros elementos que conforman su universo.

Notas a pie de página:

[1] Se define como una linea quebrada, con ángulos entrantes y salientes.
[2] La gráfica de velas es otra gráfica empleada para descifrar la trayectoria del mercado y su uso es más común. Esta gráfica detecta la volatilidad en los precios del activo por lo que la línea de la tendencia varía VS la gráfica de linea con precios de cierre. Algunos ejemplos serán vistos más adelante.
[3] Algún evento que dicte el rumbo de la actividad económica/financiera en el largo plazo.
[4] Técnicamente, no hay tendencia, aunque el desplazamiento se realiza en sentido lateral.
[5] En un periodo prolongando, el precio de un activo tiende a converger en un punto promedio. 
  1. #1
    26/08/21 15:09
    He estado intentando meterme en el mundo este del trading, al igual que todo el mundo: mi finalidad es mejorar mi situación económica. En este ámbito recomiendo leer los cursos de tradingunited, contenidos en este link (en caso de que sean primerizos y estén leyendo este artículo, al igual que yo):
    https://www.tradingunited.es/cursos-de-forex-gratis/
    Pido disculpas de antemano si no se pueden publicar enlaces en el foro. Pero espero que la información le sirva a alguien más.