6 recomendaciones

La economía se define de múltiples maneras, dependiendo de factores como el autor, su visión, su época, su contexto, sus intereses, su conocimiento de la ciencia, entre otros. No obstante, una de las definiciones más constantes, especialmente cuando comienza a estudiarse Economía, es que esta es la ciencia social que estudia la toma de decisiones con el objetivo de hacer una asignación eficiente de los recursos escasos para satisfacer las necesidades ilimitadas de la población. Es en estas últimas palabras que se ilustra cuál es la razón de ser de la economía. 

 

Economía

 

 

Varias ideas comunes son que la economía sirve para saber hacer más dinero, para manejar una empresa de forma eficiente o para conocer cómo invertir en la bolsa y generar grandes utilidades. Sin embargo, la misma definición establece cuál es el fin último de la ciencia económica: el ser humano. Al ser una ciencia social, se sabe que el objeto de estudio serán la sociedad y el comportamiento humano. Pero, en economía, este no es solo el medio, sino el fin en sí mismo. Esta ciencia busca siempre maximizar los beneficios o utilidades de individuos y sociedades. No se trata solamente de las utilidades de las empresas, sino de beneficios de toda una ciudad, estado y país. Se trata de estabilidad de precios, crecimiento y desarrollo económico, progreso tecnológico, disminución de la pobreza y de la desigualdad, incluso de un ambiente más limpio, una población más sana, mejor calidad del agua, entre muchos otros aspectos que mejoran la calidad de vida de las personas. Es por ello que existen ramas de la economía, como economía ambiental o economía de la salud, que utilizan los instrumentos del análisis económico en estas áreas para hacer un uso eficiente de los recursos y magnificar sus efectos favorables.

 

El objetivo final de la economía es aumentar la calidad de vida de las personas. Puede decirse así que es una de las ciencias más nobles, aunque no lo parezca en un principio. No obstante, se encuentra con numerosas dificultades en el cumplimiento de su propósito, siendo la más importante de ellas la antítesis entre las necesidades ilimitadas y los recursos escasos. Así, los agentes económicos se ven obligados a maximizar el uso de esos recursos, aunque se formen “ganadores” y “perdedores” con esa decisión. Esto no implica que la decisión sea incorrecta, sino que era la mejor alternativa tomando en cuenta el bien común. 

 

Ahora bien, debido a que la ciencia no es perfecta (de hecho es una de las ciencias más subjetivas que existen) se le ha criticado mucho de no poder resolver problemas como el desempleo, la pobreza y la inflación, que afectan especialmente a la población con más bajos ingresos de los países. Pero debe tomarse en cuenta que, aunque la economía existe para el ser humano, también funciona gracias a él. Así, cuestiones como la pereza, el conformismo y la deshonestidad terminan por afectar el buen funcionamiento de las decisiones que se toman a partir de los análisis económicos. Por ello, debe verse a la economía como una herramienta que establece cuál sería el mejor uso de los recursos; pero debe verse al ser humano como el actor responsable de utilizar este instrumento para alcanzar la maximización de beneficios. Finalmente, el mejoramiento de la sociedad compete a todas las personas que habitan en ella.

  1. en respuesta a Gabo1978
    #2
    Brenda Perales

    Así es, el problema central de la economía es la escasez. Por ello, las definiciones más básicas de esta ciencia suelen incluir este elemento. Qué bueno que te gustó el artículo.

  2. #1
    Gabo1978

    Estoy de acuerdo contigo, la primera definición que me dieron de Economía fue: Es la ciencia de la escaces. Felicidades por tu artìculo.

    1 recomendaciones
6 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...