Rankia México
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Finanzas para inversionistas en formación
Información entendida y entretenida para inversionistas

El divorcio catalán, no sólo es de España, también sería de la Unión Europea.

 

Es 23 de junio del año 2016 y el mundo se prepara para afrontar una noticia que tenía cocinándose siglos: los pobladores de la Gran Bretaña que históricamente se han sentido desvinculados de la Europa continental deciden a través de un referéndum separarse de la Unión Europea. Fue el primer divorcio de la comunidad que agrupa al viejo continente. El tema se retoma porque actualmente se plantea si Cataluña no sólo se separaría de España... en consecuencia Cataluña también se divorciaría de la Unión Europea. Veamos.

 

 

¿Por qué Cataluña se separaría de la Unión Europea?

 

Los recuerdos punzan en el continente que históricamente ha sido el más avanzado en sus procesos democráticos desde que los griegos sentaron las bases de la República y que los franceses muchos siglos después volvieron el estándar de los gobiernos occidentales. Esos antecedentes son el telón de un acto que se vive con intensidad en Cataluña.

 

La democracia tiene la virtud de contabilizar a todos y en consecuencia en no dejar a todos contentos. Cuando a principios de la década de los 70’s el parlamento ingles votó por adherirse a la antigua Comunidad Europea, la votación fue cerrada: 358 votos a favor y 246 en contra, es decir, el país británico ya llevaba casi medio siglo con una profunda división antes de su separación de la Eurozona. Por otro lado, los coterráneos de Gaudi y Dalí buscan desvincularse de España por históricas rencillas independentistas y los británicos le cobran a Europa facturas de índole político. Las causas de ambas cuestiones son muy diferentes.

 

Atrás de estos dos casos, hay material suficiente para una tesis doctoral, pero la forma y fondo del problema es que los europeos se sintieron defraudados por un proyecto que no cristalizó. En el retrovisor todavía se puede ver como se estrelló Grecia y otros tantos países que desde 2008 atropellaron a toda la comunidad europea y los países que se mantuvieron a salvo de las constantes crisis económicas del viejo continente, viven en dilemas políticos producto de cargar con muertos que no son suyos.

 

Los cuestionamientos a la unidad europea, transitan por temas económicos, políticos, étnicos y religiosos. El caldo de cultivo que forma la actualidad europea es complejo y por el momento sin solución alguna. Estos problemas le han encendido la mecha a viejos fantasmas que parecían olvidados: El populismo en Europa ha adquirido auge, los movimientos xenófobos han emergido del lodo y los que están en el centro se han armado de rencor hacia los más radicales de ambos lados del ring, Europa se convirtió en un campo de todos contra todos.

 

 

 

 

Los problemas de corrupción son la sal y la pimienta. Italia y Grecia tienen casos de corruptelas que dejaron al mundo con la boca abierta, la clase media de Europa se hartó de mantener las bacanales de la clase política y exigieron cambios de profundidad en todo el sistema político y económico.

 

España, el reino que le dio su idioma e identidad a América ha vivido y luchado a lo largo de su historia contra movimientos que buscaban obtener independencia en varios de sus territorios. Franco aplacó con garrote de por medio cualquier suspiro separatista. La transición hacia la democracia fue tersa y en 1978 nació la España moderna con una Constitución que Cataluña decidió adoptar y por la que se había dejado gobernar con relativa tranquilidad hasta hace algunos días.

 

A España siempre la ha dolido el nacionalismo catalán y a Cataluña le ha dolido la soberbia centralista del reino de Castilla, pero ahora también le patea un tobillo a toda Europa este problema y es que la Constitución Europea es clara en mencionar que si una región de algún país miembro obtuviese su independencia y además decidiese unirse a la Unión Europea, debería seguir un complejo camino: Empezando por candidatearse, luego llevar un procedimiento de adhesión y por último obtener unanimidad en la votación de todos los Estados, algo que España obviamente no respaldaría. Es más, por el momento la Unión Europea ni siquiera reconoce el referéndum catalán.

 

Las implicaciones de un país catalán sin adhesión a la UE son enormes, de saque, sólo los países miembros de la Unión Europea son copropietarios del BCE (Banco Central Europeo), ningún Banco Central de un país no perteneciente a la Eurozona puede recibir financiamiento que fue lo que permitió que bancos griegos o grupos financieros españoles no quebraran. Y aunque el país catalán podría usar el Euro como moneda, difícilmente podrían mantener finanzas sólidas para sostener esta moneda como divisa de curso legal. En otras palabras, Cataluña no es un país con viabilidad para pertenecer a la zona Euro.

 

Las empresas instaladas en Cataluña por el momento ya se curan en salud y han decidido salir de esos territorios por la falta de certidumbre. El evento ya se llevó entre las piernas el IBEX que ha tenido retrocesos importantes.

 

El tema es robusto y con mil aristas, los mercados financieros odian la falta de certidumbre, y la actualidad española está llena de espinas en el corto plazo, los cambios y las tensiones que estos acontecimientos producen son una dinámica difícil de sobrellevar para las divisas y los mercados de valores, nosotros lo vivimos en carne propia con las visceralidades de Donald Trump. La democracia es la mejor herramienta que un gobierno puede darle a sus ciudadanos, pero tampoco es perfecta, en el caso de los ciudadanos catalanes decidan tomar su propio rumbo existirán en el corto y largo plazo muchísimas dificultades que solventar.

 

A esta historia le faltan muchas páginas por delante. ¿Y tú que piensas?

 

Guía para invertir en la bolsa de valores

Si estás comenzando en el mundo bursátil, checa este manual con todas las herramientas de inversión en la bolsa mexicana: tarifas, agentes, inversión online y mucho más.


Descarga guía gratis

Autor del blog

  • Edgar Arenas

    Economista y casabolsero con 19 años de experiencia. Gerente comercial en Estrategias de Inversión de CI Banco. Profesor de Economía Financiera de la Universidad Nacional Autónoma de México. Además blogger y conferencista de Rankia: La comunidad financiera online en castellano más grande del mundo. Sígueme a través de Twitter: @garoarenas

Envía tu consulta