La FED bajó las tasas de interés en un elevador y las subirá por una escalera

La FED marca el ritmo y todos bailan al compás de banco central de Estados Unidos. Para ningún economista esto es nuevo, lo que sí ha sido nuevo es que durante los últimos meses sus comunicados dejaron de centrarse en un estira y afloja con el poder Ejecutivo norteamericano. Hace algunos meses teníamos puesto un ojo al gato y otro al garabato. Por un lado, prestábamos atención a las minutas del banco central de EEUU y por el otro lado revisábamos lo que disparaba en Twitter el presidente Trump.

 

La FED bajó las tasas de interés en un elevador y las subirá por una escalera

 

Esto cambió y me parece que todo se ha suavizado. El crecimiento de la economía norteamericana en un entorno de una pandemia adelgazada por el proceso de vacunación provoca optimismo y la preocupación principal es la estela de inflación que el crecimiento deja a su paso. En su reciente reunión de acuerdo con las estimaciones del Comité de Política Monetaria del banco central de EEUU se puede anticipar dos incrementos en la tasa de interés… pero no será en el corto plazo.

 

La fecha atraviesa la frontera de este año y del próximo. En 2023 es probable que esto ocurra, ¿Es muy pronto? Hay quienes consideran que sí y hay quienes consideran que, si la economía va por tan buen camino, ¿por qué no subirla antes? En este tema estamos pisando terrenos que nunca se habían transitado. La crisis económica por la pandemia por Covid-19 ha puesto a prueba a todos los agentes económicos a nivel mundial.

 

El ritmo de compra mensual de bonos no sufrirá ajustes, por el momento. El ritmo de 120 mil millones de USD se mantendrá hasta que la inflación y el desempleo se controlen. Aunado a esto el banco central de EEUU reiteró que el aumento en la inflación es sólo transitorio, aunque revisaron hacia arriba su cálculo desde 2.4% hasta 3.4%.

 

En cuanto al crecimiento de la economía de Estados Unidos también se revisó al alza pasando de 6.5% hacia 7% para este año. El resultado de carambola fue que el tipo de cambio se depreciara desde la semana pasada, aunque esto, es una reacción y es muy probable que sólo sea transitorio. Así pues, la FED va marcando el ritmo de las tasas de interés que subirán, pero lo harán de forma lenta y muy controlada. Hace un año las tasas bajaron por elevador, pero en futuro estarán subiendo por las escaleras.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!