Recientemente se dio a conocer que un joven llamado Kwon Joon con la edad de 12 años, nacido en Corea del Sur obtuvo un rendimiento del 43% en las acciones que compro. Esto es un rendimiento gigante incluso para inversionistas profesionales, en su historia nos cuenta que invirtió un total de 22, 500 dólares los cuales con ayuda de su madre pudo abrir su cuenta, pero el dinero no fue regalado por su madre, sino que los ahorro a lo largo de su vida, ya que se ha dedicado a vender coches de juguete desde los 7 años. 

Esta historia nos suena algo familiar ¿…? ……… CREO QUE SÍ.

En entrevista que le fue realizada al joven nos comenta que su personaje a seguir no fue un deportista o algún artista famoso, sino que fue el legendario inversionista Warren Buffet, él ha sido su modelo a seguir, Kwon comenta que ha seguido su biografía, su historial de inversiones y su modo de actuar.

La comparación la podemos ver claramente ya que Kwon obtuvo sus acciones por su propia cuenta y la primera compra que realizo fueron acciones, y el Sr. Warren repartiendo periódicos logro ahorrar y comprar sus primeras acciones. Warren ha recomendado que hay que comprar en acciones de empresas que, sean sencillas de entender para los consumidores, sean longevas y tengan buenos rendimientos como él lo hace en Coca- Cola, y Kwon siguió su ejemplo ya que sus rendimientos los obtuvo adquiriendo acciones de Samsung, Hyundai. Al momento de adquirir las acciones lo hizo en un momento en que la bolsa de Seúl no pasaba por los mejores momentos, y aprovecho lo más básico de la inversión que es compra barato y vende caro. La similitud y la fascinación por su modelo a seguir es muy notoria.

El crecimiento que han tenido economías del hemisferio Oriental del planeta durante los últimos 70 años ha sido muy acelerada, lo que nos hace voltear a ver el crecimiento y los rendimientos obtenidos por ellas, diferentes empresas que ahora operan en Occidente son de origen Oriental porque la calidad de sus productos y servicios son bastante eficientes, esto se puede deber a que gobiernos de esos países han puesto un exhaustivo esfuerzo en el crecimiento en la educación de su población, un ejemplo sería que la población de Corea del Sur en la actualidad solo el 1% de su población es analfabeta cuando en los años 40 un 80 % de su población era analfabeta. Esto nos muestra que la educación financiera y de emprendimiento han tenido pasos agigantados en este país.

Como conclusión sería que aprendiendo de los consejos y enseñanzas de personajes que ya han recorrido el camino que nosotros aspiramos recorrer podemos obtener resultados más favorables y con menos complicaciones. Y antes de adentrarse al mercado bursátil se tiene que estar consiente de lo complicado que es obtener capital de inversión, que se debe de tener disciplina para manejar nuestras operaciones y antes de realizarlo tener educación financiera que nos permita manejarnos de la manera más optima.
¡Sé el primero en comentar!