1 recomendaciones

Por José Rafael Pineda Albarrán.

Director de Investigación MDL UNAM FE.

Los Bancos Centrales son las instituciones encargadas de instrumentar y llevar a cabo la política monetaria que resulte necesaria para el buen funcionamiento económico de la respectiva nación a la que pertenecen.

Existe una manera muy general en las que se pueden clasificar los métodos o la dirección en la que esta política puede ser encaminada: política monetaria expansiva o restrictiva. Esta última hace referencia a los esfuerzos que el Banco Central hace por tratar de reducir la oferta de dinero en el país con el fin de buscar una mayor estabilidad en los precios o una menor inflación de la que se tiene.

La principal herramienta con la que se cuenta para poder maniobrar con estas políticas es la tasa de interés. Con ella, el Banco Central puede llegar a estimular el ahorro cuando se mantengan los intereses a la alza, es decir, al incrementar la tasa de interés de referencia cualquier tipo de crédito se logra encarecer, ocasionado un mayor estimulo ahorrativo en los consumidores.

El año pasado en nuestro país, de acuerdo con las acciones llevadas a cabo por Banxico, se permitió ver una clara tendencia ha tratar de reducir los niveles de inflación a través de la implementación de una política monetaria más restrictiva. Esto es comprobable si se toma en cuenta las cuatro veces que Banxico aumentó la tasa de interés de referencia en 2018; y si de igual manera se analiza el sólido y positivo panorama inflacionario en el que se ha desenvuelto la economía mexicana en los primeros meses de este año.

Es bajo este contexto que, el pasado 27 de junio en la reunión llevada a cabo por la Junta de Gobierno del Banco de México, el subgobernador Gerardo Esquivel tuvo un voto disidente en contra del resto de la junta que votaron por mantener la tasa de interés en 8.25%. Él por su parte planteaba la posibilidad de reducirla en 25 puntos base, sin poner en riesgo el mandato prioritario de mantener una inflación baja y estable. Argumentaba que “la inflación ha tenido un comportamiento mejor a lo previsto en los Informes Trimestrales anteriores y se encuentra en una trayectoria convergente hacia la meta del Banco de México. La inflación acumulada al primer semestre del año fluctuará alrededor de 0.30% y será la segunda cifra más baja en lo que va del siglo” (Banxico, 2019).

Por lo tanto, resulta pertinente cuestionar si los tiempos económicos en los que ahora se está desenvolviendo México siguen necesitando de una política monetaria restrictiva o si de lo contrario, se deba dar un viraje hacia prácticas un tanto más expansivas con el fin de estimular nuestro crecimiento económico, que se ha visto muy poco incrementando en lo que va del año.

Referencias:

Banxico. (27 de junio de 2019). Minuta de la decisión de política monetaria. Obtenido de Banco de México: http://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/minutas-de-las-decisiones-de-politica-monetaria/%7B912CEB1F-464B-29BA-A44E-1BEA0938891D%7D.pdf.

Parkin, M. (2018). Economía . México : Pearson Educación .

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...