Blog El Cuaderno Digital
Contenido relevante escrito por la comunidad IMEFU en la UAMéx UAPCI

México: un país que sustenta por su informalidad

Cuando a un mexicano se le habla de impuestos, desaparece. Esta frase suena bastante retorica pero la realidad del país lo vuelve literal, la cultura financiera es tan escasa que prefieren ahondar en ser informales en sus finanzas, que investigar y ser regulares para obtener mayores beneficios.

 

México: un país que sustenta por su informalidad

 

De acuerdo con los resultados sobre la “Medición de la Economía Informal” elaborada por el INEGI, se tiene que entre los años 2003 y 2016 el valor agregado generado por ella ha contribuido en promedio en un 23% al Producto Interno Bruto del país, mientras que los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo reportan que en ella labora en promedio el 57% de la población ocupada.

 

A pesar de que en los últimos años la base tributaria en México ha mantenido una tendencia a la alza, este país se enfrenta a un gran reto: hacer que más mexicanos paguen sus impuestos. El dilema según Alter (2012) oscila entre si los agentes económicos en informalidad son alcanzados por impuestos como el IVA, entonces ¿qué tan necesariamente fiscalizados resultan ser? O en el caso de aquellos que desean formalizarse si los programas de capacitación y desarrollo gubernamental están obteniendo éxito en lo que respecta a su incorporación de estos recursos humanos y empresariales y si son suficientes.

 

Nullum tributum sine lege -no existe un tributo sin ley-, sin embargo día a día calles enteras y decenas de puestos en todo el país fluctúan la moneda sin ser vistos, las escusas son frecuentes, hablan de no pagar impuestos por no tener utilidades, generan controversia en el fin que se le da ese dinero, una parte de la sociedad mexicana se ha esforzado en burlar a toda ley y escaparse de sus obligaciones fingiendo desconocerlas.

 

La Ley de Ingresos de la Federación para 2019 contempla ingresos totales por 5.8 billones de pesos. Esto, como resultado del combate que se pretende realizar contra las prácticas de presentación de facturas falsas y la existencia de empresas fantasma, así como de la medida introducida en esta Ley que restringe la compensación universal.

 

A comparación con otros países las tasas a las que se calculan estos impuestos son altas, creando conciencia en ello, los impuestos son tributos que se le dan al gobierno para que brinde y satisfaga las necesidades, al 2017 según el Banco Mundial éramos 129.2 millones de mexicanos, para sufragar estos gastos, resulta coherente que las tasas sean altas si solo una parte de esa población contribuye real y honestamente.

 

En relación con el Principio de Proporcionalidad Tributaria, Adam Smith  fundamentó que la carga fiscal no debe fijarse solamente en función de la capacidad económica de los contribuyentes, sino en función de su capacidad contributiva, pues ésta debe incidir únicamente sobre una porción razonable de su ingreso, utilidad o rendimiento, a fin de que el tributo no se vuelva confiscatorio.

 

Al cierre del año pasado, el padrón tributario estaba confirmado por 51.6 millones de contribuyentes, cifra 11.5% superior respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Informe Tributario y de Gestión correspondiente al cuarto trimestre de 2015 y elaborado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

“La evasión fiscal es uno de los síntomas más evidentes del deterioro de los principios de responsabilidad social de las generaciones actuales”, explica Milagros Guadalupe Ávila Valenzuela, en una publicación en la Revista Investigación Académica Sin Frontera.

 

La Tasa de Ocupación en el Sector Informal (TOSI), que recupera la magnitud de la población en economía informal que labora dentro de unidades económico productivas vinculadas al mercado local y regional la TOSI fluctúa cerca de un polo de atracción situado en el 26.5%, es decir, que cuenta con altibajos durante distintos años pero que no escapan a los márgenes antes señalados del 25.5% y 27.5%. Con esto parece ser que, la estructura de la ocupación durante los últimos 20 años no ha visto una transformación profunda que permita demostrar que cada vez mayor proporción de la población se involucra dentro de la economía formal.

 

Informalidad

 

Para revertir las pésimas condiciones sociales es necesario abandonar las políticas económicas neoliberales de ajuste y apostar por un esquema de inversión social y de economía popular acorde a la economía real del país que permita ir mejorando las condiciones de vida de los individuos y alcanzar mayores niveles de desarrollo social.

 

[email protected]

Jorge Leyva linkedin.com/in/jorge-l-41145610b

 

Smith, Adam. Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones; ed. de Edwin Cannan; trad. y estudio prelim. de Gabriel Franco—México : FCE, 1958.