Análisis de Riesgos: La naturaleza de los CriptoActivos

CONTEXTO ACTUAL

En enero de 2021, TESLA (empresa dedicada a la fabricación de automóviles eléctricos) realizó una inversión de 1,500 millones de dólares con el fin de maximizar los rendimientos de su efectivo; suceso que hizo que el valor del Bitcoin se apreciara más de 10% (llegando a cotizar hasta los 43,625 dólares) en aquel mes.
 
Debido a éste fenómeno, las expectativas con respecto a cuáles pueden ser las próximas grandes empresas que, siguiendo los pasos de Elon Musk, podrían decidirse a invertir en Bitcoin (el cual continúa moviéndose actualmente entre máximos históricos) o en algún otro CriptoActivo de similares características (Ethereum, Ripple, LiteCoin, entre otros) han aumentado.
 
VISA y APPLE han optado por lanzar sus programas piloto “nueva modalidad de pago”; la primera, aunada a la plataforma de pagos Crypto.com, permitirá el uso del CriptoActivo USD Coin para liquidar las transacciones en su red, mientras que la empresa “de la manzana” está comenzando por aprovechar al máximo su Apple Wallet para integrar las nuevas modalidades de pago, distintas e independientes a las otras establecidas (utilizando CriptoActivos).
 

ENFOQUE BASADO EN EL RIESGO

Aunque muchos analistas siguen explorando nombres de empresas (pertenecientes al sector tecnológico, en su mayoría) que utilizarían y adaptarían al Bitcoin o algún otro CriptoActivo en sus operaciones; lo cierto es que, para los expertos del banco estadounidense JPMORGAN, la compra de Bitcoin (por parte de TESLA) no significa necesariamente que otras más empresas busquen anexar algún otro a sus carteras corporativas.
Esto debido a que: la volatilidad de un portafolio de inversión que mantiene algún CriptoActivo en sus filas ronda en un 8% aproximadamente (más que el 1% de volatilidad a la que están acostumbrados los grandes inversionistas institucionales, regularmente).
 
En meses recientes, grandes firmas financieras como BLACKROCK y MASTERCARD han optado por continuar con el seguimiento (en el comportamiento bursátil) de algunos CriptoActivos; probablemente, pensando que éstos llegarán a convertirse en una parte habitual de las carteras de inversión en el futuro; sin embargo, muchos otros analistas coinciden en que NO es apropiado realizar operaciones con CriptoActivos, tanto comerciales (Compra-Venta de Productos y/o Servicios) como financieras (relativas a la especulación y/o arbitraje); ni incluir alguna obligación o promesa de pago (bajo éstos términos) en los presupuestos familiares.

Son activos muy volátiles, la mayoría de ellos no están regulados y su análisis resulta complejo técnicamente para un inversionista “medio”.
Además, su naturaleza (como instrumento financiero) es dudosa; no generan rendimientos (las acciones dan un dividendo, los bono dan un cupón, los CriptoActivos nada), únicamente se especula con que suba o baje su precio.


REFERENCIAS:

¡Sé el primero en comentar!