3 recomendaciones

Una gran cantidad de recursos naturales, crecimiento citadino e infraestructuras cada vez mejores y modernas, industrialización y un factor muy importante: atracción de inversión. Estos son algunos de los puntos principales que caracterizan a México y Brasil como naciones con una economía emergente y que continúan en crecimiento, tomando lugares muy importantes dentro de las consideradas “potencias” latinoamericanas gracias a su PIB registrado en 2017 (1,149,919 millones de dólares para México y de 2,055,506 mdd para Brasil), a sus calificaciones dadas a conocer por S&P y Fitch (ambas de BBB+ para México y BB- para Brasil) y demás ejemplos e índices macroeconómicos que se darán a conocer a continuación.

 

 

Es de suma importancia que tanto la presente administración de gobierno mexicano como la que iniciará en diciembre del año en curso, tomen en cuenta que México tiene que ser y dar una imagen de un país capaz de recibir capital para generar rendimientos a quienes le ven el potencial y capacidad de crear riquezas por medio del capital humano adecuado, tasas de interés atractivas, infraestructura y una situación social y económica adecuada para atraer dicha inversión. Porque de lo contrario, dichos inversionistas y empresas interesadas podrían tomar a países como Brasil para realizar su trabajo, e inclusive al no mejorar las condiciones actuales se daría una desafortunada fuga de capitales a otras naciones que ofrezcan beneficios más atractivos que los que México puede dar.

 

Siguiendo con comparaciones, México tiene una serie de aspectos similares respecto a su gran contrincante económico y líder latinoamericano; por ejemplo, una de las principales preocupaciones de empresas e inversionistas respecto a realizar la inyección de sus capitales en naciones que se encuentra en crecimiento es que generalmente las tasas de violencia, corrupción, homicidios, migración, etc. sean alarmantemente altas, lo cual podría ser una cuestión de significante peligro para el inversor ya que absolutamente nadie desearía arriesgar recursos económicos, materiales e inclusive humanos. Por lo tanto, es una gran tarea para el gobierno mexicano el realmente desempeñar una lucha para seguir combatiendo la cantidad de homicidios derivados de actividades delictivas, que en perspectiva con Brasil es considerablemente menor (57 al día vs 152 al día).

 

También se debe tomar en consideración los diversos escándalos políticos en ambas naciones relativos a la corrupción y lavado de dinero por parte de altos funcionarios; en México se conocen los múltiples casos relacionados con la familia presidencial actual, con los gobernadores Duarte de Chihuahua y Veracruz, la impunidad de un gran número de burócratas que se han enriquecido con el dinero de la nación… No es una situación sencilla hablando de corrupción y este es un gran foco rojo que requiere de acciones inmediatas para poder limpiar lo más posible la imagen que da el país al exterior. Hablando de Brasil, el ex presidente Luis Inácio Lula da Silva se encuentra actualmente preso por cargos de corrupción y lavado de dinero pero aun así ha logrado planear y coordinar la estrategia electoral para las próximas elecciones de las cuales ya hay un posible candidato, el exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad quien también ha sido acusado por fiscales de ese mismo estado por supuesta corrupción en licitaciones realizadas durante su gestión. Dicho lo anterior, México se encuentra en una situación muy similar a Brasil lo cual resulta complicado ya que en cuestiones sociales y políticas debe haber una reestructura de las acciones para cambiar los hechos actuales y mitigar sus efectos y riesgos para realmente ser un candidato atractivo ante inversionistas y empresas multinacionales.

 

Factores que sobreponen a México sobre Brasil como tener un mucho menor déficit, un mayor ranking de competitividad, menor tasa de migrantes de otros países latinoamericanos (gran problemática para Brasil, lo cual lo ha llevado a cerrar fronteras por las masas de personas que huyen del régimen venezolano), entre otros, no tendrán un mayor valor si no se lleva un adecuado control de aspectos vitales como la política monetaria y la depreciación del peso con respecto al dólar, lo cual se podría manejar con mayor seguridad si se llega a los acuerdos previstos con Estados Unidos y Canadá, los cuales tendrían que dejar de lado su política económica proteccionista para poder visualizar ventajas en conjunto.

 

En resumidas cuentas, México necesita acelerar sus procesos para disminuir las diversas problemáticas económicas, sociales, políticas (entre muchas otras) y para concretar acuerdos que de no llevarse a cabo, lo podrían hacer non grato a los ojos de la inversión tanto extranjera como nacional, llevando a beneficiar a su competencia como Brasil al ser este el que se haga de recursos y mejor calidad de vida por las debilidades de nuestra nación.

 

“Competencia, transparencia, ética y eficiencia derrumban cualquier muralla.”

– Eike Batista, empresario.

 

Bibliography

Acevedo, D. E. (2017, octubre 13). Latin AMerican Post. Retrieved from https://latinamericanpost.com/es/16996-mexico-supera-a-brasil

Excelsior. (2018, septiembre 4). Retrieved from https://www.excelsior.com.mx/global/brasil-patrulla-su-frontera-con-venezuela-ante-crisis-migratoria/1262900

Expansion, D. M. (2018). datosmacro.com. Retrieved from https://datosmacro.expansion.com/

Financiero, E. (2018, septiembre 4). Retrieved from http://www.elfinanciero.com.mx/mundo/fiscales-brasilenos-presentan-cargos-de-corrupcion-contra-candidato-a-vicepresidecia-de-pt

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...