INTRODUCCIÓN

De acuerdo a Bent Hansen, H. Theil, K. A. Fox y E. Thorbecke, se limitó a afirmar que «la política económica consiste en la variación deliberada de cierto número de medios para alcanzar determinados objetivos. En el caso que ocupa este ensayo hablaremos de dos de las principales políticas económicas que aplica los policy makers competentes para influir en la actividad económica, entendida esta como el conjunto de variables económicas e instrumentos de política económica que se utilizan en cada tipo de política económica para controlar el rumbo de la economía.

Este breve ensayo se enfocara en la política monetaria, su definición, su forma de operación a través de sus instrumentos básicos en la primera sección. En la segunda sección se explicara la balanza de pagos, su estructura, componentes. En la tercera sección se señalaran los diferentes tipos de regímenes de cambio que hay, su relación con la política monetaria en una economía abierta. En la última sección se analizara comparativamente la relación de la aplicación de la política monetaria y la estabilidad de la balanza de pagos.

El objetivo de este breve ensayo es comprender de manera resumida dos de las principales políticas económicas que conducen a la estabilidad del nivel de precios para alcanzar los objetivos macroeconómicos básicos, como son el crecimiento económico y el pleno empleo, pero en el caso que nos ocupa nos enfocaremos más en la estabilidad de precios como el principal fin que persigue la política monetaria asumiendo que esta política es neutral en el largo plazo, lo que significa que en el largo plazo solo tiene efectos en variables nominales y no en las variables reales lo que nos lleva a adelantar una de las primeras conclusiones de este ensayo, el cual es que la eficacia de la política monetaria se da en variables nominales como el INPC, de ahí su enmarcado papel en lograr este objetivo básico e indispensable para el correcto funcionamiento del sistema financiero, y la garantía de que las operaciones que lleven a cabo los agentes económicos como son empresas y familias tengan un contexto de certeza y certidumbre en las operaciones de compra y venta de bienes y servicios a nivel nacional e internacional entre residentes y no residentes para lograr la estabilidad de la balanza de pagos y del tipo de cambio.

Esperamos que sea para el lector el agrado de esta humilde ensayo que tratará de explicar en un lenguaje sencillo los temas mencionados.

SECCION 1 La política monetaria

Clasificada de acuerdo a la taxonomía de la política económica como una política económica macroeconómica que tiene que ver con los grandes agregados de la economía, como el PIB, el nivel de precios o INPC, la tasa de interés, y la base monetaria, es además de carácter cuantitativo y de acuerdo a su temporalidad tiene una dimensión en su aplicación y efectos diversos en el corto, mediano y largo plazo, dado la anterior decimos que la política monetaria se constituye por el conjunto de las acciones de las autoridades monetarias dirigidas a controlar las variaciones en la cantidad total de dinero, en los tipos de interés, e incluso en el tipo de cambio, con el fin de colaborar con los demás instrumentos de la política económica al control de la inflación, a la reducción del desempleo, a una mayor tasa de crecimiento y a la mejora del saldo de la balanza de pagos. La autoridad monetaria superior es el banco central el cual goza de autonomía de acuerdo a lo que dispone nuestro máximo ordenamiento legal, la Constitución Política  De Los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 28 párrafo 6 constitucional, el Banxico dirigirá en nuestro territorio mexicano las acciones como autoridad competente para controlar y dirigir los objetivos que persigue este órgano autónomo de acuerdo a su funciones y competencias. 

Es competencia de esta autoridad monetaria controlar la cantidad de dinero que circula en la economía en sus diferentes clasificaciones en función de la liquidez de los distintos agregados monetarios para mantener la estabilidad de precios, entendida esta como la no variación de precios en un tiempo de manera sostenida y estable, para ello contara con diversos instrumentos entre los cuales tenemos:

1.-La política de redescuento: entendida esta como aquella tasa de interés interbancaria que se cobra a los bancos privados y públicos para que concedan crédito a sus usuarios en el mercado de crédito;

2.-La política de encaje legal: entendida como aquel porcentaje que debe de mantener los bancos públicos y privados en sus reservas para responder sobre las demandas de devolución de pasivos y activos de los bancos a los usuarios que depositen sus ahorros en el sistema bancario. En términos contables es la caja chica, dinero no prestable que deben de resguardar los bancos para responder por sus actividades a los usuarios o ahorradores, y por ultimo tenemos las;

3.-Operaciones de mercado abierto: entendidas como la compra y venta de instrumentos de deuda del gobierno federal como Certificados de Tesorería de la Federación (CETES) para aumentar o disminuir la cantidad de unidades de moneda nacional que constituyen la oferta monetaria de nuestra economía. 

Los instrumentos mencionados se pueden aplicar para expandir o contraer la cantidad de dinero que circula en la economía, es decir las variaciones en la curva LM o RM, que son curvas de oferta de dinero que equilibran el mercado junto con la curva de bienes IS, que están en función del nivel de ingresos de la economía  y de la tasa de interés de corto plazo nominal.

La política monetaria necesita para su correcto funcionamiento entre otros factores la credibilidad y confianza  de los agentes económicos hacia nuestra autoridad monetaria para alcanzar eficazmente su objetivo de control de la inflación, entendida esta como el aumento generalizado y sostenido del nivel de precios de una canasta de bienes básica en un tiempo determinado.

Los beneficios de la correcta aplicación de la política monetaria son el logro de la estabilidad de los precios lo cual permite a su vez que los agentes tengan mayor facilidad en la planeación de sus operaciones en el mercado a corto y largo plazo, que los hogares se ven incentivados a ahorrar al ver que el valor real de su dinero no está disminuyendo, que las empresas pueden asignar de mejor manera sus recursos productivos con respecto a la producción, el empleo y la acumulación de capital. Por otro lado el control de la inflación disminuye el riesgo en los mercados financieros y se permite la estabilidad de las variables económicas más importantes como las tasas de interés, lo cual promueve una mayor inversión, un aumento en la producción y un mayor crecimiento económico.

SECCION 2 La balanza de pagos

La balanza de pagos es un sistema contable de partida doble, donde cada registro o transacción celebrado entre un residente de un país y otro se anotan de forma que sumen cero en una cuenta positiva y negativa. Esta forma de contabilidad permite saber si en una economía de libre mercado abierta existen déficit o superávit que pueden desequilibrar las variables macroeconómicas, como PIB, tipo de cambio, tasa de interés, a lo cual el banco central para corregir los desequilibrios tiene bajo su poder las reservas internacionales que mediante operaciones de mercado abierto ya explicada puede usar para regular y controlar los cambios y desequilibrios en la demanda de dinero de nuestra economía y estabilizar la balanza de pagos.

La estructura de la Balanza de pagos es:

  1. Balanza por cuenta corriente compuesta por: 
  2. Balanza comercial (o balanza de mercancías), X-M 
  3. Balanza de servicios (Factoriales y no factoriales), llamada balanza de ingresos o rentas en España
  4. Balanza de transferencias unilaterales netas (remesas, ayuda humanitaria, etc.) 

2. Balanza de capitales compuesta por:
Balanza por cuenta financiera y por cuenta de capital, en México consiste en cambio de propiedad de activos intangibles y tangibles

a) Inversiones directas 

b) Inversiones de cartera

3. Variación de reservas internacionales Netas

4. Errores y omisiones (partida de ajuste)

Estos 4 rubros son los componentes de la balanza de pagos teniendo una mayor relevancia la cuenta corriente por el volumen de transacciones que en ella se dan, el objetivo de cada nación es tener una equilibrio en la balanza de pagos para no tener déficit o superávit que desajusten su economía y equilibrio, por ello es que cada nación dependiendo de su régimen de tipo de cambio puede a través de su banco central influir en la tasa de interés y en la cantidad de dinero para mantener una balanza de pagos en equilibrio. El tipo de cambio tiene una relación directa con la tasa de interés nacional e inversa con la tasa de interés extranjera, por lo que los desajustes en el mercado de divisas producto del aumento de importaciones y exportaciones entre un país y otro se controlan mediante venta y compra de dólares en el caso de México a un tipo de cambio que en el caso de nuestro país es flexible.

Los déficits de la balanza comercial se pueden compensar con superávits en la balanza de capitales, para mantener en ceros nuestra balanza de pagos se cuenta también con una partida de ajuste llamada de errores y omisiones en donde se anotan operaciones no registradas en las demás sub-balanzas como actividades producto de operaciones ilícitas (contrabando) para explicar los activos y pasivos que entran y salen del territorio mexicano. 

Un déficit por cuenta corriente supone, desde el punto de vista macroeconómico, que el ahorro nacional no es suficiente para financiar la inversión y/o el gasto público interno, por lo que se tiene que recurrir al ahorro exterior para poder financiarlo, es por ello que en Estados Unidos actualmente el gasto interno en consumo de familias, en consumo de gobierno y consumo privado de empresas es mayor a su producto interno bruto, lo cual genera que su cuenta corriente o su balanza de pagos tenga un déficit, ya que sus ahorros nacionales no son suficientes para mantener su nivel de consumo interno, la cuenta de capitales de dicho país resulta superavitaria, ya que Estados Unidos recibe financiamiento del exterior para mantener su nivel de consumo actual.
 

SECCION 3 Regímenes y tipos de cambio

El tipo de cambio es el valor de una moneda en términos del valor de otra moneda, puede ser expresado de forma directa e indirecta. Los tipos de regímenes cambiarios más comunes son:

a)    Régimen de cambio flotante (Este tipo de régimen el valor de las divisas está en función de las fuerzas de oferta y demanda, es decir en función del mercado).
b)    Régimen de cambio fijo (Este tipo de régimen los gobiernos administran y controlar el valor de sus monedas usando sus reservas internacionales para mantener un valor rígido de sus divisas).
c)    Régimen hibrido de bandas de flotación (este tipo de régimen se aplicó en México con Salinas, y permite un rango o banda de flotación del valor de una divisa entre un monto máximo y mínimo al cual debe de oscilar la divisa, si sobre pasa estos valores la divisa el gobierno emplea las operaciones de mercado abierta a través del aumento o disminución de sus reservas para mantener en una paridad controlada su divisa).
d)    Caja de conversión (este tipo régimen de cambio se aplicó por primera vez en la isla Mauricio en 1849 en Inglaterra el cual consiste en tener respaldada toda la base monetaria en una moneda de reserva bajo una regla de convertibilidad fija).
e)    Dolarización unilateral (Este tipo de régimen de cambio consiste en renunciar a la moneda local como una de valor y medida para adoptar una moneda extranjera como medio de cambio para el conjunto de operaciones económicas entre los residentes nacionales y extranjeros, se aplicó en Argentina de 1991-2001 para reducir los niveles de inflación).
f)     Unión Monetaria (en este tipo de régimen de cambio dos o más países renuncian a sus monedas locales para asumir una moneda local única para ambos países, un ejemplo de ello tenemos la Unión Europea).

La relación de los tipos de cambio y la balanza de pagos es que las variaciones del tipo de cambio actúan de mecanismo equilibrador para eliminar los desequilibrios de la balanza de pagos. En México tenemos un tipo de cambio flexible, también existe un control de cambios por parte del banco central de la cantidad de dólares que entran al territorio nacional producto de la venta y exportación de hidrocarburos.

Los regímenes de cambio más antiguos son el sistema de patrón oro aplicado en 1880 en Reino Unido en la época moderna, en donde la cantidad de libras esterlinas que emitía los bancos y la cantidad de monedas que acuñaba Reino Unido estaban respaldadas por un valor en lingotes u onzas de oro, en dichas épocas la acumulación de metales preciosos era la unidad de medición de la riqueza de los reinos de aquel tiempo, en dicho periodo recordemos que aún existía la forma de organización política monárquica de los gobiernos, pero este sistema empezó a caer en desuso, tras la primera guerra mundial y la segunda, en donde hubo una mayor desconfianza entre las naciones del mundo, por fin al pasar estos dos periodos volátiles donde el valor de las monedas estaba medido en sistemas distintos al patrón oro, nació el sistema de bretton Woods, en 1948, mediante el acuerdo de varios países occidentales donde se definió al dólar como el respaldo de las monedas de otros países, ya que esta moneda norteamericana estaba fuertemente respaldada por un volumen importante de reservas de oro de la nación económica en ese entonces más prospera en oro después de finalizar la segunda guerra mundial (Estados Unidos), una onza de oro equivalía a 35 dólares, pero en 1971 tras una serie de descontentos y desconfianza de algunos países como Francia sobre este sistema que se pensaba solo servía al pueblo de Estados Unidos emitir deuda sin medida, el presidente Richard Nitzon suspendió la convertibilidad de dólares por oro, pasando así la divisa del dólar a tener un valor basado principalmente en la confianza de la prosperidad de la economía norteamericana y en función de las fuerzas de oferta y demanda del mercado sobre dicha divisa, es decir en función de las fuerza del mercado, lo cual después de la celebración de la  junta de filadelfia se decidió en 1973 que cada nación tendría la libertad de escoger el régimen monetario adecuado a los intereses de cada economía, México paso por varios sistemas monetarios desde el sistema de paridad fija, el sistema de paridad flotante administrada, sistema cambiario múltiple, control de cambio, flotación regulada, bandas cambiarias y libre flotación.

SECCION 4 Relación de la política monetaria y la balanza comercial

La relación entre la cantidad de dinero que circula en la economía,  y el tipo de cambio que tenemos para llevar a cabo las operaciones de importación y exportación de bienes y servicios entre residentes  de un país  y otro es solo una parte de la relación que hay de la política monetaria y la balanza de pagos imperante en un lugar.

Un superávit de la balanza de pagos revela la existencia de un exceso de la demanda de dinero. De igual forma, un déficit no es más que la consecuencia de un exceso de oferta de dinero. Bajo esta lógica entonces el déficit de la balanza de pagos se corrige con una política monetaria contractiva, a través de una reducción de la cantidad de dinero por medio del aumento del coeficiente legal de reserva o encaje legal, un aumento de la tasa de redescuento y la venta de deuda pública. Un exceso en la demanda de dinero con tipo der cambio flexible se debe a que hay una reducida tasa de interés en el mercado, lo cual produce que la Inversión aumente, y la producción se incremente, lo cual genera que el tipo der cambio se deprecie y aumenten las exportaciones netas.
Fuente: POLITICA ECONOMICA, elaboración, objetivos e instrumentos, Cuadrado Roura
Fuente: POLITICA ECONOMICA, elaboración, objetivos e instrumentos, Cuadrado Roura


Este grafico nos permite observar la eficacia de la política monetaria bajo un tipo de cambio flexible para aumentar el nivel de exportaciones y tener un superávit en la balanza comercial y de pagos. Pero también nos indica la ineficacia de la política monetaria bajo un tipo de cambio fijo donde la paridad de intereses no permite que las exportaciones aumenten sino se mantenga en un punto inicial y existe además una contracción monetaria a pesar de tener una política expansiva.

En una economía abierta la paridad del tipo de interés nacional y extranjero nos permite tener una curva de Balanza de pagos horizontal que equilibra el tipo de cambio de las divisas entre dos monedas en un modelo de IS-LM, la paridad de los tipos de interés viene dada por la fórmula: , si el diferencial de tasa de interés es igual a la tasa de apreciación o depreciación del tipo de cambio entre dos divisas, el tipo de cambio esperado está en el numerador, y el tipo de cambio spot o a la vista en el denominador, los tipos de cambio entre dos monedas puede dar lugar a una disparidad que se ajusta a través de las operaciones de arbitraje en el mercado forex, para que se vuelva a equilibrar las tasas de intereses de ambos países. 

CONCLUSIONES


PRIMERA. La política monetaria no es eficaz en el largo plazo para influir sobre variables nominales como el PIB real, el nivel de desempleo, la tasa de interés real, solo influye sobre variables nominales y por excelencia en el INPC, además esta política económica mantiene un trade off con el nivel de desempleo de acuerdo a la curva de Phillips, por lo cual existe una relación inversa entre la el control de la inflación y la disminución del desempleo, es decir hay un conflicto de carácter fundamental en el logro de dos objetivos importantes en la economía.
 
SEGUNDA. La balanza de pagos de un país determina los niveles de endeudamiento externo que algunas economías tienen con el mundo o el grado de apalancamiento de algunas economías en el desarrollo que invierten en otras economías por medio de su IED, en el caso de México tenemos un déficit creciente de la balanza de pagos, así como también EUA, y en cambio países como China tiene un superávit reciente y creciente en los últimos años de sus balanza de pagos, lo cual significa que el gasto interno de China es menor a su producto interno bruto, y su sobrante lo reinvierte en forma de inversión de capitales en diversas naciones del mundo, y contrario a México el cual tiene déficit, tiene excedo de deuda extranjera financiado sus gastos internos y consumo interno que es menor a sus producto interno bruto, por lo cual es por ello importante contar con una balanza de pagos equilibrada para evitar estos desajustes en el mercado internacional.
 
TERCERA. El sistema monetario internacional que tenemos actualmente en muchas economías del mundo incluyendo México es muy volátil y no permite la paridad de los intereses entre las diversas monedas del mundo para mantener la paridad de intereses por lo que los desequilibrios de la balanza de pagos es un fenómeno común en el régimen de cambio flexible por lo que se debe de optar por un  régimen de paridad fija basado en el oro y metales preciosos que asegure la legitimidad de la moneda circulante en la economía y no construir dinero artificial que solo produzca además de desequilibrios en los tipos de cambio, mayores riesgos en la estabilidad de precios (es decir mayor  volatilidad de los  precios internacionales). Prueba de ello es la volatilidad actual que vivimos entre el peso y el dólar.
 
CUARTA. Con tipos de cambio fijo y movilidad perfecta del capital, la política monetaria carece de influencia sobre la producción. A las depreciaciones del tipo de cambio en este tipo de régimen se le llaman devaluaciones y a las apreciaciones se les llama revaluaciones.
 
QUINTA. Con tipos de cambio flexibles, la política monetaria  y la política fiscal son en cierta medida eficaces en cuanto a sus posibilidades de afectar al nivel de producción. Bajo este tipo de cambio a los movimientos del cambio de valor del tipo de cambio se le llama apreciación y depreciación. En la política monetaria cuando los tipos de cambio son flexibles, la política monetaria es eficaz para incidir sobre el nivel de renta por la vía del tipo de cambio y no del tipo de interés. Y la política fiscal es eficaz principalmente aunque no sea el tema de este ensayo por medio del gasto publico.
 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 
POLITICA ECONOMICA, elaboración, objetivos e instrumentos, Cuadrado Roura, Cuarta Edición, Mc Graw Hill.

TEORÍA Y POLÍTICA MACROECONÓMICA, Oscar Bajo Díaz, Antoni Bosch Editor.

LO QUE INDICAN LOS INDICADORES, Jonathan Heat, Editorial INEGI.

NEGOCIOS INTERNACIONALES, EN UN MUNDO GLOBALIZADO, Agustín Cue Mancera, Editorial PATRIA.

 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!