Hoy en día el tema de la innovación es muy importante analizar y estudiar por lo que de manera breve mencionare de acuerdo a uno de los principales intelectuales de este tema que es la innovación, sus tipos y el papel que desempeña el empresario en este fenómeno creativo.
 
Para Schumpeter: “primero, que se debe tratar al capitalismo como un proceso de evolución, y que todos sus problemas fundamentales arrancan del hecho de que es un proceso de evolución; y segundo, que ésta evolución no consiste en los efectos de los factores externos (incluso factores políticos) sobre el proceso capitalista, ni los efectos de un lento crecimiento del capital, de la población, etc.…, sino en esa especie de mutación económica, me atrevo a usar un término biológico, a la que he dado el nombre de innovación”[1] . Ademas para Schumpeter  la aparición de nuevas combinaciones (técnicas y productos) en forma de enjambre explica fácil y necesariamente las características fundamentales de los periodos de auge económico (el desarrollo) Schumpeter S. A (1934).

El desarrollo económico no se da por cambio en la disponibilidad de recursos productivos ya existentes, sino por la disponibilidad de recursos productivos generados bajo nuevas condiciones, antes no existentes (innovaciones), estas nuevas formas es lo que denomina innovaciones, y estas son generadas de manera endógena, al interior de la lógica del comportamiento económico.

De acuerdo a lo anterior que menciona Schumpeter una causa importante y relevante para el crecimiento y desarrollo económico es la constante evolución de la forma de producción y organización de las empresas que operan en el capitalismo, es decir los avances que él llama la destrucción creativa.

Para Schumpeter la innovación es la cualidad inherente al ser humano, la tendencia en pensar en algo nuevo y la búsqueda de caminos para hacer cosas y llevarlas a la práctica.

Este análisis dinámico recibe de Schumpeter el nombre de la corriente circular, la cual bajo la hipótesis de libre competencia y en adhesión al modelo de equilibrio general de Walras, describe como una corriente que “se alimenta de las fuentes eternas de fuerza de trabajo y de la tierra, y corre en cada período económico a los depósitos que denominamos ingresos, para ser trasformados allí en satisfacción de necesidades” (Schumpeter, 1967. p, 57).

Para Schumpeter su conceptualización sobre la innovación, entendiéndola así, como; “producir otras cosas, o las mismas por métodos distintos” (Schumpeter, 1967. p, 76). Detallando cinco categorías a saber:

1) “La introducción de un nuevo bien, esto es, uno con el que no se hayan familiarizado los consumidores o de una nueva calidad, de un bien. 

2) La introducción de un nuevo método de producción , esto es, de uno no probado por la experiencia en la rama de la manufactura de que se trate, que no precisa fundarse en un descubrimiento nuevo desde el punto de vista científico, y puede consistir simplemente en una forma nueva de manejar comercialmente una mercancía. 

3) La apertura de un nuevo mercado, esto es, un mercado en el cual no haya entrado la rama especial de la manufactura del país de que se trate, a pesar de que existiera anteriormente dicho mercado. 

4) La conquista de una nueva fuente de aprovisionamiento de materias primas o de bienes manufacturados, haya o no existido anteriormente como en los demás casos. 

5) La creación de una nueva organización de cualquier industria, como la de una posición de monopolio o bien la anulación de una posición de monopolio existente con anterioridad” (Schumpeter, 1967. p, 77).

También existen innovaciones incrementales, radicales y revolucionarias, cada una tiene un impacto al salir al mercado.

La combinación de materiales y fuerza para lograr las anteriores tipos mencionados de innovación requieren tres cosas y en una de ellas deviene la importancia del empresario:

1.     En primer lugar; la nuevas empresas, a las cuales atribuye Schumpeter el papel protagónico en la creación de innovaciones por encima de las empresas existentes.

2.     En segundo lugar; las innovaciones requerirán la consecución de los medios necesarios para su producción, los cuales provendrían de excedentes del empresario o en su defecto y este el punto que resalta Schumpeter como “interesante, así como la regla –el poseedor de riqueza debe recurrir al crédito,… si desea lleva a la práctica una nueva combinación que no puede ser financiada por sus rendimientos anteriores, como ocurre con los negocios establecidos” (Schumpeter, 1967. p, 80.).

3.     La empresa se presenta como tercer y último elemento, siendo para Schumpeter el elemento fundamental del desenvolvimiento económico. Entenderá por empresa a la “realización de nuevas combinaciones, y como empresarios a los individuos encargados de dirigir dicha realización” (Schumpeter, 1967. p, 84.).

En este último elemento destaca la importancia de la empresa y el empresario, de acuerdo a Schumpeter el calificativo de empresario todo aquel individuo, que realice nuevas combinaciones es decir la función de innovar, sin obligatoriedad de pertenecer a una empresa y perdiendo su calificativo de empresario una vez deje de innovar. Se adquiere el rol de empresario, cuando se innova y se pierde entonces cuando se deja de innovar, pero dicha innovación debe diferenciarse de los inventos ya que la innovación tendrá tal carácter solo si entra al mercado. El empresario es el agente que promueve y viabiliza las innovaciones, lo mueve su espíritu animal, motivado entre otras cosas, por obtener prestigio, rentabilidad, poder económico, y reconocimiento social, este empresario tiene una función relevante en el proceso de transformación del sistema económico, estas innovaciones que son la base del desarrollo serán innovaciones si se validan en el mercado, de lo contrario podrían caer en el rol de invenciones.

Un ejemplo de innovación de lo anterior bien conocido es la evolución de la tecnología de los celulares para la comunicación entre las personas.
Fuente: https://psicoblogging.files.wordpress.com/2010/12/evolucion-celulares.jpg
Fuente: https://psicoblogging.files.wordpress.com/2010/12/evolucion-celulares.jpg
Bibliografía

SCHUMPETER, J. A. (1967). Teoría del desenvolvimiento económico. Cuarta Edición, Fondo de Cultura Económica, México D.F., p.13. En su prólogo a la edición española. Cambridge, Massachusetts, 12 de Abril de 1941.


[1] SCHUMPETER, J. A. (1967). Teoría del desenvolvimiento económico. Cuarta Edición, Fondo de Cultura Económica, México D.F., p.13. En su prólogo a la edición española. Cambridge, Massachusetts, 12 de Abril de 1941.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!