1
Este contenido tiene casi 8 años
El Commodity Exchange (Comex, mercado de futuros y opciones de metales) se ha percatado durante la última semana de enero, una retirada masiva de oro físico de sus bóvedas, en específico, de la categoría “eligible”. La categoría "elegible" corresponde a lingotes propiedad de terceros, que no pertenecen al Comex, que sin embargo deciden dejarlos bajo resguardo en esos depósitos, ante la previsión de futuras nuevas transacciones de compra-venta o bien, solamente por seguridad.
 

El oro se va

Dicho de otra forma, no se trata del oro disponible para pagar contratos de futuros, como sí se da en el caso de la categoría “registered gold”, aunque estén situados en el mismo lugar.
El tema es que en a penas de cuatro días, más de 20 toneladas de oro “eligible” se sacaron de las bóvedas del Comex.
Las grandes retiradas de esta semana semana anterio están se dividen en: uno de 16 toneladas (23/01/2014) y otro de 10 toneladas adicionales (27/01/2014).
Hemos de remarcar que son cinco los depositarios que forman el sistema del Comex: Brink’s, HSBC, JP Morgan; Manfra, Tordella & Brookes y Scotia Mocatta.
Es llamativo que de las 16 toneladas del primer día, 10 fueron extraídas de los depósitos de JP Morgan (las otras seis de Brink’s) lo mismo que las 10 toneladas de cuatro días después. Lo que quiere decir que JP Morgan perdió en total 20 toneladas en menos de una 7 días.
Si bien ya existe un precedente de retiros de esta magnitud (13/12/2012), lo cierto es que para JP Morgan esas salidas de 10 toneladas empatan en la categoría de los mayores retiros de un solamente día en toda la historia.
 
Está claro que no se sabe 100% seguros quién tomó la decisión de llevarse su oro a casa o a otro depósito, pero sí podemos intuir que su dueño, lo más seguro es que no tenga mucha confianza en el sistema Comex y quizás, no dude en sacarlo de Estados Unidos. Quizás forme parte de las estadísticas de exportación de oro hacia el gigante asiático, China, del que es el segundo proveedor en importancia, vía Hong Kong, después de Suiza.
Cabe mentar y recordar que Suiza solamente es un intermediario en la ruta dorada Inglaterra – Suiza – Hong Kong – China continental.
Con todo lo nombrado hasta ahora, reiteramos lo que hemos avisando en este Inteligencia Financiera Global:
Los inversores más avezados continúan sacando su oro de la circulación. El oro disponible se acaba.
Es increíble cómo Brink’s, tiene ya tan poco oro en sus manos, tanto “eligible” como “registered”. Pasaron de alrededor de 650 mil onzas hacia el final de 2013, a poco más de 186 mil a día de hoy.
A JP Morgan, por su parte, ya sólo le quedan hoy algo más de 816 mil onzas en total, de las cuales sólo se encuentran disponibles poco más de 87 mil onzas “registered”.
Las dos grandes entidades que mejor "juegan" son HSBC y Scotia, pero aún entre las dos a duras penas llegan a tener poco más de ocho toneladas de oro registrado para entrega.
 

El oro en el Comex

No es casualidad entonces, que en todo el sistema Comex el oro registrado esté en niveles mínimos históricos, ni que el total de poseedores por onza se situe por encima de 110.
Las indicaciones “esotéricas” del oro como su condición de “backwardation” que se mantiene, más las salidas de oro masivas del Comex, dan luz a quién quiere ver, de que se acerca el día en que las obligaciones de entrega de oro no podrán ser cubiertas.
Llegado el momento, bancos y personas pedirán rescates gubernamentales para subsanar estas pérdidas, pero lo malo, es que ni ellos ni los bancos centrales pueden imprimir oro. Serán pagados con dinero fíat (de papel, digital, etc.), justo cuando tenderá más rápido que nunca hacia su auténtico valor: cero.
 
cme
  1. #1
    12/02/14 07:11

    ¿no están intentando incrementar el precio del oro a través de una reducción de la oferta?.

    Tienen más información que el resto de los "mortales"..., hasta que no sepamos que ocurre, no entenderemos el porqué de sus actuaciones.