El pasado viernes se publicó en el portal de Eric King una entrevista con Paul Craig Roberts (ex subsecretario del Tesoro de EEUU), un conocido crítico del sistema político-económico de Estados Unidos.
 
Tras sus declaraciones sobre la aparente complacencia alemana en dejar las reservas de oro en manos de la Reserva Federal, empezó la polémica ya que Roberts comentaba que Alemania está en un estado títere y advierte de la ausencia del oro en la Fed para otros países.
 
Por ejemplo, vemos el caso de México, que tiene algunas onzas de oro guardadas allá y que nunca las verá de vuelta.
La gente en el mercado del oro ha sospechado por mucho tiempo que la Fed vendió todo el oro americano tratando de deprimir el precio a lo largo de los años. Y una vez que este se agotó, comenzaron a usar el oro restante confiado a la Fed.
 
De la anterior frase, podemos ver como parece que el oro alemán se vendió hace tiempo, por ello el año pasado, el Bundesbank sólo pudo recibir cinco toneladas desde Nueva York. A este ritmo les tomaría 60 años recuperar sus lingotes ya que tienen en la Fed 300 toneladas de oro.
oro en la reserva federal
 
El empresario Hugo Salinas Price ya nos había advertido en su entrevista que la razón de este retraso en entregar el oro que pertenece a Alemania, era que ya no lo tenían:
EEUU era el custodio de un frasco de galletas de oro, y simplemente se las comió todas. 
 
Roberts coincide en que incluso los inventarios de oro ajeno se habrían agotado; desde que el oro alcanzó su máximo histórico de 1.900 dólares la onza troy de oro, hay ataques para tirar el precio con grandes posiciones cortas en el mercado de futuros del Comex en horas de bajo número de transacciones para maximizar los efectos. 
 
Con estos ataques se pretende proteger al dólar de los efectos de los estímulos monetarios conocidos como flexibilización cuantitativa, y si la Fed tuviera todavía el oro que dice tener, seguiría usando la técnica de prestar oro a bancos de lingotes para que lo vendan con apalancamiento en el mercado, no atacando el de futuros.
La oferta de lingotes de oro disponibles para las autoridades de EEUU, es casi inexistente.
EEUU está engañando respecto a la fortaleza del dólar estadounidense y sobre su sistema monetario-financiero basado en esa divisa fíat. La Fed se ha quedado con las manos vacías y llegará un día en que se colapsará el sistema monetario, cuando muchos comiencen a reclamar el metal con el que creen que se están protegiendo en el papel, no habrá oro físico para satisfacer la demanda.
 
 
Mi recomendación: protegerse con oro, de forma material pero fuera del sistema bancario.
 
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar