El conflicto de Ucrania cada vez parece estar llegando más lejos, de manera que hay posibilidades de que pueda acabar en una posible guerra. Aún así, se están intentando realizar acuerdos de manera pacífica con el fin de obtener una solución pacífica. Ejemplo de ello son los acuerdos que están realizando John Kerry (secretario de Estado de la Unión Americana) y Serguéi Lavrov (secretario de Estado de Rusia) con el fin de llegar a una negociación entre el gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos. A pesar de estos acuerdos, tanto Estados Unidos como Rusia, se lanzan mensajes de desconfianza.

corte permanente arbitraje haya

Por otro lado, durante esta semana, se pudo conocer que la Corte Permanente de Arbitraje de la Haya (CPA), se posicionó a favor de los cinco accionistas de la psegunda mayor petrolera rusa, es decir Yukos, con el fin de que fiera propietaria de Mijaíl Jodorkovski y se posicionara en contra de Rusia. Además, la Corte Permanente de Arbitraje, ha pedido una indemnización de casi 50 mil millones de dólares, la mayor indemnización de la historia.

Cabe destacar que la CPA ha encontrado una empresa que en el año 2006 tras ser declarada en quiebra fue expropiada ilegalmente. 

Fue atacada por motivos políticos por las autoridades hasta llevarla a su destrucción, y la Federación Rusa no pretendía recaudar impuestos; quería declarar la quiebra de Yukos y apropiarse de sus valiosos activos.

Todo esto ocurrió cuando el político Jodorkovski era el oponente politico de Vladimir Putin. Por tanto, se produjo una transferencia de la empresa destruida a la petrolera Rosneft. Además, Jodorkovski fue encarcelado durante diez años hasta que Putin le indultó.

La resolución de la CPA se encuentra bastante influenciada por los políticos, por ello es muy posible que Moscú se niegue a pagar la indemnización, que supone para Rusia un 2.4% de su PIB. 

Por si no fuera poco, tanto Estados Unidos como la Unión Europea, han incrementado sus sanciones contra Rusia, aumentándo en gran medida las tensiones geopolíticas en el mundo. El hecho de que Putin se niegue a pagar la multa, va a provocar mayores tensiones aún.

A pesar de que Rusia no puede apelar la resolución de la CPA, el gobierno va a tratar de hacerlo de manera legal. En caso de que los accionistas genen y Moscú no pague, tendrían que conseguir activos comerciales dentro de los 150 países de la Convención de Nueva York de 1958, acerca del reconocimiento de las sentencias arbitrales extranjeras, o tratar de conseguir activos de las empresas Rosnift o Gazprom, lo cual no es fácil.

Por otra parte, el Tribunal Internacional de Derechos Humanos de Estrasburgo, esta semana dará a conocer la sentencia hacia Rusia por los accionistas que fueron despojados de sus propiedades.

Todas estas actuaciones están incrementando la separación entre Occidente y Oriente, justo cuando Ucrania está siendo prácticamente derrotada por el este.

Tanto Kiev como Washington, en realidad no quieren que se lleguen hasta extremos debido a que Ucrania no estaría dispuesta a alistarse en el ejército en caso de conflicto porque más vale una solución pacífica que llegar a una guerra y acabar igualmente anexada a Rusia.

Por si no fuera poco, aún siguen habiendo discrepancias acerca de la culpabilidad de la caída del vuelo MH17 de Malasia Airlines.

Por desgracia, como bien informa el Financial Times de una información conseguida de una persona cercana a Putin,

Se avecina una guerra en Europa ¿De verdad piensa que eso importa?

Por si acaso, ambos bandos se encuentran preparados para cualquier cosa.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar