El Banco Sudafricano FirstRand Bank Limited (FRB), anunció la semana pasada la distribución de los primeros bonos pagaderos en oro cuyo equivalente supone un monto inicial de 188 millones de dólares. Se trata de un Bono de Oro único en su tipología a nivel mundial el cual se encarga de emitirlo el Rand Merchant Bank (RMB). El RMB, es una división del FRB, la cual se negocia en la Bolsa de Valores de Johannesburgo (JSE) y se denomina en Krugerrands. Cabe destacar que el tipo de interés que ofrece el bono de oro, es del 0.5% anual en metal.

bonos oro

En cuanto al Krugerrand, sus inicios se remontan al año 1967 y finales de la década siguiente, en la cual el mercado global se encontraba dominado por las monedas de oro. Por ello, el Krugerrand se encuentra entre las más favoritas y las más escogidas por los inversores y coleccionistas. Cada Krugerrand equivale a 22 quilates, su peso es de 33.93 gramos y contiene una onza troy de 31.1 gramos de oro puro aleado con cobre. Además, el diámtro de cada Krugerrand es de 32.69 milímetros y en la cara anversa de la moneda se puede observar el rostro de Paul Kruger.

Paul Kruger, es el expresidente del país y que además, debido a su apeyido junto con el rand, da nombre a la divisa. Por otro lado, en la moneda también se puede observar en su reverso a una gacela saltarina (springbok), el año de acuñación y el contenido de metal fino. Por todo ello, el Krugerrand, es la moneda de curso legal en Sudáfrica.

Respecto al período de plazo de los Bonos de Oro, es de cinco años y es neceario que los inversores cuenten con Krugerrand para poder adquirir a su vez los bonos en el FRB. Cuando llegue el período de vencimiento, el valor de bono dependerá del precio corriente que tenga el oro en los mercados internacionales, del tipo de cambio que tenga el rand con el dólar, y del tipo de interés generado. El tipo de interés, se calcula en función de las onzas troy y se encuentran representadas por Krugerrands. En cuanto a la forma de adquirir los beneficios, los inversores pueden escoger entre recibir un pago en efectivo o recibir el metal de manera física. Es importante leer la letra pequeña del contrato para saber que ocurriria en el caso de que no hubiera oro suficiente para entregar, lo cual, es una ventaja para el banco, pero una desventaja para el acreedor. Cabe señalar que durante la vigencia de los bonos, se podrán comprar y vender con total libertad en la JSE.

Con los Bonos de Oro, conseguimos exponernos al metal, es una forma de inversión mediante la cual nos podemos ahorrar costos por almacenamiento físico o por administración. El fin del RMB, es tratar de generar una cobertura en contra de la inflación y la devaluación del rand respecto al dólar.

Según Donna Oosthuyse (directora de mercados de capital de la JSE), son una manera innovadora de invertir en uno de los activos más antiguos de su bolsa de valores.

Respecto a los pequeños inversores, también pueden invertir en Bonos de Oro, porque el Krugerrans permitirá contar con una nota de Bono de Oro y así, poder recibir intereses.

A pesar de la elevada desconfianza que hay en los mercados financieros hacia las divisas de papel, el valor de las monedas estatales fiat es descendiente hasta cero, su verdadero valor. Prueba de ello es la constante subida de los precios. Por todo esto, es bueno que existan opciones para aquellos que deseen invertir en monedas las cuales no pierden valor puesto que son dinero real, es decir, el oro.

Es importante tener en cuenta que para poder adquirir Bonos de Oro, es necesario pagar en orbes, puesto que no se aceptan dólares, euros ni rands. Esto es otro indicio de que el sistema monetario que se encuentra vigente va muriendo poco a poco porque la crisis sólo genera la impresión de manera ilimitada de dinero falso. Este es el mensaje que lleva consigo los Bonos de Oro.

Con el tiempo podremos saber si esta medida se encuentra entre los planes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para poder desplazar al dólar y generar un mecanismo de precios de metales preciosos monetarios transparente y no manipulado por los grandes centros financieros como Londres o Nueva York. China es el país que trata de posicionar a la ciudad de Shanghái como la capital del mundo monetario del oro en el futuro. No seria raro de esperar de que otro país de los BRICS lance otros Bonos de Oro. Esperemos que ocurra.

Mientras más países se animan a lanzar Bonos de Oro, muchos inversores desean que en el mercado se prefiera contar con oro y plata de manera física fuera del sistema bancario.

Como dice Antal Fekete (fundador de la Nueva Escuela Austríaca de Economía), cuando se trata de oro, no se puede confiar en nadie

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar