En la anterior entrega explicamos como la demanda física de oro y plata se mantiene fuerte tal y como lo indican las lecturas de Base y Cobase que muestran la existencia de backwardation (inversión de la curva de contratos futuros) en el mercado y que ésta se ha disparado. Recientemente, se han observado desplomes de precio que se deben a ataques especulativos en el mercado de forwards y futuros, es decir en el papel. Esa separación entre el mundo real y el imaginario, ha causado una bajada en los precios y esta bajada propiciará una auténtica fiebre por los metales preciosos monetarios.


En Alemania algunos artículos muestran que algunos distribuidores se han quedado sin inventarios. El pasado fin de semana se pudo ver como continuó la alta demanda de los inversores alemanes, particularmente sobre las monedas de plata. El director general de Heubach Edelmetalle en Nuremberg, Andreas Heubach, comunicó que entre el jueves y el viernes de la semana pasada se vendieron alrededor de 80 mil onzas. Explicado de otra forma, sólo este proveedor vendió en dos días más del 80% del total de onzas de plata Libertad que se pusieron en circulación en todo México, durante el pasado mes de septiembre. Como citó Heubach “La demanda y la histeria también, están de regreso”.

El director general de Philoro Edelmetalle GmbH en Leipzig y Berlín, Christian Brenner, reportó que la demanda aumentó un 100% y la venta en línea hasta 300%.

Como aseguró René Lehman de Münzland en Dresden, el 80% de sus clientes habituales están aprovechando la baja de precios para incrementar sus posiciones, en particular de las canadienses “hojas de maple” de 1 oz. de plata y la moneda australiana Lunar de 1kg. En oro también se ha centrado el interés sobre “las hojas de maple” y barras de 1oz. El ratio de compradores sobre vendedores es de 50 a 1.

Por otro lado, la US Mint, casa de moneda de EEUU, informó de unas ventas de 625 000 monedas de una onza de plata “American Eagle” en los dos primeros días hábiles de noviembre. Las ventas de las monedas de una onza de oro fueron de 10 500, lo mismo que un 50% de las ventas que se produjeron en agosto de este año.

Indicadores

El analista especializado en el mercado chino del oro, el neerlandés Koos Jansen, explicó como “insaciable” el apetito de China por el oro. Sus estimaciones tal y como lo ha confirmado la Asociación del Oro en China (CGA) han resultado más precisas que las reportadas por el Consejo Mundial del Oro (WGC). Los cálculos de Jansen para el 2013 fueron muy similares a los  publicados por la CGA en 2014 (2199 toneladas)

Por contra, para el WGC, sólo compraron 1120 t, casi un 50% menos. Los medios occidentales suelen repetir lo que dice el WGC, ya que EEUU tiene mucho interés en que no se divulgue lo obvio, China se está volviendo cada vez más poderosa por el oro.

Fuentes de la CGA informaron a Jansen, que el Banco Popular de China, banco central, importa el oro por otras vías que no son la Bolsa de Oro de Shangái. En exclusiva nos comunicó, el analista jim Rickards que el gobierno Chino, emplea canales militares para hacerse con este bien en secreto.

Jansen calcula que en la semana del 20 al 24 de octubre, una semana anterior a los recientes desplomes de precio, los chinos importaron 46,7 toneladas, de un total de 1 036 toneladas en lo que va de año. Esto nos muestra que las importaciones semanales chinas están alrededor de los 3 736 lingotes London Good Delivery o más de 46 000 barras de un kilo. Estas importaciones representan casi el 40% de las reservas imaginarias de oro del Banxico, Banco de México, en tan sólo 5 días.

Concluir que en Alemania o China, se repite el patrón: cuanto más bajo esté el precio en el mercado del papel, llevará a una alta demanda física de los inversores en valor, que se van preparando así para el desastre económico que viene. Hay una fiebre del oro y la plata por mucho que les pese a algunos, que los beneficiarios del sistema monetario que está basado en el dólar, no van a poder contener.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar