El mundo dio giro inesperado que nos obligó a evolucionar cómo personas, pero con nosotros, tuvo que cambiar la forma de educación, la industria, economía y los mercados globales.

Los últimos días nos hemos llenado de noticias sobre la vacuna del COVID-19 y su llegada a México en diciembre. Con esto, el mundo ve una posibilidad de regresar a la normalidad, de poder abrazar de nuevo a sus familiares y amigos, regresar al trabajo y compartir el café, ir a clase en los salones habituales. Regresar a una nueva normalidad con más restricciones sanitarias, será algo a lo que tendremos que adaptarnos, sin embargo, no será igual para todos los mexicanos. 

Según el periódico El Financiero, el 79 por ciento de las empresas planean mantener el “home office” o trabajo a distancia. Esta decisión, se basa en el rendimiento y la calidad de trabajo de los empleados de oficina. Sin embargo, hay dos grandes desventajas. La primera, es que no todos los empleados de una empresa tienen esta facilidad debido a la naturaleza de sus actividades laborales, esto, se puede mal interpretar como condiciones no igualitarias de trabajo. La segunda, va en relación al bienestar físico y mental. Un artículo del blog “Profesionistas”, describe que trabajar en esta modalidad, se inclina hacia el poco desarrollo de soft skills, disciplina e integración laboral. 

Al final, solo queda especular sobre las estrategias que se implementarán tanto del sector público como del privado, esperando que velen por la salud e intereses de todas y todos los mexicanos. 

Referencias:

El Financiero. (2020, 1 julio). El 79% de las empresas mantendrá el home office después del COVID-19. Recuperado 7 de diciembre de 2020, de https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/el-79-de-las-empresas-mantendra-el-home-office-despues-del-covid-19 

Romero, J. M. (2020, 8 mayo). Desventajas del Home Office. Recuperado 7 de diciembre de 2020, de https://profesionistas.org.mx/desventajas-del-home-office/ 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!