¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Paradigmas Económicos para una Estabilidad Financiera
Perspectivas Económicas y Financieras para fomentar un sano desarrollo Monetario

Los pasos moderados de la economía mexicana en el 2017

Los altos niveles de la inflación, la tensión por las negociaciones del TLCAN y los ajustes a la tasa de interés por parte del Banco de México (Banxico), han sido factores de incertidumbre para los mercados financieros y para la economía mexicana; asimismo, los hogares se han mostrado preocupados por la situación económica que atraviesa el país, derivado a que ésta se ha deteriorado bastante.

En este contexto, es importante destacar algunos factores que son de importancia para el crecimiento y desarrollo de la economía mexicana; éstos son: la producción, la inflación, el tipo de cambio y la tasa de interés. De ésta manera, nos enfocaremos a analizar la economía de México, la cual creció en el 2017 a una tasa promedio de 2.3%. El consumo es un factor relevante dentro del Producto Interno Bruto (PIB), ya que éste representa el 66% de las exportaciones (X); seguida de las importaciones (M), el gasto de gobierno y la inversión. En el año 2017, las exportaciones crecieron al aumentar 9.82% con respecto al 2016; seguidas de las importaciones de bienes y servicios que reflejaron un incremento del 8.81%; asimismo, el consumo manifestó un incremento promedio de 3.27% y el gasto del gobierno disminuyó un 2.8%, mientras que la inversión decreció 1.66%.

Se pude decir que el desarrollo económico de México; se sostiene por el aumento de las exportaciones, las cuales tienen como destino EUA (79.8%), Canadá (2.8%), un grupo de países (16.4%) y el resto del mundo (1%).

Cabe señalar, que la inflación se ubicó en el mes de febrero en una tasa interanual de 5.45% manifestando un efecto de rezago de la depreciación del peso. Lo anterior ante la dinámica de los precios en nuestro país; en donde al subir el precio de los insumos (o el tipo de cambio) la inflación sube, mientras que al ajustarse a la baja; la inflación permanecía constante sobre todo con la expectativa de que el tipo de cambio pudiera volver a subir.

Por otro lado, el tipo de cambio es determinado por las posiciones de inversión en el mercado de futuros de Chicago, cuando existe especulación que favorece al dólar o hay aversión al riesgo; se presiona al alza, aun y cuando los fundamentales económicos del país no hayan cambiado. Es importante señalar, que durante el 2017 el tipo de cambio fue el principal determinante de la inflación; ante la expectativa de que vuelva a subir su tasa de referencia.

Cabe destacar, que las tasas de interés en nuestro país se rigen por la tasa del Banco de México (Banxico). Desde diciembre del 2015 el Banxico presentó un ciclo alcista; con el objetivo de regular la inflación y regresarla a los niveles de la meta estimada, cabe señalar que la tasa del Banxico ha subido 425 puntos base; mientras que la FED la ha subido 125 puntos base. En éste sentido, se estima que el Banxico suba su tasa de referencia en abril; sobre todo si la FED sube su tasa de referencia el 21 de marzo.

Por el lado de la inversión extranjera de cartera, siguieron entrando capitales, aunque a un menor ritmo. Además, con la disminución en el impuesto corporativo en EUA por su reforma tributaria, se espera que la reinversión de utilidades de las maquiladoras disminuya este año. Así podría decirse que el déficit en cuenta corriente, que aunque no es muy elevado y se encuentra dentro de los niveles adecuados de acuerdo a la teoría económica, está sustentando en gran medida en el capital golondrino, que es muy susceptible a las noticias y especulación.

Finalmente, podemos decir que la economía mexicana va creciendo a un ritmo moderado, pero tiene una alta vulnerabilidad en su crecimiento. Sin embargo, es poco probable que dentro de su vulnerabilidad se genere una crisis económica, a menos que se diera una fuga de capitales y se restringieran las exportaciones hacia los Estados Unidos.

Autor del blog

  • Ismael Solís

    Economista con experiencia en el sector público. Jefe de Departamento de Análisis Financiero. Amante de temas económicos y/o financieros, Inversiones, Finanzas Bursátiles, Política Monetaria; además del gusto por el estudio de las finanzas Públicas para una estabilidad económica. “Escribo con el único fin de fomentar la cultura económica y financiera; ésto no es un lujo, sino una herramienta en la globalización”. Autor: Ismael Solís.

Envía tu consulta