2 recomendaciones

Debido al complejo entorno que prevalece la economía mexicana; el Banco de México (Banxico) prefiere reservarse con previsiones de corto, mediano y largo plazo. En el informe trimestral1publicado este miércoles, el Banxico señaló que los escenarios de riesgo para la inflación podrían deteriorarse y por ende eso implicaría mayores tasas de interés. Es importante señalar, que dicho informe corresponde al periodo “octubre-diciembre del 2017”; el cual registra el análisis de la inflación, la actividad económica, el comportamiento de otros indicadores económicos del país y la ejecución de la política monetaria.

En este contexto, la inflación en el cuarto trimestre del 2017 estuvo influida por factores tanto externos como internos; que llevaron a que éste indicador alcanzara al cierre del año niveles que no se habían registrado desde el año 2001. Cabe destacar, que a inicios del 2017 la inflación resultó afectada por la depreciación de la Moneda Nacional, el aumento en su volatilidad con respecto a la postura de la nueva administración del gobierno de los EUA, así como por los aumentos en los precios de los energéticos, tales como: gasolinas y gas L.P. Adicionalmente, durante el primer semestre del 2017 se registraron aumentos en las tarifas de autotransporte en varias ciudades del país y alzas en los precios de algunos productos agropecuarios.

De este modo, la inflación durante el tercer trimestre del 2017 comenzaba a alcanzar cierto punto de inflexión a la baja, en parte como resultado de las acciones de política monetaria adoptadas en ese momento por el Banco de México. No obstante, en los últimos meses del año se registraron factores adicionales que impulsaron de nuevo a la inflación, así ésta aumentó de 6.48 a 6.59% entre el tercer y cuarto trimestre del 2017, destacando que a diciembre del 2017 se ubicó en un rango de 6.77% a 7%.

Con relación a lo anterior, el Banxico durante los primeros seis meses del 2017 incrementó la tasa de referencia en 125 puntos base; hasta alcanzar un nivel de 7% a junio del 2017, durante el segundo semestre el Banco de México mantuvo sin cambios la tasa de referencia; sin embargo, debido a los factores adicionales que afectaron la inflación a finales del 2017; en las reuniones de diciembre del 2017 y de febrero del 2018 la Junta de Gobierno decidió aumentar la tasa en 25 puntos base, llevándola a un nivel de 7.5%.

A pesar de lo anterior, en una entrevista para El Financiero Bloomberg, Carlos Serrano; economista en jefe de BBVA Bancomer, sostuvo que “El ciclo de alza de tasas del Banco de México está por terminar, ya que se espera solamente una subida adicional, para después entrar en un periodo de pausa prolongada y bajar hasta el próximo año”.

Por otro lado, la Junta de Gobierno del Banco de México, señaló que será cautelosa en no otorgar perspectivas sobre las acciones de política monetaria que se tomarán, ya que la inflación aún se mantendrá por arriba del objetivo máximo del banco. Asimismo, destacó que dará seguimiento cercano a la evolución de la inflación respecto a su trayectoria prevista, considerando la postura monetaria adoptada; así como la información disponible de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de corto, mediano y largo plazo incluyendo el balance de riesgos para estos.

 

1Página del Banco de México (Banxico), Informe trimestral Octubre-Diciembre 2017 [Consulta: 01 marzo 2018]. Disponible en: http://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-discursos/publicaciones/informes-periodicos/trimestral-inflacion/%7B4D1E07C2-5379-2BEA-8701-3AD0FAB6A2B3%7D.pdf

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...