¿Cuánto pesa el Gobierno en la economía?

3 recomendaciones

Sin duda, el Gobierno tiene un peso muy importante en lo que respecta al desarrollo del sistema económico. Nos otorga empleos, préstamos y créditos para comprar en pagos nuestras casas o vehículos. También administra los gastos y deudas que tiene el país, con lo que llaman Políticas Fiscales. El gobierno toma decisiones para promover las inversiones, atraer capital, dar empleos y tener un buen crecimiento económico. 

La primera vez que vi algo un tanto relacionado con el tema, fue cuando tenía entre 17 y 18 años. En ese tiempo trabajé en la imprenta de uno de mis tíos. Ahí mi trabajo era revelar las láminas del Diario Oficial del estado de Yucatán, compaginar, engrapar y cortar cada uno de esos diarios. En ese diario se publican todos los gastos destinados al Estado de Yucatán y a cada uno de sus municipios, la cantidad entregada y cómo “debería” distribuirse. Al principio no entendía mucho, desde la perspectiva económica, lo que verdaderamente me atraía y sorprendía era ver las cantidades de dinero que se destinan a cada municipio. Por supuesto, Mérida es el municipio que más dinero recibe pues es el más grande, así como Valladolid que es el segundo mayor. 

 

Los dos tipos de políticas fiscales que maneja el gobierno son la Restrictiva y la Expansiva. La Política Restrictiva tiene como objetivo encargarse de un crecimiento económico excesivo, lo que puede ocasionar poco desempleo y una inflación acelerada con el riesgo de ocasionar una burbuja económica. Entonces la medida que se decide tomar, es bajar la velocidad del crecimiento económico.

La solución que propone es bastante simple: reducir el gasto público, ósea, cancelar obras públicas. Con esto, por supuesto, el despido del personal que trabaja en dichas obras, recortes de sueldos de todos aquellos que trabajan para el gobierno, como maestros, servidores públicos, etc. Esto ocasiona un aumento en el desempleo y que la inflación baje. También cuenta con el aumento en los impuestos, lo que ocasiona que consumamos menos productos y servicios. Tal es el caso de lo que vivimos actualmente en nuestro país: el aumento de las tarifas en plataformas como Netflix y Spotify, en MercadoLibre, entre otros. Esto ocasiona la reducción de ganancias en los inversionistas, lo que provoca una menor reinversión. Entonces la economía, con toda la razón, se contrae. 

Por otro lado, la Política Expansiva se emplea cuando hay un problema de depresión económica y se toman medidas para hacer crecer la economía. Está compuesta por el aumento en el gasto público, en la creación de obras públicas, con las que se generan gran cantidad de empleos. Ejemplos de este tipo de obras son la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya. Igualmente, al implementar la política expansiva, se reducen los impuestos, lo que resulta en el aumento del consumo de productos y servicios, que a su vez produce un aumento en las inversiones, que nos da como resultado el crecimiento en el Producto Interno Bruto del país. 

 Los impuestos bajan y se encuentra un gasto mayor en las personas por productos y servicios más “baratos”, se produce un aumento en las inversiones, ya que las ganancias son mayores para los inversionistas y por ende el producto interno bruto del país crece.

 

Tomando un panorama general de la situación económica en nuestro país ¿qué políticas se deberían tomar? y ¿qué políticas se están tomando en estos momentos? En teoría, se debería tomar una política fiscal expansiva, precisamente por la crisis económica actual. Generar más gasto público, lo que quiere decir, realizar más obras públicas y bajar los impuestos. Pero, ¿qué se está implementando en el país? Obras públicas (ya antes mencionadas) y un aumento en los impuestos, osease, un caso de Política Expansiva y otro de Política Restrictiva. Quizá la situación aún no es tan clara, quizá el gobierno tiene un plan secreto bajo la manga o, quizá también, lo ignoren en su totalidad.

Estos temas deberían formar parte importante en nuestra vida cotidiana para tener un panorama general de la situación de nuestro país. ¿Por qué?, porque somos parte de él y debemos interesarnos por su mejoría. Es un compromiso que tenemos no solo con el país sino con cada persona que habita en él. Debemos interesarnos, preocuparnos y ocuparnos por mejorar nuestra situación financiera, tanto a nivel personal como nacional, para así poder asegurar que habrá futuro prometedor. El país, como el mundo, está pasando por una de las crisis más graves en la HISTORIA, debemos tomarlo con la importancia y responsabilidad que se merece, darnos cuenta de las decisiones equivocadas que el actual gobierno está tomando y que, sin duda alguna, podrían mejorar. Tienen a su disposición a personas con un conocimiento económico enorme, deberían escucharlas y tomar en cuenta sus propuestas.

Sin embargo, la situación es más compleja que el solo hecho de incrementar el gasto público, o el aumentar o disminuir los impuestos. Hay otra clase de factores que hay que tomar en cuenta, como el Superávit. A pesar de ello, también es necesario tomar medidas serias con las que se logre mejorar la situación del país, finalmente cada funcionario público trabaja por y para cada uno de nosotros, los ciudadanos que pagamos por sus servicios. Nosotros tenemos el poder de exigir y pedir cuentas de todo lo que hacen. Creo que es justo pensar que, si no pueden cumplir con lo que implica tener ese cargo, deben abrir el paso a personas que se interesan y quieren un cambio real, que quieren traer al país una nueva clase política que haga bien las cosas, pues ya vimos (y vivimos) que muchos toman decisiones equivocadas pues no piensan en el porvenir, sino que se estancan en una época o un tiempo que, definitivamente, no puede permanecer eternamente.

 

Lo que necesita la economía mexicana en su actual estado de crisis, es el aumento de obras públicas (con sentido y que beneficien en todos los ámbitos a la población) y la reducción de impuestos, para así estimular la inversión privada. Aclaremos que la inversión privada se refiere a mi consumo, tu consumo, el de Pedro, el del vecino. Somos los ciudadanos el mayor motor que la economía nacional puede tener. 

Si les ha gustado este blog no olviden darle like y seguirnos en nuestras redes sociales para no perderse el contenido que subimos todas las semanas. Saludos, Rankianos.

 

Ponte a Invertir, creadores de Contenido

Twitter: @Ponteainvertir

¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo
3 recomendaciones