Blog Punto de equilibrio
Visualizar un fenómeno desde la relación causa-afecto, acción-reacción produce un análisis más integral.

México desperdicia los beneficios económicos de su bono demográfico

¿Qué es un bono demográfico?

Empecemos por el principio: un bono demográfico en cualquier país existe cuando el tamaño de la población que está en edad de trabajar (máximo 59 años), supera a la población dependiente (es decir niños y ancianos), ello representa una oportunidad para cualquier gobierno para hacerse de beneficios económicos, pero México en lugar de aprovecharlo lo desperdicia.

                                                                   bono demografico

Es muy importante cuando una sociedad presenta una mayor proporción de sus ciudadanos en edad productiva, pues ello significa (entre otras cosas) que tiene menor carga económica en servicios de salud, pensiones, etcétera, y ese “bono poblacional” puede ayudar a impulsar el crecimiento económico, pues (insisto) está en buena edad productiva y con mínimos riesgos en su salud, es decir, administrativamente le conviene a cualquier administración pública aprovecharlo porque con ese bono se ha observado que se generan productos, ingresos y acumulación de capital.

Pero el bono demográfico por sí solo no realiza lo anterior, es necesario materializarlo para obtener sus potenciales beneficios reales y se debe hacer relativamente rápido porque dicho bono dura poco. Cuando un país se da cuenta que va a tener un bono demográfico debe incrementar la inversión en educación para que esta sea aprovechada por los jóvenes, pues aquí la educación funciona para mejorar este capital humano de la población que es potencial de desarrollo económico.

¿Qué hizo México con su bono demográfico?

Como en muchas partes del mundo, en México no se aprovechó el bono demográfico cuando estuvo en su mejor expresión y se perdió en gran parte una buena oportunidad para desarrollar capital humano y potenciar el crecimiento económico que tanto cacarean los empleados del Estado mexicano.

En nuestro país, mucha de la población entre los 15 y 24 años de edad, migra a Estados Unidos en busca de los empleos qué México no les ofrece, mientras que los jóvenes que se quedan encuentran grandes dificultades para conseguir empleos y cuando lo hacen la mayoría de ellos son mal pagados. Según la OCDE en México hay 52.6 millones de asalariados, de ellos entre un 18.5 y 20% no obtienen un salario que les permita cubrir sus necesidades básicas, es decir que hay 10 millones de mexicanos que aunque trabajan, son pobres.

En la ideología de la gente, la educación es vista como una herramienta que da cierta garantía para obtener a través de ella un mejor empleo y por ende mejor remuneración, pero en México ello

“se ha convertido en la gran desilusión para millones de jóvenes egresados de carreras técnicas y superiores que no encuentran trabajo o que si lo encuentran, es en un área diferente a la de su formación”.

El bono demográfico mexicano también se desperdicia (y se sigue desaprovechando) cuando la población profesional y en edad productiva realiza  trabajos poco calificados o en condiciones laborales injustas, esas dos cosas ocurrieron y siguen pasando en México, ello lo priva de su potencial real al no crear condiciones para aprovechar su talento. Para demostrarlo basta ver las tasas de desempleo actuales y aunque el gobierno diga que hay más mexicanos registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ¿de qué calidad y qué salarios son esos empleos? tan sólo en el área conurbada (DF y alrededores) la gente ya gasta casi 50% de su sueldo diario solamente en transportarse de su casa al trabajo y viceversa, es decir que si una persona gana un salario mínimo al día (67.29 pesos, o bien 4.96 dólares o 3.97 euros) destina actualmente 28 pesos en transporte ¿lo restante alcanza para lo básico?

Hay una muy ligera esperanza

Con todo y los que los gobiernos no han trabajado para aprovechar el bono demográfico que tuvimos, expertos coinciden en que México aún tiene “algunos años más” para aprovechar dicho bono, sin embargo habrá que hacer algo a la voz de ya, pues la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronostica que el bono demográfico mexicano llegará a su fin iniciando la década de 2020, ¿por qué este año? porque después de esa época el efecto será el contrario, es decir que después del 2020 la población dependiente o vulnerable empezará a aumentar en comparación a la población productiva.

Obesidad, otro problema para México

Por otro lado, actualmente México es oficialmente el país con los niños más obesos del mundo y según cálculos de este 2014, esta generación de niños obesos vivirá 20 años menos en comparación con los adultos de hoy día tiene el país, pero llegarán a la última etapa de su vida adulta con muchas enfermedades y el gasto para atenderlos será absorbido por el Estado, y a su vez, el Estado usará recursos públicos para ello.

A México le urge invertir en su capital humano y sobre todo en la creación de empleos pero con salarios bien remunerados, ello garantizaría el financiamiento de gastos futuros.

¿Quieres mejorar tu formación en la bolsa de valores?

Si estás comenzando en el mundo bursátil o quieres mejorar tu formación para aprender todo lo necesario para lograr el éxito en tus inversiones aquí podrás descargarte una guía con la información sobre los mercados accionarios, tipos de órdenes, horarios de apertura y cierre de los principales mercados bursátiles, comisiones, casas de bolsa...

guia afores

Autor del blog
  • Misael Mora

    Investigo y escribo sobre los conocimientos, mentalidad y datos que hay detrás de los negocios exitosos, debemos conocerlos para tener MiPyMes y emprendedores más rentables y valiosos en México. Colaboro en portales web, radio, periódico, TV y revistas de negocios. Twitter: @Misael_D_Mora

Envía tu consulta