Después del Coronavirus, 6 de cada 10 empresas seguirán en esquema Home Office

Después del Coronavirus, 6 de cada 10 empresas seguirán en esquema Home Office

Una encuesta realizada por la firma PwC (dedicada a la auditoría, consultoría, impuestos y servicios legales en 151 países) entre directores financieros de empresas en México, reveló que debido a la crisis del Coronavirus y una vez que se recuperemos la normalidad, 6 de cada 10 compañías continuarán con el home office (trabajo remoto o trabajo en casa).

home-office 6 de cada 10 empresas

64% de los directores financieros (o CFO por sus siglas en inglés) consultados, afirman que apostarán o se arriesgarán por continuar con el trabajo a distancia en aquellas áreas o puestos de sus empresas que así lo permitan (así se dio a conocer en el estudio “CFO Pulse Survey COVID-19 México”).

 

Sin duda, la pandemia por el Coronavirus fue el catalizador que aceleró la aceptación y extensión del home office en México, pues esta “nueva” manera de trabajar era algo que en los últimos años tenía en debate al sector patronal y a los trabajadores, aunque francamente la resistencia venía principalmente de las empresas que tenían cierta desconfianza a dejar que sus trabajadores realizaran el trabajo cotidiano en otro lugar que no fueran las oficinas de la empresa.

 

Home Office en México, una ventaja para trabajadores y empresas

Los problemas de movilidades de las grandes urbes como la Ciudad de México, la inseguridad, la extensión de horarios laborales, etcétera, hacen que para muchos oficinistas el trabajo en casa o home office se convierta en una verdadera motivación para laborar en una empresa, pues reducirían sus tiempos de traslado, gastarían menos dinero en pasajes o gasolina, además que no se arriesgarían a salir a la calle ante el contexto de inseguridad que vivimos.

 

Para algunas empresas el home office significaría ahorros en espacios físicos de trabajo e insumos como muebles de oficina, renta, artículos de limpieza en baños, agua, electricidad, entre otros; de modo que después de esta crisis y una vez que volvamos a la normalidad, los líderes de los negocios sí que deberán analizar en sus empresas la implementación de esquemas de trabajo flexibles como: el teletrabajo o las licencias temporales, pues esto podría significarles una herramienta de competitividad útil.

 

No todo es ahorro

Ante los problemas de liquidez que padecen hoy en día las empresas en México, los directivos de finanzas de las empresas mexicanas que participaron en el estudio aseguran que están considerando diferir o de plano cancelar inversiones en fuerza laboral. En el mundo 55% de los líderes de finanzas están en esta postura, pero en Estados Unidos esa cifra se eleva a 62%, lo cual podría significar menos contrataciones y aperturas de puestos de trabajo.

 

Sin duda las empresas deben ahorrar dinero ante la recesión económica que se nos viene, pero no pueden ni deben hacer ahorros excesivos para de plano caer en la “austeridad republicana”, pues algo así podría acentuar la crisis que tenemos en puerta y podría relegarlas a ser menos competitivas, más bien lo que deben hacer es invertir inteligente y estratégicamente su dinero, de modo que no es recomendable cortar excesivamente los gastos pensando solo en maximizar ganancias, y es en este escenario donde se cree que a partir de ahora el home office cobrará mayor importancia en las empresas.

 

Va de nuevo: Ventajas del home office:

(Las consideradas como “salario emocional”)

  • Reducción de tiempos de traslado y menor estrés por el tráfico vehicular. Esto impactaría no sólo en la vida de trabajador, también tendría resultados positivos en regular el estrés, la movilidad y la contaminación de las grandes ciudades (diversos estudios han revelado desde hace 5 años que los trabajadores de la zona conurbada del Valle de México hacen diariamente hasta tres horas para llegar a su trabajo).

(Las reales)

  • Optimización de tiempos e incremento de la productividad: desde hace años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha dicho que en México se laboran muchas horas por año en comparación a otros países, lo cual no quiere decir que nuestra productividad sea mayor que la de otros que trabajan menos tiempo que nosotros, de modo que si por esta vez las empresas prueban a implementar el home office y se plantean metas diarias en lugar de medir el tiempo o las horas que se está en una oficina, esto podría ser una oportunidad para hacer trabajo más efectivo que duro, pues  tendríamos trabajadores menos agotados, más alertas, más motivados y más productivos.

 

Home office adecuado en Casa

¿Cómo pueden los trabajadores hacer un home office más efectivo?

Si las empresas tienen sus dudas en cuanto a implementar el home office es porque también los trabajadores tienen conductas o vicios que hacen que este esquema laboral no sea bien visto, así que esta oportunidad no sólo debe ser aprovechada por los empresarios, sino también por los profesionistas, de modo que pueden llevar a cabo los siguientes tips para hacer un home office más efectivo:

 

  1. Elige un espacio adecuado, cómodo y que no tenga distracciones. Si no lo tienes implementa e invierte en uno en casa.
  2. Debes garantizar que tendrás todos los archivos y documentos necesarios para hacer tu trabajo, así que respalda en todo lo que puedas ocupar en casa.
  3. Apégate a un horario y síguelo.
  4. Para que no sea una experiencia negativa no trabajes de más pero tampoco menos de tu horario habitual. Debes ser riguroso y disciplinado en esto.
  5. Debes mantener una excelente comunicación con tu jefe y/o equipo de trabajo.
  6. Báñate y vístete para trabajar, aunque no lo parezca hacerlo te mantiene más activo durante el día.

 

Los desafíos económicos que se nos vienen son reales y tanto empresas como trabajadores debemos hacer lo mejor para sacar el mayor provecho de las circunstancias, afrontar lo que viene y garantizar que podamos llevar comida a nuestras mesas.

 

 

¡Sé el primero en comentar!