Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
A diario, en los diferentes medios de comunicación, sean televisivos o escritos, escuchamos o leemos cómo abrió o cómo cerro la Bolsa. Un término bastante común para quienes son partícipes de la industria financiera, y, a la vez, muy simple (a simple vista) para todo aquel que no incursiona en dicha industria; en ese sentido, ¿sabe usted a qué refiere «la Bolsa»?

Las Bolsas de Valores o también conocidas como plazas bursátiles, son un sitio físico y virtual donde convergen la oferta y la demanda de títulos valor. ¿Cómo funciona? las emisoras (instituciones financieras o no financieras, gobiernos y empresas públicas) emiten instrumentos (como las acciones) a través de la Bolsa, con la finalidad de que el gran público inversionista (inversionistas institucionales e inversionistas privados) se sirvan de éstos.

Una vez que se efectuó el proceso de intermediación bursátil, logran cumplirse dos objetos: las emisoras canalizan financiamiento para sus proyectos corporativos, y, el gran público inversionista aguarda ver crecer su patrimonio.


En el continente americano, suman 10,714 empresas públicas (Gráfica 1), ¿se imagina seguir el movimiento de cada una de ellas todos los días? Una tarea inhumana y poco eficiente, hecho que hace 137 años, el economista y periodista Charles Dow, de la misma forma que usted, lo notó, razón suficiente por la cual decidió expresar el nivel del mercado de valores en términos del precio medio de una muestra representativa de acciones, dando creación a un índice bursátil.  

Un índice bursátil consiste en una canasta de valores selectos que representan un segmento del mercado financiero. Por metodología, existen dos tipos: índice ponderado por capitalización de mercado, como el S&P 500, e índice ponderado por precio, como el DJIA. En el primer caso, aquellas compañías que tengan una mayor capitalización de mercado repercutirán con mayor fuerza ante un alza o baja en el índice que forman parte, mientras que, en el segundo, lo harán las empresas con un mayor precio de sus acciones.  

Esta métrica estadística tiene innumerables funciones, algunas de ellas son:

  • Fungir como benchmarking de la Bolsa en general (ejemplo, en México el S&P/BMV IPC).
  • Medir el movimiento y rendimiento de una industria, subsector o sector del mercado.
  • Vehículo de inversión indirecto a través de fondos indexados o canastas pasivas, como los Exchange-Trade Funds (ETFs, por sus siglas en inglés), replicando el comportamiento del índice.
  • Elaborar modelos financieros.

De ahora en adelante, cuando se encuentre con alguna frase que haga énfasis en la Bolsa, sabrá que no se refiere a un todo, sino a una parte, la más representativa de ésta.

Como reflexión, esperando que todo aquel que sea amante de los mercados financieros, comprenderá el porqué de la siguiente frase de John Bogle:

«No veo ninguna razón por la que los inversionistas tienen que quedar satisfechos con unos resultados inferiores a los de un fondo indexado.»

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!