¿Una América Latina justa? (II)

Este contenido tiene más de 1 año

Históricamente América Latina se representa por tener altos índices de desigualdad socioeconómica, en compañía de niveles de pobreza, una brecha en acceso a servicios y oportunidades amplia entre ricos y pobres. El objetivo de políticas públicas aplicadas por los gobiernos en turno (con diferente orientación de las políticas) es reducir estas brechas, lo que lo realizó por medio de reformas o creación de nuevos institutos para la aplicación de estas.

Conviene señalar los elementos que se consideran como referente en la implementación de una política social; La implementación de una política social está relacionada con el objetivo del sistema económico prevaleciente; otro referente es la situación de la población en los aspectos sociales más sensibles (índices de bienestar y calidad de vida), y por último, la orientación de la política social, su función ideológica y política.

El modelo económico mexicano tiende a beneficiar a las élites económicas, en base a las cifras de Forbes, los mexicanos más ricos acumularon en 2017 116 mil millones de dólares, las 10 personas más ricas del país acumularon la misma riqueza que el 50% más pobre del país. Los grupos que predominan el interés económico ejercen influencia sobre la dirección y objetivo de las políticas públicas para mantener sus beneficios.

Tras ciertas limitaciones económicas en el continente, el nuevo siglo genero oportunidades de discutir los rendimientos sociales que fueron obtenidos por la aplicación de un mercado pos mercado, impulsado por dinámicas internas de los países o dinámicas regionales. En el mismo periodo países Argentina, Paraguay y Uruguay tenían un proceso de recuperación de las peores crisis económica-financieras, a la vez, que la mayoría de las naciones de América del Sur pasaban por un patrón de crecimiento sostenido, vigente con ciertos vaivenes hasta 2013. Sin embargo, naciones como México, mantuvo políticas económicas asociadas al Consenso de Washington con un patrón de estancamiento más que dinamismo.

El contexto económico general (con notables diversidades) fue acompañada de cambios políticos significativos, en un  conjunto de países fuerzas de políticas de izquierda o progresistas ganaron elecciones nacionales (críticas a las políticas públicas liberales) dieron inicio a un ciclo político que se le denomino “el giro de la izquierda”, este contexto político significo resistencia conservadora en países como Colombia, Guatemala, Perú y México.

El siglo XXI represento un cambio significativo en la orientación (comparadas con las impulsadas en la década de 1990) de las políticas públicas, en algunos países, el cambio de orientación fue la creación limitada de instituciones para pobres, sin embargo en otros países se realizó la modificación en el patrón de protección a la sociedad, con reformas en el sector salud, mejoramiento salarial y en la seguridad social.

Para América Latina este periodo represento cambios importantes en la dirección de las políticas públicas motivadas por cambios en el gobierno en turno, el inicio del siglo XXI represento cambios, además de resistencia de las elites en países latinoamericanos.

Estudiante de Economía.

Twitter: @jesusarmhdez

BIBLIOGRAFIA

Salinas D, Tetelboin C. (Junio 2005) Las condiciones de la política social en América Latina Publicación en PDF: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-74252005000200004

El COLEF, CLACSO. (Noviembre 2018). Políticas sociales en América Latina en los inicios del siglo XXI. Innovaciones, inercias y retrocesos. Publicación en PDF: http://biblioteca.clacso.edu.ar/clacso/se/20181116071335/Politicas_sociales.pdf

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!