Año nuevo, vida nueva. Este es el cliché bajo el que damos inicio a nuevos hábitos y empezamos a trabajar en nuestras metas, aun cuando la inspiración suele durarnos unas semanas, o meses. El año pasado tomo mayor relevancia los planes a futuro, sin importar que fuera de corto, mediano o largo plazo, la noticia de un virus sacudió al mundo y por un momento lo detuvo, aun cuando creemos estar detenidos por la modalidad a distancia, nos hemos adaptado. 

El mundo dio inicio a la llamada nueva modalidad -una modalidad en prueba y error- con las medidas de contención que tomaron las autoridades, el teletrabajo, la educación a distancia y  hasta la sana distancia se convirtieron en el pan de cada día del año pasado, y no es mi afán estancarme en este año y aun mencionarlo recurrentemente, sino que es un punto de control (si lo podemos llamar así) en donde la humanidad conoció una nueva era en su modo de vida, en el sistema político, económico y social.

Ahora, que nos espera el 2021, en mi opinión aun tendremos que pasar las secuelas de la pandemia, el regreso a la vida presencial total esta pronosticado en el segundo semestre del año, nos quedan 5 o 6 en esta normalidad que algunos extrañaremos o olvidaremos. Entre los propósitos que iniciaste el pasado viernes debe estar entre ellos un tema fundamental para ti, la educación financiera.

Parece repetición, que maestros analistas, directores de bolsa, hasta el gobierno hace hincapié en la importancia de que las personas conozcan sobre sus movimientos financieros, aunque sea de manera de básica, la educación financiera no solo basta con conocer y usar con responsabilidad tus cuentas bancarias (!), sino que el mundo o rubro de la educación va más allá, por mencionar un punto importante al que me enfocare en esta ocasión, es conocer todas las oportunidades para crecer tu patrimonio a través del sector financiero.

Abordemos la bolsa, que miedo ¿no?, solo escuchar de ese lugar que aparece en las películas se puede tener esa emoción e incertidumbre al momento de contemplar esto como una forma de crecer nuestro patrimonio, existen muchas vías novedosas, como casas de bolsa, bolsa de valores, bancos, etc. En nuestro país encontramos un sinfín de opciones de estas vías, por mencionar algunas Casa de Bolsa BBVA Bancomer, Accival, Actinver o Inversión Bursátil. Como bolsas de valores a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la más novedosa la Bolsa Institucional de Valores (BIVA). Para tener mayor conocimiento puedes informarte en diversos medios de divulgación nacional en materia economía, cursos ofertados por el gobierno, grupos estudiantiles como el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas en su capítulo universitario (IMEFU), en las actividades de los embajadores BIVA, enlace BANXICO, etc. Ademas de este tu espacio de preferencia, o algún otro espacio de Rankia que te ofrece información sobre este y muchos otros temas del rubro.

OJO, no estoy en ningún momento haciendo una recomendación de inversión, sino solamente haciendo de tu conocimiento que la educación es más de lo que tu crees y una manera de llevarlo a cabo es el sector financiero del país.

Iniciamos nuevo año, ciertamente no iniciamos una nueva vida, sino que tenemos la oportunidad de dar un nuevo rumbo a nuestra vida. Como he regresado de vacaciones, puedes esperar un artículo mínimo por semana. Deseo que cumplas con todos los propósitos, y que agregues uno más a la lista.

Como siempre, todo es sobre una opinión.

Estudiante de economía.
 Twitter: @jesusarmhdez
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!