Ya chole con sus datos.

Ok, empecemos.

Primer acto, la Auditoria Superior de la Federación (ASF) presenta a la Comisión de Vigilancia  de la Cámara de Diputados, su Informe General de la Cuenta Pública 2019 (primer año de la administración del Presidente López Obrador), donde se presentan observaciones por posibles irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos en el gasto federal, además de dar a conocer el costo real de cancelar el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), el cual asciende a más de 300 mil millones de pesos.

Las irregularidades del gasto federal presentadas por la auditoria se componen de transferencias a estados y municipios, compras fuera de ejercicio realizadas por dependencias, irregularidades en programas sociales como Jóvenes Construyendo el Futuro.

El NAIM desde la etapa de campaña se convirtió en uno de los temas principales de la agenda nacional, en la encuesta para su cancelación, la base militar de Santa Lucia, el lago de Texcoco, la infraestructura de comunicaciones y transporte etc. La viabilidad de la cancelación y la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles fue cuestionada desde un inicio, y el coste de cancelación una de esas grandes cuestiones. Una de los motivos de la cancelación del presidente fue que la obra era un signo de corrupción y del actuar de la denominada “mafia del poder”, y su cancelación representaría un ahorro de 230 mil millones de pesos, con un costo de cancelación de 100 mil millones de pesos considerando la inversión ejecutada y el valor de la terminación anticipada de los contratos. Y he aquí el error, al omitir las implicaciones derivadas del esquema definido, ni los costos legales involucrados.

Segundo acto, el presidente en la primera tribuna del país, desestima y cuestiona la veracidad de los datos, llega a mencionar “Exageran y no solo eso. Están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá que lo hagan ellos los de la Auditoria Superior de la Federación porque le están dando mala información a nuestros adversarios, y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas”. 

¿A nuestros adversarios? ¿Prestarse a esas campañas? ¿Otros datos? No señor, esa es la realidad, los datos que presento la ASF son de dominio publico y es para que los ciudadanos conozcan en que se gasta el dinero que se le otorga al gobierno. La ASF no se presto a ninguna campaña, es su responsabilidad auditar al gobierno, que sus colaboradores retengan información, realicen actos de corrupción y demás no es presentarse a una campaña. Sus otros datos no existen, los números no mienten señor presidente, ademas de ser erróneos por omitir las implicaciones ya mencionadas.

Tercer acto, la noche del lunes 22 de febrero la ASF se retracta respecto a la auditoria relativa a la canción del Proyecto del Aeropuerto de Texcoco, al declarar “inconsistencias en la cuantificación realizada en el marco de la auditoria… Al momento se ha detectado ya que dicho monto es menor a lo estimado inicialmente por una deficiencia metodológica”.

¿Cómo se llamo la obra? Adiós institucionalidad.

¿Qué consecuencias habrá?, que este gobierno no tenga una autentica revisión de cuentas, apertura el gasto sin control ni vigilancia. Que no sea sorpresa que, en unos días, la nueva auditoría tenga el mismo resultado que los otros datos del presidente, aun cuando la misma ASF señalo que la estimación de costo de los 331 mil millones de pesos, podría aumentar debido a la deuda de 4 mil millones de dólares en bonos del Fideicomiso Mexcat.

Estos tres actos dan a conocer una situación en de falta de fuerza institucional, el auditor cedió a la presión política por los resultados presentados que incomodaron al presidente, aun cuando la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas no lo permite, podemos consultar los articulo 44, 81 y 93 en los cuales la ASF no tiene la facultad de retractarse ni calificarse.

Ahora hay que decir fuerte y claro, así no Andrés, con la desarticulación de las instituciones se da un paso atrás en el desarrollo de nuestro país. A lo largo de estos dos años de gobierno se dieron a conocer escándalos de corrupción e irregularidades en funcionarios de gobierno, colaboradores y familiares, ¿y que se dijo? ni pio. Es la primera auditoria a la administración, ¿Qué sucederá con las restantes? Pues que la ASF no dirá más que lo el presidente quiera escuchar, y así, perderemos una de los derechos que cada mexicano tiene, la transparencia.

Con todo respeto al presidente, pero ya chole con sus datos, usted es el principal responsable del actuar de sus funcionarios, la confianza de millones de mexicanos quienes le confiaron el país, y el cuidado de nuestra democracia. Nuestro país ha pasado por un periodo de lucha por la institucionalidad de órganos autónomos que hagan frente al poder ejecutivo. Con la retracción de la ASF sufrimos una gran perdida, una de las instituciones más confiables y pilar de la transparencia, quien dio un paso atrás y se puso a las órdenes de una persona que no ve más que su beneficio personal y no la de los mexicanos y se suma a otras instituciones que se han puesto a las órdenes del presidente.

No es el primer acto en el que se atenta contra la transparencia, recordemos el caso del Instituto Nacional de Transparencia (INAI), atacado, estigmatizado por el presidente quien busca su extinción por “caro e ineficiente”.  Lo que parece es que le molesta la transparencia, la oposición y los comentarios en contra su gobierno, esperemos que los organismos autónomos como el INE o la CNDH no den un paso atrás y sigan siendo autónomos.

Cabe hacerse una pregunta, ¿protege su gobierno de las próximas elecciones o es incapaz de admitir un error?

Este un tema que aun va iniciando, resta mucho del mismo y las opiniones ya se dieron conocer, sin embargo, un problema frecuente con los seguidores de cualquier personaje -se puede comprobar con las reacciones negativas hacia la auditoria presentada por parte de sus seguidores- con gran popularidad es pensar que es un ser sin errores, y no, simple y llanamente no lo es, se debe vigilar y exigir al gobierno.

Como nota final me gustaría mencionar: “Quien atenta contra la transparencia, atenta contra la democracia”, como siempre es una opinión. Hasta la semana que viene.

Estudiante de economía
Twitter: @jesusarmhdez
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!