CELAC: satrapas y democratas

En el marco de nuestras fiestas patrias López Obrador tuvo la intención de recordar, o más bien resucitar, la política tercermundista de los 70´s pretendiendo ejercer un contrapeso al “imperialismo yanqui” y su influencia en Latinoamérica. Y debe dejarse claro, lo hizo porque quiso y porque pudo. Andrés Manuel puede un día pedir apoyo para las vacunas, presupuesto para sus programas en Centroamérica y otro, desafiarlo. Prueba de eso son dos cosas, la presencia de Diaz-Canel en el desfile militar y su intento de banalizar las dictaduras latinoamericanas en la CEPAL. 

Latinoamérica se encuentra en medio de diversos problemas regionales, una crisis económica, política, sanitaria, migración, etc. uno de estos problemas son los regímenes autoritarios que violentan derechos humanos y reprimen a sus pueblos. Y es justo este tema fue lo que tomo mayor importancia en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), ya que sátrapas fueron invitados a la Cumbre, lo que por supuesto desencadeno molestias en los jefes de estado y cancilleres presentes. Lo que no es para menos, estos países han luchado contra dictaduras a lo largo de su historia, un tema que además ha estado presente en otros foros como en la Cumbre de Rio, la cual haciendo un poco de historia significo un espacio de dialogo entre las naciones que recién salían de una dictadura, ya que en Latinoamérica se tiene la convicción de que una dictadura y una democracia no pueden estar niveladas, y no, no pueden estarlo. 

Entre las tantas intenciones del Presidente López Obrador se encontraba su intento de jugar un papel “unificador” entre sátrapas y demócratas, lo que por supuesto no resulto, lo que me hace preguntarme, ¿al Presidente le parece correcto lo sucedido en las dictaduras de Venezuela, Nicaragua o Cuba? Porque dos cosas son claras, no se debe callar ante actos de violación de derechos humanos y mucho menos normalizar la represión en otros países. Debemos prestar mucha atención a esto, ya que si el Presidente pretende dirigir su política exterior reconociendo y permitiendo dictaduras, donde se reprime la voluntad del pueblo, habrá que tener mucho cuidado, con lo que anteriormente a mencionado: 

“Siempre he pensado que la mejor política exterior es la interior” 

¡Y claro!, el Presidente puede llevar la batuta de la política exterior de su gobierno, es una de las facultades que le confiere. Pero no debe confundir el respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos con actos de completa violación de autodeterminación, ya que esta no significa que se haga lo que un grupo selecto quiera para si mismos a costa de su pueblo. No señor. 

Se puede decir que con la cumbre se mando un mensaje con vigor, en el que se pretendió señalar la soberanía e importancia de México -lo que personalmente me recordó mucho a las tácticas priistas para demostrar soberanía e independencia ante Estados Unidos al invitar a Fidel Castro a México- en el continente americano. Con lo cual puede ir de en la línea  de la política de izquierda que López Obrador dice profesar. 

Para ir concluyendo dos cosas que me llamaron la atención. 

Wow, con la división presente en Latinoamérica, algo que nos demostró la cumbre fue que en los Estados Latinos no somos siempre los “hermanos unidos” y si existen diferencia, un ejemplo más que claro son las acusaciones entre Presidentes y dictadores, al igual que la postura de los países que tienen como principal socio comercial a Estados Unidos y aquellos que están más inclinados a países asiáticos, principalmente China. Son estas diferencias políticas y comerciales lo que representa un reto enorme a la propuesta de López Obrador de crear un bloque parecido a la Unión Europea, y si, a simple vista parece una excelente idea, sin embargo al analizarlo detenidamente, no lo es. 

La Unión Europea surge inicialmente como un acuerdo sobre el Acero, y posteriormente paso a ser la Institución que conocemos ahora, esto fue posible por las similitudes de los países miembros. Algo que no comparten los países Latinoamericanos, y es que la propuesta no es solo económica, sino política. Las tensiones económicas son de esperarse y pueden superarse pero, ¿y las políticas? Eso es un tema muy diferente, para hacer posible un bloque latinoamericano todos los países deben compartir ciertas características primordiales: tener una democracia liberal, la disposición de ceder una tan cuidada soberanía, así como tener instituciones solidas, que cuenten con los mismos conjuntos de valores: principios de respeto a los derechos humanos, libertad de mercado. Conjuntos de valores que claramente distan los países de Latinoamérica. Sin principios comunes no hay comunidad política, así de sencillo. 

La segunda, fue el mensaje del Presidente de China, Xi Jinping al final de la cumbre, ese video de tres minutos debe tener implicaciones importantes en la geopolítica que deberá seguir Latinoamérica y más aun Estados Unidos. El video fue un mensaje claro, puede haber un nuevo socio en los problemas y comercio que desplace a Estados Unidos. La presencia de China como socio comercial a través del mundo ha ido en aumento y el continente americano no es ajeno, su presencia solo es en el cono sur, y es que cabe la posibilidad de que se busque que China represente un balance de poder en el continente ante los Estados Unidos. 

Y siento que este fue un error de calculo para México, Estados Unidos no solo es nuestro principal socio comercial, sino de gran parte de los Estados Latinoamericanos. Y meter una tentación así en el continente puede no ser visto por buenos ojos por el país de las barras y las estrellas. Claro que ahora mismo para Biden no cobra importancia, al estar ocupado por temas internacionales como Afganistán o la reciente disputa con Francia, y necesita de México para dar solución a su problema de migración en la frontera. De igual forma los temas que se discutieron en la Cumbre (vacunación, migración y cambio climático) tienen la enorme posibilidad de trabajarse en conjunto con Estados Unidos y Canadá, por lo que la presentación de China no puede ser más que eso, una presentación. China aun esta apartado de Centro América teniendo una pequeña, pero considerable participación, en el Cono Sur, debe darse seguimiento al tema. 

Justo el tema de la división en los Estados Latinoamericanos sale a relucir, ya que cada Estado esta tomando cartas en los asuntos discutidos a su manera. El tema de las vacunas, se demuestra al ver que cada país busca vacunas por su cuenta, la migración es un tema en el que solo dan culpas y no solucionan, y en el tema de cambio climático, el ejemplo esta en casa, la política publica de México es impulsar las energías fósiles y desplazar las renovables. Sin embargo, se logro llegar a diversos compromiso s que se contemplan en la Declaración de México, aunque estos compromisos son fruto a otras cumbres donde ya se habían discutido los tópicos. 

Lo sucedido este sábado fue un mensaje enviado con vigor, López Obrador busca posicionarse como el líder de Latinoamérica frente a los intereses estadounidenses, no solo retándolo como con el llamado al cese del “bloqueo económico” a Cuba, o al entregar un espacio político al líder cubano para hacer frente a Estados Unidos. Esta reunión de la CELAC que fue de pobres y pequeños, ya que peso la ausencia de los países ricos y grandes: Argentina, Brasil, Colombia y Chile, demostró una vez que planear mal las cosas, o más bien, restarle importancia a la política exterior pesa mucho. Los resultados obtenidos en la cumbre otorgan un balance negativo, México no formalizo el remplazo a la OEA, queda mal parado ante Estados Unidos por su coqueteo con China y apoyo a los sátrapas de Latinoamérica. 

Aun es prematuro dar a conocer el balance por el evento del sábado, sin embargo espero en este escrito haber plasmado a groso lo modo lo que paso y las consecuencias a priori, con mi presente opinión que nadie pidió pero aun lo comparto (por eso el nombre de este Blog). 

Hasta la próxima semana. 

Estudiante de derecho 

Twitter: @armandodelacrz 
Instagram: @armando.delacrz 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!