Rankia México
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Solrac

Rankiano desde hace cerca de 8 años

Apuntes de energía y economía con el afán de ayudar a democratizar el mundo de la energía.
Especulación con derivados del VIX, opciones.

Transición energética en marcha...

@Solrac_Solar

Publicaciones
Recomendaciones
394
Seguidores
755
Posición en Rankia
235
Posición último año
Resumen
Artículos 334
Respuestas 9592
Comentarios 3543
Recomendados 20887
Guardados 156
Temas 80
16 de sep a las 04:26 hrs
Ha comentado en el artículo Actualización Cartera Modelo 2019 Semana 24
Dímelo tú, Latirus La frase es tuya y la escribiste al final de este mismo post. "Quizá cueste un poquito más de lo esperado pero no es mi estilo abandonar el barco cuando la cosa se pone mal." Saludos.
ir al comentario
15 de sep a las 15:42 hrs
Ha respondido al tema Cobas AM: Nueva Gestora de Francisco García Paramés
Con 25 años yo no hablaba idioma alguno excepto el inglés macarrónico que suelen enseñar (sí, aún) en,  España. Me decían que si no hablaba idiomas ya, no podría aprender después de. mayor. Aquello me pareció un cuñadismo de antología.Con esa misma edad me fui a Alemania por una semana se vacaciones, pero Sandra se cruzó por el camino.y y fueron finalmente dos meses.A la vuelta no hubo más Sandra, pero siy academia de alemán. Hice tres cursos anuales en nueve meses, uno detrás de otro. Antes de mi te(u)tona ba(r)vara, el alemán era un idioma endemoniado y dificilísimo. Después de ella, sexy y sencillo. Bastantes años después me acuerdo de casi todo... Y nunca lo he vuelto a estudiar.Al poco, en un año, me saqué el B2 de inglés y  de otro idioma exótico minoritario pero muy importante para todas las lenguas occidentales que todos decían que no servía para nada. Pues no hay día que no lo hable, jaja. Y es mi idioma favorito.Ahora estoy con francés, hace pocos meses no sabía nada pero cada dia entiendo más. Por su parte, el inglés es C1-C2 y mi lengua de trabajo. También chapurreo italiano y portugués, como todo español.Ahora la gente dice que tengo un talento especial con las lenguas o que soy muy inteligente (con 25 años era un petardo, recuerda).Pero en realidad, ¡solo se trata de motivación y ganas!Encuentra la tuya: Sandra, tu trabajo, el gusto de hacerlo, de hablarlo... o la sonrisa de un niño. ¡Ánimo!
Ir a respuesta
13 de sep a las 10:35 hrs
Ha comentado en el artículo Argentina, democracy in deficit.
Perdone que no le haya seguido en su disertación, pero me encontraba en una fase muy ocupada de mi vida. Verá, no culpo a los yanquis del atraso de Argentina, de hecho he dicho "Me parece injusto echar toda la culpa de los males de Argentina al peronismo en exclusiva". Los primeros culpables son los propios argentinos por no saber transmitir confianza, que es la pasta de la que está hecha verdaderamente la economía, luego creo que queda claro que no buscaba un enfoque victimista, ni mucho menos. Aclarado esto, y rogando corrija usted su percepción tras volver a leer mi mensaje anterior, le recuerdo que he dicho que "no me parece de recibo culpar al banco central de sus males cuando la sempiterna inflación, verdadero termómetro económico de este país (...)[que] es la que determina la aplicación de la política de tipos." Oiga, que el gobierno argentino incurre en déficits inflacionarios de forma recurrente. Primero viene el desastre fiscal, el contable, del Estado, y luego la orden de imprimir. Ante esa orden cualquier gobernador del banco central que se niegue va a la calle, luego lo segundo mejor que puede hacer, tras no poder parar las impresoras, es subir el tipo de interés para que el dinero, los pocos pesos que quedan, no salgan volando. Si la inflación escala al 60% anual, como parece ya la norma en este país, ¿de verdad quiere convencernos de que para evitar un desastre el banco central debería mantener los tipos en el 5%? ¿que las recesiones las crean siempre los bancos centrales? Eso sí, si compara usted con Chile al menos admita que su sector primario no llega al 5%. Respecto a lo que dice uste de la autarquía en España, no fue el enfoque liberalizador lo que la hizo salir del hoyo, sino simplemente que se reanudó el comercio que estaba casi totalmente ausente. Pero, de hecho, el proteccionismo que imprimió Franco a la economía casi desde el principio es patente. Esto lo reconocerá usted muy fácilmente en el hecho de que, ya que menciona el año 1959 como el que marcó el comienzo de la recuperación de la economía española, al percatarse de que la primera de muchas devaluaciones periódicas de la peseta ocurrió, precisamente, en 1959. ¡Vaya! https://elpais.com/diario/1992/11/22/economia/722386813_850215.html Y vinieron mvarias más mientras el país despegaba: 1967 con todos los seítas en la calle, 1976 y 1977. Si la economía española hubiera estado realmente iberalizada, no habría habido reconversión industrial en los ochenta. La misma que le espera a Argentina en cuanto los Chicago Boys a los que usted se refiere entren en Argentina. Y acabarán entrando de la mano del FMI, claro. Saludos y siga escribiendo, que su blog es una joya.
ir al comentario