¿Miedo al Mercado de Valores? ¡Dale una oportunidad a los commodities!

 

 

La incertidumbre es algo del día a día, y en los mercados financieros no es de esperarse. Con una actualidad volátil e incierta, los inversionistas buscan una mayor diversificación para evitar pérdidas, o bien disminuirlas al menor porcentaje posible.  Y una manera de poder llevar una diversificación a los efectos negativos del mercado son: las materias primas o commodities (por su nombre en inglés).

 

Estas materias primas per se son de uso comercial, sin procesar; con el único fin de fabricar otros bienes. Una primera clasificación que se le puede dar a los commodities es en 3 grandes grupos, los cuales son:

  • Agrícolas/Soft Commodities: Comprenden a los productos tropicales como lo es el café, azúcar, cacao, maíz o trigo. Asimismo, dentro de esta clasificación se pueden encontrar los productos cárnicos. Aunque este tipo de productos no representan hoy en día como una opción de inversión.
  • Energéticos: Dentro de este grupo encontraremos a los commodities más importantes a nivel mundial. Evidentemente, entre las materias primas el petróleo es el más común entre todos. A pesar de esto, podemos encontrar otro tipo como: el carbón, gas natural, uranio, etc.
  • Metales: Considerados barómetros importantes de la actividad económica dada la importancia que obtiene tanto de especuladores como inversores. Dentro de esta categoría podemos mencionar las siguientes subcategorías: metales básicos y metales preciosos.

 

Los primeros son de gran utilidad para campos como la ingeniería, industria eléctrica y aeroespacial. Demandados en menor cantidad, pero de gran aprovechamiento para el desarrollo y producción industrial. Aquí podemos encontrar: el cobre, aluminio, zinc, níquel, plomo y estaño.

 

Por parte de los metales preciosos tenemos como número uno al oro; conocido por excelencia en ser el refugio de los inversionistas cuando hay turbulencias económicas o políticas. Debido a su valor intrínseco, el oro llega a ser la mejor opción de resguardo. Ganando su importancia dentro de la historia por su uso como monedas y antes respaldando el papel moneda que emitían los gobiernos. También podemos encontrar: la plata, el platino y el paladio.

 

Sabiendo qué son las materias primas y de qué manera las podemos encontrar categorizadas, ahora toca exponer las peculiaridades de las mismas.

Características

  • Volatilidad: Históricamente se han analizado a los commodities, encontrando que llegan a alcanzar un 30% anual en términos de volatilidad. Traduciéndose en una fluctuación del 30% durante un año; el precio de una materia prima subyacente.
  • Rendimientos Altos: Con base en lo descrito anteriormente, se genera un mayor retorno. Sin embargo, estos rendimientos se pueden reflejar tanto de manera negativa como positiva.  
  • Dependen de factores exógenos: Temas de carácter geopolítico, climático y coyuntural de todo tipo tienen incidencia directa en este mercado. Ejemplificando: los huracanes que recientemente afectaron a Estados Unidos provocaron un recorte en la producción de petróleo.

 

¿De qué manera invertir?

 

  1. Fondos de Inversión: Requisitos de entrada bajos, con un capital mínimo de inversión aceptable.
  2. Índices: Utilizados como base para construir otros productos, fondos y otros, ya que la naturaleza de los índices no es de inversión.

 

Goldman Sachs Commodity Index

 

(Fuente: Bloomberg Markets)

 

  1. ETFs: Replicando exactamente el comportamiento de las commodities puras (spot). Aunque con menor liquidez que con los futuros.
  2. Futuros y Opciones: La inversión clásica en cualquier subyacente. Esta puede ser llevada a cabo sobre un apalancamiento; permitiendo mayores rentabilidades potenciales. Aunque conlleva niveles superiores de riesgo.

 

 

Gold Future

(Fuente: Bloomberg Markets)

 

  1. Acciones de Empresas Relacionadas

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!