Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

¿En qué ahorrar e invertir durante el 2022?

EDITOR's CHOICE
¿En qué ahorrar e invertir durante el 2022?
 
A partir de la pandemia las variables macro y microeconómicas se han deteriorado en todos los países, algunos más otros menos, pero todos están afectados. Las familias y empresas también han pasado por momentos difíciles, pero en este caso, algunos salieron beneficiados y otros perjudicados en extremo. 

La población en el mundo vive fundamentalmente con los ingresos productos del trabajo, muchos de ellos perdieron su empleo y por ende, cayeron en desgracia. Algunos fueron muy afortunados, no tuvieron pérdidas humanas personales que lamentar y aún mejor, se mantuvieron trabajando, percibiendo ingresos. 

Las perspectivas económicas en el mundo no han cambiado, siguen pronósticos de baja en el crecimiento, alta inflación y aumento en las tasas de desempleo. En suma, el futuro no se ve muy halagador y menos para los que poco tienen.

Por ello, es importante que conozcamos algunas ideas respecto de las mejores alternativas de ahorro y de inversión que podrían generar beneficios adecuados para cada caso particular. Desde nuestro punto de vista es el momento de arriesgar, perder, ya lo hemos hecho y con un poco de objetividad podríamos prepararnos para un futuro incierto.

En términos macroeconómicos a nuestros ingresos hay que restar el gasto y si el resultado es positivo tenemos ahorro, en este caso, efectivamente millones no tienen posibilidad de ahorrar. Por lo que ello llevaría a pensar que ningún pobre ahorra o que en la pobreza al no poder ahorrar siempre se permanecería en ella.

 La historia demuestra que no es así, miles de empresas en el mundo se han beneficiado de hecho con el ahorro de los pobres. Así es que, bajo este supuesto, todos ahorramos. De hecho, el ahorro lo definimos como el acto de sacrificar el consumo presente con el propósito de obtener un consumo futuro mayor.

Comprendemos que hay millones de personas que están excluidas del sistema financiero y no tienen ningún tipo de relación comercial con ninguna institución financiera. En el caso de México existe sin embargo alternativas para todos. 

Por ejemplo, las Sociedades Financieras Populares permiten abrir cuentas de ahorro sin saldo o mantener un mínimo mensual. En ellas también se pueden contratar productos de inversión. Están bajo la Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP) y son supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). 

También en este caso están las Sociedades Financieras Comunitarias (Sofincos) que fundamentalmente prestan servicio a las personas que residen en el sector rural. En el primer caso existen 37 instituciones con 1,144 sucursales en el país, de ellas, la que concentra el mercado es Libertad Servicios Financieros. 

En el segundo caso solamente tiene autorización SBM Rural. Ambas figuras están constituidas como sociedades anónimas y por ende, tiene fines de lucro, por ello, las personas que ahorran o invierten en cualquiera de ellas son clientes.

También existen las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (Socaps) que son identificadas más comúnmente como cajas, cajas de ahorro, cajas solidarias, siendo las únicas empresas financieras que forman parte del sector social de la economía que es claramente identificado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 25.
Se constituyen legalmente como cooperativas y son los únicos intermediarios financieros sin fines de lucro que operan en México. De ello se desprende que los que participan son socios y son los únicos que pueden hacerlo. 

Existen 153 instituciones con más de 2,190 sucursales y también en este caso existe concentración en una institución, siendo actualmente Caja Popular Mexicana, que exige para convertirse en socio una aportación de 750 pesos más 30 para la expedición de su credencial.
Sofipos, Sofinco y Socaps integran el sector y las Entidades de Ahorro y Crédito Popular (EACP) y como parte de los beneficios que tienen a diferencia de otros intermediarios es que el cliente o socio puede recibir un seguro de vida para sus titulares que apoya fundamentalmente para los gastos funerarios. 
También están autorizados para abrir cuentas de ahorro a niños, cuyo objetivo es generar desde la infancia la cultura del ahorro.

Las instituciones de banca múltiple son sociedades anónimas también con fines de lucro, pero a diferencia de las que hemos señalado, fundamentalmente tienen sucursales en poblados con más de diez mil habitantes. 

Algunas de ellas incluso cuentan con productos de microfinanzas, siendo el más representativo Banco Compartamos maneja el lema “tu especialista en microcréditos”. Los productos bancarios por excelencia son las cuentas corrientes (conocidas como de ahorro o de cheques) y los pagarés a plazo fijo.

Actualmente existen 51 bancos comerciales autorizados y operando, es un sector extremadamente concentrado y con predominio de bancos globales. Los que tienen mayor captación son BBVA, Santander, Banamex, Banorte, HSBC y Scotiabank, que en conjunto representan el 75.22 del ahorro de la población. 

Es natural que por ello, sean los que presentan mayor número de quejas ante la Condusef, quedando BBVA, Banamex, Santander, Banorte, HSBC y Scotiabank en el orden de presentación, siendo las quejas más recurrentes cargos no reconocidos por consumos no efectuados, no entrega de la cantidad solicitada y cobros no reconocido por manejo de cuenta, retiros y cobros por otros conceptos.

Las instituciones de banca múltiple son las que mayor regulación y supervisión tienen por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por lo que, las estadísticas sobre su posicionamiento en el mercado, balance general e indicadores de rentabilidad y riesgo sistémico es ampliamente difundida por dicho organismo, de tal suerte que antes de tomar la decisión sobre aquel con el que tendrá algún tipo de relación comercial es adecuado que la revise y si tiene dudas sobre su interpretación puede mandárnoslas y con gusto lo apoyamos.

Además de las estadísticas, compare los servicios y las condiciones, a diferencia de las EACP, suelen solicitar un saldo mínimo de apertura que en la mayoría de los casos es superior a mil pesos, cobran comisiones por no mantener saldos mínimos y deben realizarse operaciones continuas (al menos una vez al mes) ya sea de depósito, ahorro o pago.

Las condiciones económica s negativas obligan a las autoridades a establecer políticas monetarias que implica entre otras acciones a subir o bajar las tasas de interés. En Estados Unidos y México se ha optado por subirla, lo que ha generado una tendencia alcista y ello se espera se mantenga también para el 2022.

Ante este entorno financiero y expectativas económicas, para aquellas personas que deseen ahorrar y recibir el pago de una tasa de interés, lo ideal en estos momentos es hacerlo en pagarés a plazo fijo, principalmente en las Sociedades Financieras Populares que suelen ofertar rendimientos superiores al ofertado por los Certificados de la Tesorería de la Federación que en estos momentos está en 5.57%, lo cual significa que en dichas entidades podrían pagarle más del 7%. 
Debe comprender, sin embargo, que para recibir estos porcentajes debe mantener sus recursos por un horizonte temporal mayor a un año. Pero dado que se espera continúen subiendo los intereses, el plazo adecuado por el momento a elegir en el pagaré es a menos de un mes y simplemente estar reinvirtiendo.

También considere que entre mayor sea la tasa de interés bruta que difunden las instituciones, tiene que pagar mayor impuesto, pero a su vez, es mayor la probabilidad de obtener una tasa de interés real positiva. 

Este último concepto significa, por ejemplo, si recibiese el 7% mencionado, y la inflación fuese del 6%, significaría que su rendimiento sería tan solo del 1% y aún menor, dado que se le cobra impuestos. Este sombrío panorama se recrudece si por ejemplo el interés que aceptó sea del 3% y la inflación del 6%, usted obtendría más dinero, pero este serviría para comprar menos, es decir, perdería el -3% de su poder adquisitivo.

Si existe una fuerte necesidad de contar con liquidez prefiera las cuentas de ahorro que no tengan saldo mínimo de apertura o sea muy bajo, pero especialmente, que no cobren por no mantener un saldo al mes, aunque seguramente a cambio exigirán que realice un movimiento por lo menos mensualmente.

Existen otras opciones en las que se puede invertir, aunque en ellas, no la institución no puede ofrecer ni el retorno de capital ni el pago de un accesorio financiero (interés, dividendo o ganancia de capital). Entre ellas están los fondos de inversión que de acuerdo con su régimen de inversión pueden ser de los tipos siguientes: renta variable, instrumentos de deuda, capitales y de objeto limitado.

El universo de fondos es muy amplio, son más de seiscientas opciones las que existen y de ellas, la composición de su cartera es muy similar en varias de ellas, la sociedad operadora más común son las casas de bolsa y los bancos, pero además existen las distribuidoras de fondos de inversión, por lo tanto, es sumamente complejo para aquellos que no tienen educación financiera intermedia. 

Por ello, para decidir en cuál invertir lo más relevante es conocer su perfil de inversión y a partir de ello, buscar un fondo adecuado al mismo.

Estos instrumentos no tienen un plazo de vencimiento y podrá retirarse cuando lo desee y de acuerdo con las condiciones establecidas en el contrato, por ello, para obtener buenos rendimientos es recomendable se mantenga cuando menos un año. El rendimiento (positivo o negativo) se genera de una ganancia o pérdida de capital.

En general se recomienda para inversionistas con perfil conservador los fondos en instrumentos de deuda, es decir que prefieren la seguridad sobre el riesgo. En cambio, los fondos de renta variable se sugieren los adquieren aquellos que sean agresivos en su perfil, dado que desean más el rendimiento, aunque ello conlleve mayor riesgo.

Los montos de contratación son mucho más elevados que en los intermediarios financieros, pero existen en el mercado opciones de hasta 100 pesos. Si invierte en un fondo se compra la acción de una sociedad anónima, pagándose un precio y en el futuro se vende y si este aumento gana y si bajó pierde. Por ejemplo, si invierte 100 y compra un fondo a 2 pesos, adquiere 50 de ellos, si una semana o un mes después aumentan a 4 pesos, obtendría por su venta 200. Pero si baja a 1 peso, solo tendría 50 pesos. Este ejemplo es válido para cualquier tipo de fondo.

Como ya señalamos lo adecuado es compatibilizar el perfil del inversionista con el del instrumento, pero dadas las condiciones actuales, es el momento de ser un poco más arriesgado que lo que en otras épocas sería aconsejable, por lo que resulta buena idea tener preferencia por fondos de renta variable, en especial, aquellos que tengan en su portafolio acciones internacionales.

En el mercado de capitales también se pueden comprar bonos y acciones, los más conocidos son los Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal, dadas las circunstancias inflacionarias en México y el mundo, aquellos indizados a la inflación son bastante recomendable, por lo que, considerando que la Unidad de Inversión se encuentra en niveles superiores a 7 pesos, la inversión mínima necesaria es de 750 pesos, si abre una cuenta en cetesdirecto, aunque con ello únicamente compraría un bono. La ventaja de esta opción es que su capital no pierde poder adquisitivo dado que se actualiza con la inflación. Su tasa de interés es muy baja, pero es positiva siempre.

En distintos intermediarios bursátiles puede comprar directamente acciones y algunos de ellos, ya facilitan la firma de contratos con solo cien pesos. En esta alternativa tendrá la posibilidad de adquirir fondos de inversión de la operadora con la que haya firmado, acciones nacionales y extranjeras. 

La plataforma le permite operar desde una computadora, Tablet o celular y la compra o venta es una cuestión muy sencilla. Lo realmente importante es saber formar un portafolio adecuado para su perfil. No obstante, nuevamente la situación actual nos hace llevar a pensar en lo más riesgoso, ello significa tener preferencia por acciones extranjeras, particularmente puede pensar en diversificar en acciones de empresas tecnológicas, farmacéuticas, automotriz y financieras.


Una de las conclusiones más relevantes en materia de educación financiera es que hombres y mujeres toman mejores decisiones de inversión cuando han practicado y entre más opciones haya tenido todavía alcanzan mejores resultados. 

Por ello, practicar es muy importante y con ello se adquiere el conocimiento, en este sentido, es buena idea que invierta en acciones un pequeño excedente si es que no tiene experiencia, por ejemplo 100 o 1000 pesos, aprenderá que es poco probable que los pierda y si la rentabilidad que puede obtener respecto de la que ofrecen intermediarios financieros siempre será mayor.
Hay otros mercados que son más sofisticados y por ende de mayor rentabilidad, pero con riesgos más elevados. 

Por ejemplo, la compra de divisas extranjeras, al menos, para el 2022 sin embargo la perspectiva del peso mexicano es la mejor, pero si quiere participar la libra esterlina o el euro se vislumbran más rentables que el dólar americano.


También podría invertir en metales, particularmente suelen en épocas difíciles refugiarse los inversionistas internacionales en oro, haciendo que su precio suba a niveles históricos. En México la opción que tenemos particularmente es la compra de monedas de oro y plata. Algunas opciones son centenarios, Azteca o Hidalgo, sus precios sin embargo son altos, a la fecha están en 41,500, 16,800 y 8,400 respectivamente. La otra opción es la plata, siendo la más representativa Onza Libertad de Plata, la cual, además, implica una menor inversión dado que su precio está en 425 pesos. E

l problema con la compra de monedas es que tiene que mantenerlas en su estuche y en su casa, con el consecuente riesgo que ello implica.
Un nuevo mercado que incluso se ha puesto de moda, es el de las criptomonedas, las cuales su comercialización está prohibida en nuestro país, no obstante, el intermediario que posibilita invertir obteniendo el rendimiento que resulte de las variaciones de las principales criptomonedas como Bitcoin o Etherum entre otras, pide tan solo cien pesos. Definitivamente esta opción la recomendamos para que las personas aprendan, comience con invertir quinientos, mil o tal vez cinco mil pesos, ya dependerá de su situación financiera particular, pero con ello, podrá aprender mucho más que únicamente escuchar hablar de la inversión en criptomonedas.

Lo invitamos a visitar el portal iafi.com.mx y nuestras redes Facebook, Twitter, LinkedIn y YouTube a los que pueden buscarnos como Instituto de Asesoría en Finanzas Internacionales, también si lo desean suscríbase y tenga acceso a distintos cursos y videos de las conferencias que hemos impartido en distintos foros. Para jóvenes que prefieren Instagram únanse buscando IAFI 2.0 y conozca nuestras historias.

Recuerde que nuestro trabajo no es convertirlo en un economista o financiero experto, pero si apoyarlo para que incremente su educación económica y financiera, facilitando la comprensión del funcionamiento de los mercados y sus instrumentos, logrando mejores decisiones de inversión y financiamiento, en beneficio de su economía.

Confiamos que este artículo les haya sido útil y esperamos sus comentarios al respecto, con el propósito de mejorar en los futuros temas a exponer.
 
 
Bibliografía.
 
Díaz Mondragón, Manuel. (2004). Invierta con éxito en la bolsa y otros mercados financieros. Editorial Gasca – Sicco. México.
Díaz Mondragón, Manuel. (2016) Portafolios de inversión. Editorial Trillas. México.
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!