Acceder

Una curva de rendimiento es una representación gráfica de los rendimientos de los bonos con diferentes vencimientos. Este gráfico nos muestra la relación entre el rendimiento y el tiempo de vencimiento de los títulos de deuda emitidos por un gobierno o una corporación.

Una curva de rendimiento plana ocurre cuando hay poca diferencia entre los rendimientos de los bonos a corto y largo plazo. Dicho de otra manera, las tasas de interés de los bonos con diferentes vencimientos son relativamente similares. Esto da como resultado una curva de rendimiento que parece casi horizontal o plana.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el análisis de la curva de rendimiento tiene más matices que una simple curva plana o inclinada, por lo tanto, diferentes partes de la curva pueden aplanarse o inclinarse por varias razones, tales como, las condiciones macroeconómicas de los países, las decisiones de política monetaria de los bancos centrales, las políticas económicas de los gobiernos, el sentimiento de los mercados, entre otros factores que pueden influir en la forma de la curva de rendimiento.

 

tipos de curvas

 

Definición de la Curva de rendimiento plano

La curva de rendimiento plana se refiere a un escenario en el que la diferencia entre las tasas de los bonos a corto y largo plazo de igual calidad crediticia es mínima. Este aplanamiento de la curva de rendimiento ocurre con frecuencia durante los cambios entre las curvas normales e invertidas. La diferencia de una curva de rendimiento normal y una curva de rendimiento plana, es que la curva de rendimiento normal tiene una pendiente ascendente.

 

Características de la Curva de rendimiento plano

Cuando los rendimientos son comparables entre los bonos a corto y largo plazo, normalmente hay un incentivo limitado para conservar la opción a más largo plazo. Se puede observar una falta de compensación extra por los riesgos asociados al período de tenencia extendido.

Una curva de rendimiento aplanada refleja una reducción en la brecha de rendimiento que separa los bonos a largo y corto plazo.

Por ejemplo, pensemos en un escenario en donde los bonos del Tesoro de EE.UU. con una curva de rendimiento plana podrían implicar un rendimiento del 5% en un plazo a dos años, y asimismo, un rendimiento ligeramente superior del 5.1 % en un vencimiento a 30 años.

En pocas palabras, una curva de rendimiento aplanada ocurre cuando hay poco o ningún cambio perceptible entre las tasas de los bonos a corto y largo plazo, lo que reduce el atractivo de los bonos a largo plazo entre los inversores.

Este tipo de curva se puede considerar como un indicador psicológico, lo que podría sugerir que los inversores están siendo menos optimistas respecto a las perspectivas de crecimiento del mercado a largo plazo.

 

Interpretación de la Curva de rendimiento plano

Una curva de rendimiento plana a menudo se considera un indicador de incertidumbre económica o cambios potenciales en el entorno económico.

Puede sugerir que los inversores están preocupados por la dirección futura de las tasas de interés y las condiciones económicas.

En algunos casos, una curva de rendimiento plana puede ser el precursor de una desaceleración o recesión económica. En un entorno de recesión, se suscribirán menos préstamos, ya que habrá menos actividad general en el mercado.

Una curva de rendimiento plana puede surgir de una mayor disminución de las tasas de interés a largo plazo en comparación con las tasas a corto plazo, o de un aumento más acelerado de las tasas a corto plazo en relación con las tasas a largo plazo. Esta curva de aplanamiento generalmente indica preocupaciones entre los inversores y operadores sobre el panorama económico en general.

 

Factores que afectan la Curva de rendimiento

Las curvas de rendimiento están influenciadas por una diversidad de variables. La tasa de interés de un bono con cualquier vencimiento dado es un agregado de numerosos elementos, que abarcan la tasa libre de riesgo, la inflación anticipada, el riesgo potencial de incumplimiento, la duración del vencimiento y las consideraciones de liquidez.

Las tasas de interés en su conjunto poseen la capacidad de influir en la curva de rendimiento al dar forma a las expectativas de tasas a través de diversos vencimientos de los bonos. Estas tasas de interés responden a las fluctuaciones de la inflación y la expansión económica, lo que afecta el análisis de la dinámica de la curva de rendimiento.

Un factor que contribuye al aplanamiento de la curva de rendimiento es la expectativa por parte de los participantes del mercado de posibles disminuciones en la inflación o las decisiones de la Reserva Federal para aumentar la tasa de los fondos federales en el corto plazo.

 

Política monetaria y tasas de interés

Una curva de rendimiento plana no solo implica una potencial recesión; también puede transmitir percepciones más amplias. La dinámica del mercado tiende a ser eficiente; sin embargo, la Reserva Federal posee la capacidad de impactar el mercado a través de intervenciones estratégicas de política monetaria cuando lo considere necesario. Al modificar la tasa de interés a un día, la Reserva Federal puede provocar ajustes en las tasas de interés que ofrecen al público las instituciones financieras y de crédito.

Por ejemplo, si la Reserva Federal implementara aumentos en su tasa objetivo a corto plazo durante un período definido, las tasas de interés a largo plazo podrían permanecer estables o experimentar un aumento, por el contrario, las tasas de interés a corto plazo se incrementarían. Como resultado, la pendiente de la curva de rendimiento se aplanaría, impulsada por el mayor aumento de las tasas de corto plazo en comparación con las tasas de largo plazo.

El incremento artificial de las tasas a corto plazo por parte de la Reserva Federal puede ejercer influencia en la curva de rendimiento, lo que a menudo resulta en su aplanamiento. Si bien una curva de rendimiento que se aplana puede servir como una señal de advertencia para los inversores sobre posibles condiciones de recesión, también puede deberse a políticas de la Reserva Federal. En consecuencia, al examinar una curva de rendimiento, los inversores deben actuar con prudencia y considerarla como uno más entre varios indicadores de las condiciones predominantes en el mercado.

 

Expectativas económicas y perspectivas del mercado

Una curva de rendimiento plana también puede servir como un indicador para las instituciones de crédito de que una fase de expectativas de menor inflación podría estar en el horizonte.

Las instituciones de crédito y los inversores suelen buscar mayores rendimientos en inversiones a largo plazo para contrarrestar el impacto de la inflación en sus inversiones.

Sin embargo, en el contexto de una curva de rendimiento aplanada y proyecciones de baja inflación, los inversores se preocupan menos por los efectos de la inflación y comienzan a concentrarse en el costo de oportunidad de las inversiones a largo plazo.

En esencia, cuando existe una curva de rendimiento plana, los inversores obtienen el mismo rendimiento en las inversiones a corto y largo plazo.

Esta situación puede ejercer diversos impactos en el mercado, incluyendo una reducción en las inversiones de largo plazo debido a la falta de una ventaja neta sobre las inversiones a corto plazo.

En un mercado de este tipo, es probable que numerosos inversores se inclinen hacia los bonos a corto plazo en lugar de los de a largo plazo, ya que los primeros no implican ninguno de los riesgos asociados de estar atado a un bono de largo plazo que ofrece el mismo potencial de utilidades y ventajas.

Riesgos y eventos macroeconómicos

A lo largo de la historia, ha habido una correlación notable entre las curvas de rendimiento invertidas o planas y las recesiones.

Una curva de rendimiento que se aplana sugiere que las entidades en condiciones de prestar dinero temen que las oportunidades futuras de rendimientos de alto interés puedan disminuir.

Como respuesta, eligen prestar sus fondos rápidamente para asegurar tasas más altas durante un periodo prolongado.

Un menor número de personas que piden dinero prestado significa menos actividad económica; es decir, menos endeudamiento significa menos demanda.

Es por este motivo que muchos analistas perciben el aplanamiento de las curvas de rendimiento como un indicador de futuras recesiones.

Adicionalmente, otros factores macroeconómicos también pueden contribuir a moldear tal escenario. Entre estos factores se encuentran las tasas a corto plazo, que están influenciadas por la Reserva Federal, mientras que las tasas a largo plazo, que se ven impactadas por la dinámica del mercado.

 

Un aumento en las tasas a corto plazo eleva el costo de endeudamiento para los consumidores, lo que lleva a mayores gastos de endeudamiento. Además, los bancos suelen aumentar sus tasas de referencia para los diferentes tipos de préstamos, tanto al consumidor, como empresariales, incluidas las tarjetas de crédito y los préstamos para las pequeñas empresas. Adicionalmente, el impacto se extiende a las tasas hipotecarias, que también experimentan un repunte.

 Implicaciones de la Curva de rendimiento plano

Una curva de rendimiento sirve como una herramienta valiosa para mejorar la comprensión de los mercados de bonos, la dinámica de las tasas de interés y el panorama económico más amplio de un país. A través de una curva de rendimiento, es posible evaluar de manera eficiente y comparar visualmente los rendimientos que ofrecen los bonos a corto y largo plazo, centrándose principalmente en los bonos del Tesoro de EE.UU. los cuales son el punto de referencia para la economía en general. Cuando los inversionistas adquieren valores, efectivamente otorgan préstamos al gobierno. A cambio, la Tesorería garantiza que los inversores recuperarán su inversión principal al vencimiento, además de una tasa de interés predeterminada (denominada cupón) sobre el préstamo.

Indicador de una posible desaceleración económica

Una curva de rendimiento plana surge cuando los rendimientos de los vencimientos a corto y largo plazo se visualizan casi iguales.

Dentro de las curvas de rendimiento planas, a menudo aparece un segmento elevado distinto donde los vencimientos a mediano plazo exhiben rendimientos más altos en comparación con los vencimientos a corto y largo plazo.

Esta configuración da como resultado una curva de rendimiento que muestra una joroba notable, comúnmente denominada "curva de rendimiento jorobada".

Cuando una curva de rendimiento se aplana, significa que la perspectiva optimista para el futuro de la economía se está deteriorando. Una curva de rendimiento plana o jorobada podría indicar que eventualmente la curva podría convertirse en invertida. No obstante, vale la pena señalar que las curvas de rendimiento invertidas, que generalmente sugieren una recesión o un mercado bajista, no necesariamente se manifiestan cada vez que una curva de rendimiento se aplana.

 

Impacto en las estrategias de inversión y préstamos

Las curvas de rendimiento de los bonos proporcionan visualizaciones fáciles de entender sobre el estado que guardan los mercados de bonos en un momento específico. Estas curvas generalmente ilustran los rendimientos promedio de los bonos con vencimientos cortos, medianos y largos según los datos de un día o una semana en particular.

 

Los inversores pueden emplear una curva de rendimiento para evaluar si el rendimiento de un bono a más largo plazo compensa adecuadamente el mayor riesgo asociado a este en comparación con sus contrapartes a corto plazo. Una brecha en el rendimiento y una curva más pronunciada, generalmente mejoran el apetito de un inversionista a asumir tal riesgo. Por el contrario, a medida que la curva se aplana en relación con los bonos a corto plazo, los inversores se encuentran con rendimientos reducidos y se vuelven menos dispuestos a invertir en bonos a largo plazo.

 

A medida que la curva de rendimiento se aplana, las diferencias de rendimiento entre los bonos a corto y largo plazo se contraen. Este fenómeno de estrechamiento de los diferenciales de rendimiento puede actuar como una señal de advertencia anticipada para posibles inversiones a largo plazo, ya que indica una creciente inestabilidad del mercado.

 

Estrategia de barra para aplastar la curva de rendimiento. Esta estrategia puede beneficiar a los inversionistas en un entorno de curva de rendimiento de aplanamiento o si la Reserva Federal está buscando elevar la tasa de fondos federales. Sin embargo, la estrategia de barra puede tener un rendimiento inferior cuando la curva de rendimiento se agudiza. La estrategia de barra de pesas es una estrategia de inversión que podría usarse en la inversión y el trading de renta fija. En una estrategia de barra, la mitad de una cartera se compone de bonos a largo plazo, mientras que el resto se compone de bonos a corto plazo.

Por ejemplo, suponga que el margen de rendimiento es del 8% y un inversor cree que la curva de rendimiento se aplanará.

El inversionista podría asignar la mitad de la cartera de renta fija a bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años y la otra mitad a pagarés a dos años del Tesoro de los Estados Unidos.

Por lo tanto, el inversionista tiene flexibilidad y podría reaccionar a los cambios en los mercados de bonos. Sin embargo, la cartera puede experimentar una caída significativa si hay un aumento meteórico en las tasas a largo plazo, que se debe a la duración de los bonos a largo plazo.

 

Relación con otros indicadores económicos

La curva de rendimiento plana está estrechamente interconectada con varios indicadores económicos y puede proporcionar información sobre el panorama económico general. Aquí hay algunas relaciones entre la curva de rendimiento plana y otros indicadores económicos:

1. Indicadores de recesión: una curva de rendimiento plana a menudo se considera un precursor potencial de una desaceleración económica o recesión. Cuando los rendimientos a corto y largo plazo convergen, puede reflejar preocupaciones sobre el crecimiento económico futuro.

2. Expectativas de inflación: la forma de la curva de rendimiento puede ofrecer información sobre las expectativas de inflación del mercado. Si la curva de rendimiento se aplana mientras se espera que la inflación disminuya, podría sugerir que los inversores anticipan una actividad económica moderada, lo que podría resultar en una reducción de las presiones inflacionarias.

3. Política monetaria: los bancos centrales, como la Reserva Federal, influyen en las tasas de interés a corto plazo a través de sus decisiones de política monetaria. Una curva de rendimiento plana podría indicar que el banco central está aumentando las tasas a corto plazo para controlar la inflación.

4. Crecimiento económico: si bien una curva de rendimiento plana puede sugerir preocupaciones sobre el crecimiento económico futuro, no es un predictor perfecto. Otros indicadores económicos, como el crecimiento del PIB, los datos de empleo y el gasto de los consumidores, brindan un contexto más amplio para evaluar la salud económica.

5. Factores globales: las condiciones económicas en otros países, la dinámica comercial y las tendencias del mercado global pueden influir en las curvas de rendimiento. Una curva de rendimiento plana puede verse influenciada por factores internacionales que afectan las tasas de interés globales y el comportamiento de los inversores.

En resumen, la curva de rendimiento plana sirve como una señal valiosa dentro del contexto más amplio de los indicadores económicos. Si bien puede insinuar posibles cambios económicos, es importante considerarlo junto con otros indicadores para formar una comprensión integral de la trayectoria de la economía.


 

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
IG

+50 años de experiencia. Ahorra los primeros $150 en comisiones.

Ver más
Tickmill

Bróker multi-regulado y galardonado. Apalancamiento flexible y ejecución ultrarrápida

Ver más
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
El mejor broker para ti

Te ayudamos a encontrar el bróker que mejor se adapta a ti

    Productos disponibles
    Frecuencia
Acepto que mis datos sean tratados por Rankia S.L. con el objeto de informarme de productos y servicios relacionados con brokers.