En empieza el próximo webinar Operativa en vivo en Forex intradía.

Trading y Análisis Técnico: Básicos (III), Otros Precios Fundamentales y Gráficas OHLC.

Advertencia: el siguiente artículo tiene como propósito exclusivo que el lector comprenda la dinámica y los principios esenciales relacionados con el trading. En este sentido, el compendio de conceptos que siguen no representa una asesoría formal en materia en inversiones, ni parcial ni total, debido a que esto engloba tanto conocimiento como arte. Por tanto, cualquier interesado debe consultar la opinión de los profesionales.
 
El precio del activo financiero permanecerá como la base para el desarrollo del presente material, como en ocasiones previas. Hasta ahora, la atención se ha enfocado exclusivamente en el precio de cierre del activo, que es el último precio promedio al concluir la jornada. Con ello, este precio se expresa gráficamente como una línea en el plano bidimensional, donde los diferentes precios del activo se ubican en el eje vertical, mientras que el eje horizontal representa el tiempo y ambos, en conjunto, simbolizan la evolución de los precios en el tiempo. Además de esto, el análisis técnico contempla otros precios que son fundamentales para extraer conclusiones útiles sobre el estado actual del mercado, inferir la psicología predominante y tomar decisiones óptimas en materia de compra/venta de activos. Así pues, existen otras gráficas a disposición de los especialistas que incorporan estos precios diversos dentro del mismo gráfico, por lo que es necesario agregarlas al acervo de herramientas disponibles para efectuar los estudios pertinentes.
 
En general, son cuatro precios diferentes que se ocupan en el análisis técnico. En primera instancia, el precio de cierre, que ha sido abordado con mayor detalle en el primer material de esta serie. En segundo término, el precio de apertura, que representa el precio del activo financiero al comenzar las operaciones bursátiles, o inicio de la sesión. En este sentido, cabe señalar que el precio de cierre no equivale necesariamente al precio de apertura del día siguiente, ya que las condiciones de la oferta y la demanda, que contribuyen en la determinación del precio[1], sufren modificaciones fuera de las horas de la jornada bursátil, también conocido como After-Hours Trading (ATH). En este sentido, ¿Por qué los diversos informes y noticias tanto económicas como financieras son liberadas dentro del horario bursátil? Esta labor se realiza con la finalidad de que los participantes de los mercados los consideren dentro del proceso de formación de los precios diarios de negociación. En otras palabras, analizar cómo esta información afecta en las curvas de oferta y demanda[2] de activos disponibles en el mercado. En condiciones habituales, cualquier eventualidad no prevista, ajena al mundo económico y financiero, así como noticias sobre otros mercados financieros en distintos husos horarios suelen ser los motores de los ATHs. Teniendo todo esto en mente, se requiere de un “barómetro” para verificar cómo se encuentran las fuerzas de oferta y demanda, que forman el precio, en el horario de apertura. Las subastas representan el punto de inflexión para establecer el precio de apertura: ingresan ordenes de compraventa muy específicas y se selecciona el precio adecuado[3]; sí, empero, no se presenta así, entonces se establece el precio de cierre de la jornada anterior. En cualquier caso, existe un límite entre la variación que debe presentarse entre el precio de cierre de la jornada anterior y el de apertura, establecidos por los mercados.
 
Ahora, se hará referencia sobre los precios restantes. El tercer precio, el precio máximo, que es el precio más alto registrado durante la jornada bursátil. Mientras el cuarto, el precio mínimo, que es el precio más bajo dentro del horario de operaciones. La medición y seguimiento de ambos dan una idea del nivel de amplitud de los precios negociados durante la jornada. En este tenor, la volatilidad se encuentra detrás de estos pequeños/grandes vaivenes. Es oportuno preguntarse, ¿Qué es la volatilidad? Es el margen de variación en los precios en un periodo dado. Y, ¿Qué detona la volatilidad? Una volatilidad alta se atribuye a escenarios adversos en materia macroeconómica, del gobierno, de la industria o de la unidad económica (cualquiera de estos elementos) con la que se relacione directamente el activo financiero. Con ello, una volatilidad elevada es un signo de atención para los inversionistas y especialistas: Una rentabilidad creciente a costa de un riesgo creciente en la inversión. Gráficamente, una distancia mayor entre mínimo y máximo representa una volatilidad elevada en el precio del activo, y una distancia menor es indicio de una baja volatilidad. En el análisis técnico, una baja volatilidad en forma continua lleva al precio del activo hacia una tendencia lateral, mientras que una alta volatilidad persistente posiblemente indica un cambio de tendencia, donde se presenta la fase de participación pública, incluso fases de euforia y pánico, conforme a Dow/Wickoff, mencionados en la segunda entrega. Para entender la historia completa sobre la volatilidad, se requiere incluir el análisis fundamental, que están fuera del alcance de estos artículos. 
 
Estos precios, per se, mostrados en una hoja de cálculo no cuentan la historia completa de lo que está ocurriendo tras “bambalinas” en un activo financiero ni, menos, formular estrategias de inversión: se requiere trasladarlos a una dimensión gráfica. Al igual que en la gráfica de linea, se ocupará un plano bidimensional con otro tipo de esbozos para introducir una primera gráfica que los incluye a todos, denominada OHLC. En este caso, OHLC es la abreviación de Open, High, Low, Close, que son los nombres en inglés de los diversos precios que se han tocado en el presente escrito. Gráficamente, se traza una linea vertical y dos líneas horizontales que la conectan: la linea vertical se dibuja uniendo la distancia entre el precio máximo y mínimo registrado en la sesión, la linea horizontal izquierda es el precio de apertura y la linea horizontal derecha es el precio de cierre. Entonces, la linea vertical se coloca en su día correspondiente, y las líneas horizontales son esbozos discretos posicionados de acuerdo con el nivel de precios que le pertenezca (Gráfica 1). En el caso del tiempo, las plataformas especializadas manejan 1 mes, 6 meses, 1 año o 5 años, regularmente: los primeros tres elementos para un análisis en el corto plazo, mientras el cuarto para uno con largo plazo.

Gráfica 1. Obtenida de TradeLeader
Gráfica 1. Obtenida de TradeLeader


En el OHLC se toman dos distancias como referencia: aquella entre el precio máximo y mínimo, y aquella entre el precio de apertura y el precio de cierre. En el caso de la primera, la altura de la linea vertical muestra la volatilidad del activo en un día: a mayor altura, se registra una volatilidad alta, y lo contrario para una altura baja. Con respecto a la segunda, la distancia y la posición de ambas reflejan la postura del mercado por un cierto activo. Además, estos dibujos poseen un color especifico, a consecuencia del lugar que ocupan tanto la linea izquierda (precio de apertura) como la linea derecha (precio de cierre). Si el precio de apertura es menor que aquel de cierre, entonces el color será verde o negra; en cambio, si se presenta un nivel superior del precio de apertura versus aquel de cierre, la barra será roja. ¿Qué se infiere de las gráficas OHLC? 1) una alza en la volatilidad con una linea vertical más alargada, 2) una estabilidad en el precio del activo cuando la linea vertical es corta, 3) un precio de cierre muy por encima del precio de apertura es signo de una actitud bullish, o mayor inclinación por comprar el activo (Gráfica 2), 4) un precio de apertura muy por encima del precio de cierre es síntoma de una actitud bearish, o atractivo para vender el activo (Gráfica 2), 5) una serie de barras verdes conllevan a una tendencia alcista (Gráfica 3), 6) un conjunto de barras rojas simbolizan una tendencia bajista (Gráfica 3).

Gráfica 2. Obtenida de Dataviz.
Gráfica 2. Obtenida de Dataviz.


Gráfica 3. Obtenida de Dataviz.
Gráfica 3. Obtenida de Dataviz.
 
Después, ¿Cuáles son algunos patrones por identificarse en las gráficas OHLC? Uno, las tendencias, ya sea alcista o bajista[4]. Para la tendencia alcista, los precios máximos y mínimos ascienden a lo largo de los días, y para la tendencia bajista acontece lo opuesto (Set 1, A). Dos, los cambios en la tendencia, cuando los precios mínimos y máximos cambian de dirección (Set 1, B). Tres, la expansión en los rangos en tendencia alcista simboliza un elevado entusiasmo/compromiso de los especialistas por comprar el activo, y la expansión en tendencia bajista es un aumento en el entusiasmo/compromiso para vender el activo (Set 1, C). Cuatro, el outside day, o que el rango de precios mínimos y máximos sean mayores versus el día previo, y el inside day, o que ambos rangos sean menores al día previos, en su conjunto, son señales de indecisión para gestionar las posiciones (Set 1, D). Cinco, los precios de cierre y apertura cerca de los precios máximos y mínimos ofrecen dos opciones: si el precio de cierre está arriba del precio de apertura, es posible que haya más compradores que vendedores y el precio de equilibrio se ajuste al alza; en cambio, si el precio de cierre se encuentra por debajo de aquel de apertura, se presenta un escenario de más vendedores que compradores, y el precio se reduce. Seis, el contexto en donde los precios de apertura y cierre son semejantes en una jornada, después de un día con mayor distancia entre ambos, indica una perdida en el poder, ya sea de compradores o vendedores, en la determinación del precio: si el precio de cierre baja hasta el punto donde se iguala con el precio de apertura, se dice que el vendedor perdió la capacidad de influir en el precio[5] (Set 1, E); en contraparte, si el precio de cierre sube hasta el punto donde se iguala con el precio de apertura , el comprador no influye en el precio[6] (Set 1, F). 

Set 1. Obtenido de: IncredibleCharts
Set 1. Obtenido de: IncredibleCharts
 
Otro elemento por considerar en las gráficas OHLC son las brechas o gaps¸ que son los espacios observados entre el precio máximo del día previo y el precio mínimo en el día siguiente. En primera instancia, hay brechas comunes, en donde los espacios no siguen una tendencia especifica: se detectan cuando en días subsecuentes las líneas del OHLC está en el mismo rango que el gap. Generalmente, estos espacios no tienen relevancia en el análisis y son ocasionados por el pago de dividendos, término de contratos, ajustes en los contratos futuros, emisión o retiro del activo del mercado, entre otros (Set 2, A). Segundo, la brecha de ruptura, en donde se registran nuevos máximos o mínimos y no se ocupa este espacio en días posteriores: los gaps actúan como soporte y resistencia. Ante este escenario, si se observan estos gaps con precios máximos y son acompañados de un aumento en el volumen, los especialistas compran los activos, dada una tendencia alcista; en caso contrario, si existe un gap con precios mínimos y alto volumen, estos individuos venden los activos, por una tendencia bajista (Set 2, B). Tercero, la brecha de continuación, que consiste en un espacio a después de varias sesiones consecutivas con nuevos máximos o mínimos: este comportamiento indica que la tendencia continuará en días sucedáneos. En este punto, las señales se fortalecen y se consideran como los momentos más probables en donde los especialistas compran con una tendencia alcista, o vendan con una tendencia bajista (Set 2, C). Finalmente, la brecha de agotamiento, que aluden a un espacio que se generan cuando la tendencia se revierte: aquí, la racha de nuevos máximos o mínimos se corta y, en días siguiente, se presenta un cambio sostenido en su comportamiento. Este gap muestra las primeras señales de venta cuando la tendencia alcista se revierte, y viceversa (Set 2, D).

Set 2. Obtenido de: IncredibleCharts.
Set 2. Obtenido de: IncredibleCharts.
 
En resumen, este articulo abordó los aspectos importantes sobre otros precios empleados para el análisis técnico, los principios esenciales de las gráficas OHLC, así como las bases en materia de su interpretación. En su conjunto, estos elementos amplían el entendimiento sobre la dinámica de los mercados, el comportamiento de los precios de los activos, y las estrategias para gestionar las posiciones con “conocimiento de causa”. En el siguiente material, se ahondará en la comprensión de un gráfico ampliamente utilizado por los especialistas, denominado gráfica de velas japonesas.

Notas a pie de página:

[1] Técnicamente, el precio de equilibrio, donde los excesos de oferta o demanda inducen a sus curvas correspondientes a moverse al punto donde se equilibren ambas. Existen algunas críticas con relación a este concepto, específicamente por el supuesto de la competencia perfecta en el mercado en donde interactúan.
[2] Hay que recordar que estas curvas se forman con las combinaciones de precios y cantidades. La curva de oferta es creciente, es decir, a mayor cantidad el precio aumenta, y la curva de demanda es decreciente, y ocurre lo contrario. Para más detalle, consultar ley de oferta y demanda.
[3] Precio atractivo para oferentes y demandantes, que garanticen una negociación y acuerdo entre ambas partes.
[4] Para mayor detalle con respecto a tendencias, revisar la publicación anterior.
[5] También conocidas como Gravestone.
[6] También conocidas como Dragonfly.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!