Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Banco de México y la CBDC: Estudios preliminares.

Una noticia causó revuelo tanto en los medios de comunicación como en los diversos círculos académicos y privados a finales de 2021: específicamente, un mensaje publicado por el Gobierno de México anunciando la emisión de una CBDC por parte del Banco de México (BANXICO), con el fin de integrar las nuevas tecnologías de pagos y progresar en la inclusión financiera. Y más allá de ello, uno de los subgobernadores del BANXICO, Jonathan Heath, aseguró que se está trabajando en un proyecto con miras en operar su CBDC hacia 2024: asimismo, señaló que el dinero físico seguirá siendo el dinero “dominante”, empero, habría que incluir los nuevos avances tecnológicos (reflejados en un dinero digital)[1]. Con estas afirmaciones, el BANXICO posiblemente ya estaría trabajando en la fase uno antes de emitir una CBDCs, que es la investigación de las tecnologías disponibles, análisis económico y recursos requeridos para la construcción de esta moneda, conforme a la experiencia, aunque no lo haya comunicado oficialmente.
 
En este sentido, existen dudas específicas con respecto a esta nueva moneda digital que pretende emitir no sólo el Banco Central (BC) en México, sino también diversos BCs en otras latitudes. La más recurrente alude a esta pregunta, ¿será similar a un bitcoin u otra criptomoneda? La única similitud es que se localizan en el mundo virtual; sin embargo, las CBDCs y las criptomonedas siguen caminos paralelos y, por tanto, jamás se cruzarán o serán tangentes. Palabras más o menos, las CBDCs son activos, para los poseedores, que contienen todas las características del dinero, y que cuentan con el respaldo (confianza) del BC para responder por su valor. Por otra parte, las criptomonedas son activos bifacéticos, con papel de inversión y de compraventa, que no poseen todas las cualidades del dinero y cuya confianza se basa en la red privada. Para mayor detalle de las diferencias entre ambas “monedas”, se presenta un cuadro resumen al final de este artículo. Por consiguiente, como en la experiencia con otros BCs, BANXICO trabajaría en el diseño y emisión de su moneda sin ser propiamente la adopción de las criptomonedas.
 
Las respuestas a otras interrogantes, presentadas en los siguientes párrafos, se encuentran, de forma parcial, en un documento de BANXICO publicado en diciembre de 2021, con el nombre de “Estrategia de Pagos del Banco de México”. Esta publicación tiene como principal objetivo definir un conjunto de estrategias y lineamientos hacia el desarrollo de una infraestructura y un sistema de pagos más inclusivo, seguro, y que cuente con pagos inmediatos y disponibles en cualquier momento. Específicamente, se proponen cuatro campos de acción, o apartados: 1) Pagos, en SPEI 2.0, 2) Información asociada a identificación, en SAVI, 3) Infraestructura para la iniciación de transferencias, en APIs Pagos, y 4) inclusión financiera, en CBDCs. En este artículo, los primeros tres puntos no se abordarán de forma completa, y solamente se tomarán en cuenta algunas precisiones conectadas con la parte de CBDCs. En el último apartado, BANXICO expone ideas generales, o esbozos, acerca de cómo sería la CDBC mexicana, y su posible operación en nuestro país.
 
Luego, ¿Qué es una CBDC desde la perspectiva de BANXICO? Es un registro contable, que es un pasivo para el BC y activo para el usuario final, y que cumple con las tres cualidades del dinero físico: 1) es posible utilizarlo como medio de intercambio, 2) es reconocido por la ley para efectuar transacciones, Y 3) es un registro que conserva su valor al estar respaldado como pasivo del BC. Adicional a esto, BANXICO hace tres precisiones sobre la visión de su CBDC. En primera instancia, su valor, como el dinero físico, se basará en la confianza de la comunidad de que el BC responderá por su valor, a diferencia de las criptomonedas cuyo valor se respalda en la confianza de los usuarios en la red global. En segundo término, su CBDC funcionará dentro del sistema financiero, como parte de los depósitos existentes en el sistema bancario y Su valor no estará respaldado por un activo subyacente: estos patrones son distintos en las stablecoins, en donde no es necesario operarlas dentro de los canales bancarios, y su valor depende del valor de otros activos, como el USD. Finalmente, la tecnología no será un DLT, que es una base de datos descentralizada en donde los registros se acceden con una llave, y podría ser una centralizada que cumpla con los principios de eficiencia y seguridad. 
 
Posteriormente, ¿Cuáles serían los elementos tecnológicos a desarrollarse para operar su CBDC? El documento menciona tres fases necesarias, o “etapas de implementación”, que son 1) Pago Cel, 2) Orden de pago tokenizada y 3) CBDC. En la primera fase, se pretende que exista una base de datos centralizada donde se encuentren los números de cuenta conectadas con los números celulares de los usuarios. En la segunda fase, se pretende que los pagos se ejecuten mediante tokens: este procedimiento consiste en 1) solicitar a la institución bancaria los recursos monetarios mediante una validación de la identidad del usuario, 2) al recibir una respuesta favorable, esta institución genera un código encriptado con los datos del usuario y el monto a pagar, 3) el individuo o entidad que cobra recibe los tokens y los almacena, sin capacidad de éste de ver los datos del usuario que paga[2]. Este procedimiento correría con intermediación de la plataforma de SPEI 2.0, que sería una plataforma escalable, que se adapte a la actualización de otras infraestructuras y al volumen de las transacciones en las economías de red. Además, la validación de identidad correría con el sistema SAVI, que consiste en conciliar los procesos de validación de cada entidad financiera, en un sistema de identidad que otorgue altos estándares de seguridad, que mejore la calidad de información de identidad, entre otros. En la tercera fase, los usuarios registrados en la base de datos centralizada podrán recibir y pagar con las CBDCs, mientras que aquellas que no registren, recibirán un SMS que los hace acreedores de esos recursos. Asimismo, los usuarios con CODI y bancarizados podrán solicitar el depósito de CBDCs en sus cuentas, así como la conversión del dinero de sus cuentas a registros de CBDCs por medio de la app de BANXICO.
 
Por otra parte, ¿Cómo se llevaría, propiamente, la operación de su CBDC? Existen tres funcionalidades: 1) El público podrían adquirir CBDCs y depositarlos en su cuenta, por medio de una transferencia SPEI, 2) los usuarios podrían transferir CBDCs de una cuenta a otra, en donde BANXICO ejecuta el cargo y abono en las cuentas, y 3) el público podría cambiar sus CBDCs por recursos físicos, por medio de una transferencia SPEI. A estos procesos se les conoce como adquisición, transferencia y redención, respectivamente. Retomando las “etapas de implementación”, cada una de ellas cumple con un propósito dentro de la operación de las CBDCs. Para la etapa 1, el fin es promover la inclusión financiera, otorgando la posibilidad de uso de las CBDCs a usuarios bancarizados y no bancarizados: estos usuarios podrán hacer transferencias a otros con un solo dato, posiblemente el número celular, y los acreedores podrán recibir estos recursos en su cuenta o SMS en donde pueden redimirlos. Para la etapa 2, el fin es fomentar los pagos rápidos, seguros, eficientes e interoperables[3]: en este caso, el diseño y funcionamiento de una arquitectura que permita transmitir los CBDCs y “llevar a buen puerto” las órdenes de pago tokenizadas, previamente descritas. Para la etapa 3, el fin es contar con un activo versátil que tenga diversas funcionalidades, como las descritas al principio de este párrafo y más, como parte de su innovación: los usuarios contarán con registros a su nombre, en cualquier momento, y las CBDCs podrán utilizarse cómo lo desee el usuario en un ambiente informático estructurado. En palabras rimbombantes de BANXICO, esto último es que:

 Una CDBC se ubicará como denominación de moneda de curso legal con la capacidad de explotar funcionalidades tecnológicas de frontera, como son aquellas que permitan la automatización de procesos o relaciones contractuales para el uso del dinero a partir del uso de programas informáticos.
 
En conclusión, BANXICO ha iniciado su proceso rumbo al desarrollo y emisión de su propia CBDC, y actualmente se encuentra en la etapa de investigación y exploración de los recursos disponibles y necesarios para crearla, como se presenta en su publicación dedicada a la estrategia de pagos. Sin embargo, cabe señalar que aún no presenta un documento que contenga los resultados de sus investigaciones o hallazgos ni notifique de manera formal la selección de alguna alternativa, con la que realizaría las pruebas. En realidad, BANXICO presenta algunas ideas que, en su conjunto, esbozan cómo sería la CBDC como tal, así como el camino hacia su desarrollo y, eventualmente, su forma de operar dentro de la economía mexicana. Aún quedan otros aspectos a examinarse: por mencionar dos casos ya abordados por otros BCs, 1) los pagos transfronterizos, y 2) el impacto en su política monetaria.
 
                              CBDC
                   Criptomonedas
 
Emitidas exclusivamente por el Banco Central. Se controla la cantidad emitida.
 
No interviene el Banco Central en su emisión. Existe/no existe un tope en la cantidad máxima emitida.
 
Respaldadas por el Banco Central. Confianza por responder por su valor. 
 
 
Respaldadas por la red de usuarios. Consenso de los usuarios por utilizarlos. Reserva de activos, como Diem.
 
 
Diseñadas exclusivamente para transacciones en plataformas 
digitales, y sin valor de inversión.
 
Generadas por medio de mining/staking. Activos con valor de inversión. 
 
Comenzando con propósito general, o aceptadas como forma de pago por todos los individuos y entidades económicas. 
 
 
No comienza con propósito general, cada vez más individuos y entidades económicas lo acepta como forma de pago.
 
 
No anonimato. Vinculado a una cuenta bancaria, donde se recuperan datos personales.
 
Anonimato. No se recuperan datos personales.
Referencias:
 
https://www.banxico.org.mx/sistemas-de-pago/d/%7BA9287AEE-664E-324B-9599-4FF89B6D7791%7D.pdf
https://www.elfinanciero.com.mx/economia/2021/12/30/a-un-lado-bitcoin-banco-de-mexico-tendra-moneda-digital/
https://www.forbes.com.mx/economia-esto-explica-banxico-sobre-su-moneda-digital-no-sera-como-el-bitcoin/
https://elceo.com/economia/banxico-cbdc-moneda-digital/
 
Notas a pie de página: 

[1] Declaraciones del Gobierno de México y del Subgobernador del BANXICO tomadas de nota del periódico el financiero con título “A un lado, Bitcoin, Banco de México tendrá moneda digital” (30 de diciembre de 2021).
[2] Para mayor detalle, consultar el siguiente enlace: https://www.bbva.com/es/que-es-la-tokenizacion-de-los-pagos/ 
[3] Intercambio de información y uso de esta información de manera uniforme y eficiente.
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!