Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Mucho trading, muchas graficas... ¿Y tu gestión de riesgo?

"Este post es una guía básica de gestión de riesgo para gente nueva que piensa adentrarse en el mundo del trading, ya sea influenciados por la publicidad masiva o conscientes de lo que planean hacer"

Existen diferentes métodos de invertir en los mercados financieros, inversión a largo plazo, mediante indexación pasiva, gestión activa, trading entre otros. El día de hoy hablaremos sobre la gestión de riesgo cuando hacemos trading.

El trading no es un juego, debe ser pensado y visto como un negocio y una herramienta de diversificar nuestros ingresos, es por ello que debemos tener una metodología de trabajo antes y a la hora de sentarnos enfrente de la pantalla a ver las gráficas.

No solo se trata de especular si el precio de un activo bajara o subirá, debemos contar con una estrategia probada y testeada al menos con 1 año de datos históricos (el conocido como backtesting), ya sea que operemos con soportes y resistencias, patrones y/o con indicadores, porque si no hacemos esto, no sería muy diferente a irnos a un casino a apostar nuestro capital. 

Una vez que ya tengamos una estrategia clara, con parámetros y reglas de entrada y salida bien definidos, podemos pensar en cual será nuestra gestión de riesgo, es decir cuidar el capital de perdidas que no podamos sobrellevar, de esa manera aumentamos nuestras probabilidades de éxito de salir ganadores en este negocio, a diferencia de las apuestas que se vuelven un resultado al azar

No se trata de abrir una operación super apalanca donde si el precio se va a nuestro favor duplicamos la cuenta en solo unos minutos, porque por el contrario tampoco queremos “quemarla” en poco tiempo.

La gestión de riesgo nos ayuda a mantener limitadas nuestras perdidas, y a que podamos decir: “Abro una operación donde arriesgo el 2% de la cuenta o hago 10, donde arriesgo el 0.2% en cada una”, de esa manera cuidamos el capital y si no tenemos un día ganador, pues no pasa nada, mañana será otro día.

Veamos un ejemplo:

Tenemos una cuenta de $10,000 dólares y hemos decidido arriesgar el 2% de la cuenta en cada operación, eso significa que nos podemos dar el “lujo” de perder $200 por operación (10,000 x 2% = 200)

Ahora, ¿Cómo sabemos cuántas acciones debemos comprar?

Una vez realizado nuestro análisis técnico, nos dimos cuenta que lo ideal seria colocar el stop en el nivel de $50 dólares, si nuestro precio de entrada es de $60, eso nos dejaría una perdida de $10 por acción en caso de que el precio se vaya en nuestra contra.

Hacemos los números: 

200/10 = 20. Dicho eso entendemos que debemos abrir una posición con la compra de 20 acciones de “X” empresa. 

Ahora vemos un detalle importante, cuando dijimos que arriesgaríamos el 2% de la cuenta no significaba que solo compraríamos $200 dólares en acciones, porque al multiplicar el precio de cada acción x el numero de acciones a comprar nos da como resultado $1,200, y sin embargo solo estaríamos arriesgando el 2% que anteriormente definimos.        

Cabe destacar que la recomendación es manejar un riesgo de entre 1%-4% por día, ya sea si se realizan varias operaciones o una sola al día. Una buena estrategia, con buenos parámetros y una gestión de riesgo bien definida nos hará salir victoriosos en el largo plazo
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!