Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

En México existen tres bolsas de valores, MexDer, que es la bolsa de derivados, la bolsa mexicana de valores la BMV y la Bolsa Institucional de Valores BIVA. Estas dos últimas contienen dos  frases que creo firmemente que son los pilares de las empresas que trascienden por varias generaciones. 


¿Qué es y que significa ser una OPI?



El lema de la bolsa mexicana de valores es. “DICTUM MEUM PACTUM”, mi palabra es mi compromiso, la cual busca destacar la necesidad de la integridad y confianza en las operaciones bursátiles y la frase de BIVA es “Accionamos el futuro”. 

Cada día miles de operadores de bolsa en todo el mundo, compran y venden acciones de las empresas más grandes y conocidas de manera global, empresas que en algún momento en el pasado ofrecieron por primera vez una parte de sus acciones de manera pública.

Eso es una OPI, cuando una empresa designa por primera vez sus acciones de manera publica en un mercado de valores, después de ser analizados y aprobados los instrumentos de una empresa se van al mercado primario, en donde la casa de bolsa tiene la oportunidad de comprar sus acciones, para después revenderlas a los inversionistas minoristas como nosotros en el mercado secundario. 

Un hombre y casi siempre un hombre era el que tomaba las decisiones de las grandes corporaciones del siglo XX, la mayoría en esa época tenia un solo accionista como Andrew Carnegie en el acero, Vanderbilt en el ferrocarril, Rockefeller, petróleo, etc.

Tenían un control firme sobre estos negocios, esto con el tiempo empezó a cambiar, empezamos a ver el ascenso de empresas como general motors, general electric etc.
¿Qué fue lo que descubrieron estas empresas?Que si dejas que las personas compren acciones podrás crecer más rápido.

El mercado de capitales es una estrategia de como crecer y rentabilizar aún más el negocio.
La idea de la bolsa es generar cosas buenas, generar productos o servicios innovadores que sean comprados en todo el mundo, la bolsa hace que las empresas tengan más probabilidades de tomar buenas decisiones, para tener más dinero que dar a los accionistas, más dinero para crecer y crear trabajos y eso es bueno para todos. Hoy esas acciones son el centro de las noticias económicas del mundo, seguramente todos los días escuchamos hablar en cualquier noticiero financiero tópicos como: “Si baja el mercado, también la riqueza”, “el barómetro de la prosperidad es el mercado de valores”, dividendos, burbuja, la fiebre de oro, las tasas de intereses, la inflación, el dólar, mercados bajistas, alcistas, recesión. 

Pero ¿por qué es tan importante el mercado de valores para un país? El mercado de valores es fundamental para el desarrollo de un país, para que un país crezca de manera sostenida tiene que haber un sistema financiero sólido. El sistema financiero consta de dos grandes mercados, el mercado de banca comercial y el mercado de valores, que es básicamente la banca de inversión. 

En la banca comercial, el ahorrista pone su dinero en el banco y el banco le paga una tasa de interés por ese ahorro, el banco a su vez coloca ese dinero entre las empresas o personas que necesitan capital. En la banca de inversionistas es algo similar, compran acciones y bonos, que son valores emitidos por empresas, lo que cambia es la relación riesgo rendimiento. Si tenemos mayores inversionistas bursátiles, los costos de capital bajan, por que hay mas competencia, al haber menores costos de capital, las empresas pueden crecer más, tener mejores márgenes, hay mayor demanda y mayor empleo, con esto tenemos mayor reactivación económica. 

Por lo tanto, concluimos que el mercado de valores en el mundo ha mantenido una correlación directa con el desarrollo nacional y el crecimiento económico. Ahora que tenemos claro, lo que significa el mercado de valores para un país, ese mercado es alimentado por el enlistamiento de nuevas empresas públicas. 

Las OPI están rompiendo récord en todo el mundo con una recaudación hasta el 2020 de más de 500 mil millones de dólares. Ni un centavo es dinero que haya generado México. 
La bolsa de valores mexicana agoniza, con un deslizamiento de empresas y poco apetito de inversión, pero ¿cuáles son los factores que están atrofiando el mercado de valores?, primeramente, es un tema de cultura. 

Por un lado, tenemos empresas familiares, que no quieren incorporar un gobierno corporativo, publicar cual es el estado de su riqueza y el temor de entrar en obligaciones regulatorias al ser publicas y revelar su información. 

En un estudio realizado por la Asociación Mexicana de instituciones bursátiles se encontró que el 55% de los empresarios, obtienen financiamiento de recursos propios,  el 24 % con proveedores y solo el 11 % acude a la banca comercial. 

Sólo el 32% reconoce la emisión de deuda en la BMV como viable. Existe una imagen errónea sobre el Mercado de Valores. Sólo un 26% de los empresarios opina que la Bolsa beneficia la imagen de la empresa y otorga oportunidad de crecimiento y un 31% comentó que las empresas pequeñas o medianas no pueden listarse en la Bolsa.

No se conoce cuál es el estado de la bolsa, dentro del sistema financiero mexicano. 
Y por desgracia el inversionista mexicano ve el ahorro bancario como ahorro y la inversión del mercado de valores, como especulación, lo que da una baja rentabilidad. Esto nos da como resultado, un mercado que esta subvaluado de manera dramática, se trata de un problema estructural que genera un circulo vicioso, donde las empresas esperan un mercado de valores mas robusto y condiciones económicas favorables para obtener financiamiento en el mercado público. 

Todo esto se traduce en una falta de capacidad del mercado mexicano para convertirse en un motor de riqueza para las empresas o inversionistas, lo que ha frenado el crecimiento económico. El resultado es otro lastre para un país que ya sufre de la falta de ahorros o inversión. Pero ¿cuáles son los beneficios que esta dejando de ver el empresario para hacer de su empresa, una empresa pública? 

Pues bien, cuando una empresa tiene la necesidad de financiamiento, si es al corto o mediano plazo, accede a líneas de crédito tradicionales, pero cuando es a más largo plazo y necesita recurso para seguir creciendo, es cuando necesita acceso a capital que sea inyectado en la estructura de la empresa, es decir se venden acciones por capital y entonces entran socios dentro de la estructura. 

Entonces, enlistarse en la bolsa de valores es una estrategia de financiamiento para el crecimiento sostenido, con una mirada de largo plazo enfocada en la generación de valor y expansión.

El mercado de capitales es una fuente adicional de financiamiento y sabemos que en toda estrategia de crecimiento, el financiamiento es necesario, ahora,  detrás del mercado de capitales es más fácil encontrar las condiciones financieras que se adecuan al flujo del negocio en comparación con un crédito tradicional, por que el capital adquirido por medio de acciones se alinea al riesgo de la empresa, no hay que servir la deuda como el crédito tradicional lo cual le permite a la empresa mayor crecimiento.

Les exhorto a mirar esta estrategia de manera más seria ya que no solo le permite a la empresa fondearse mejor de manera estructural, si no también va a permitir gobiernos corporativos mucho más eficientes,  que obligaran al fundador o fundadores a repensar, analizar, a subir sus estándares, traspasar fronteras y sentir que efectivamente hay una estrategia externa que en el largo plazo, generan claramente beneficio.
Además de una opción de financiamiento, que una empresa este en el mercado de valores simboliza el punto de madurez en la trayectoria de la empresa, lo cual significa mayor valor y trascendencia.

Estar en bolsa significa diversificar el riesgo, tener a los mejores inversionistas, los más capaces de encontrar oportunidades.Cuando una empresa se vuelve publica de inmediato aumenta su valor, incrementando su prestigio, respeto e imagen corporativa. Hay aumento de liquidez dado el apoyo inmediato en el mercado y acelera el crecimiento de la compañía

El que haya un mercado desarrollado, profundo y que le sirva a todas las empresas y a todos los participantes de la economía, es un tema que mejora la competitividad y mejora la distribución del ingreso y por supuesto mejora las condiciones de financiamiento. Una empresa que planea una OPI, se prepara con muchos meses o años de antelación, esto se debe a que necesitara garantizar que sus cuentas, gestión y procedimientos internos cumplan con las reglas del mercado de valores, debe mostrar un crecimiento anual atractivo en ganancias y una historia de retornos anuales. 

El proceso a Grosso modo es que la empresa debe ponerse en contacto con intermediarios financieros. Los intermediarios financieros analizan el proyecto y el prospecto de colocación es decir deciden si poner a la venta acciones en el mercado será atractivo para los inversionistas. 
Posteriormente el intermediario financiero compra acciones a la empresa y las revende al público. 

Es muy importante impulsar el mercado de valores, de acuerdo con un estudio realizado por la universidad de Stanford mas del 42% de ofertas públicas iniciales, tuvieron capital emprendedor o privado en su estructura. 

En conjunto esas compañías han creado más de 5 trillones de dólares de capitalización de mercado, ese es el impacto que han tenido las OPIS. Esa es la importancia de impulsar nuevas empresas y de inculcar una mirada, de tener una oferta pública inicial.

Si encontramos la forma de incluir mas empresas al mercado, estamos agregando valor a la economía, porque las empresas se vuelven, transparentes, solidas, generadoras de empleo, aumenta la riqueza y entonces nos conviene tener un mercado profundo. Y si no tienes empresa, pues vas a tener la oportunidad de tener mejores opciones de inversión y harás un patrimonio con ellas, eso mejoraría de manera estructural la economía en el país. 


Para terminar,  encaminarse a una OPI y cotizar en bolsa, es terminar con el liderazgo como lo conocemos al día de hoy, mi planteamiento es que el liderazgo que se ha dado en México ya murió, nos está dejando muy rezagados ante el avance del mundo, ese liderazgo casi heroico, donde los lideres y dueños de empresas es un grupo selecto reducido, donde se tiene el dinero, el apellido, la posición , el control, donde por antigüedad familiar se toman las decisiones. 
 Es necesario cambiar ese paradigma y empezar a ver que el liderazgo esta en los que tiene participación de la empresa, empezar a ver a los 10mil, 15 mil participantes de la empresa por medio de acciones.

Los mercados financieros se han convertido en un sistema que avanza a toda velocidad hacia una división entre riqueza y pobreza: los inversionistas en bolsa pagan por nanosegundos, y todos los que están fuera  no tienen ni idea de que un nanosegundo tenga valor alguno; los inversionistas disfrutan de una panorámica perfecta de todo el mercado, mientras que la mayoría de la población no ven el mercado en absoluto. 

"El mejor momento para expandirse es cuando nadie, se anima a tomar riesgos". 

- Andrew Carnegie. 



Larissa Galán.



¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • Bolsa
  • acciones
  • Invertir en Bolsa
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!